Aragón
Suscríbete por 1€

crisis del coronavirus

"Poder despedirse de un familiar en la residencia ayuda a superar el duelo"

El Gobierno de Aragón ha aprobado una orden para el levantamiento gradual de confinamiento en centros de mayores.

Tres usuarios de la residencia Delicias observan el huerto urbano en su primer día al aire libre.
Tres usuarios de la residencia Delicias observan el huerto urbano en su primer día al aire libre.
M. Morago

La orden emitida por el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón permite ya que los familiares puedan despedirse de sus mayores en la residencia, una posibilidad que ha estado restringida durante la pandemia.

Un emotivo momento que vivieron en la residencia Delicias Univérsitas, en Zaragoza, donde una hija pudo pasar al menos media hora con su madre, a la que llevaba sin ver desde el 14 de marzo, cuando se cerraron las puertas del centro por la evolución de la pandemia. Para Minerva Morago, directora de esta residencia de mayores, poder despedirse de sus seres queridos "ayuda a superar el duelo" por la pérdida: "Ha sido muy emotivo para todos". Desde el momento de recibir a los familiares hasta dejarlos a solas en la habitación que ocupa en el centro.

La orden establece que se debe facilitar la entrada para despedirse de los residentes a un solo allegado y por espacio de media hora: "Se pacta con la familia en qué horario va a acudir, se le proporciona el equipo de protección adecuado en la entrada y se le acompaña hasta la habitación por un circuito que evita ascensores y zonas comunes". De hecho, la DGA establece otros criterios para permitir estas despedidas, como que el familiar no presente síntomas compatibles con coronavirus y que firme un documento en el que admite haber sido informado del riesgo de contagio.

Vicente López-Brea, director adjunto de la Fundación Agustina Zaragoza, que tutela la residencia Santa Bárbara, reconoció que la crisis sanitaria ha dejado un "escenario muy complicado": "Los usuarios pasaron de estar en un entorno agradable, con visitas de sus familias y muchísima socialización a estar confinados en sus habitaciones y a hablar prácticamente solo con sus cuidadores". Esta orden, dijo, permite que se vayan levantando las medidas restrictivas y, aunque aún no pueden pisar la calle si se les permite realizar paseos de hasta 60 minutos dentro de las instalaciones y actividades grupales respetando todas las medidas de seguridad vigentes. En este caso, además, se realizan en espacios comunes o áreas abiertas privadas y como máximo en grupos formados por un responsable y hasta tres residentes

La orden incorpora la apertura de los centros residenciales a nuevos ingresos a partir del próximo 11 de mayo. Será, no obstante, con unas condiciones muy estrictas, que pasan por que se trate de centros que posean un 10% de su espacio libre (para prever aislamientos), lleven dos periodos de incubación sin positivos en el centro (28 días) y la persona que entre lo haga con una prueba negativa y esté 14 días de aislamiento antes de incorporarse. Se recoge así también el retorno de los usuarios con derecho a reserva de plaza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión