Despliega el menú
Aragón

TARAZONA Y EL MONCAYO

Vera de Moncayo recupera la tranquilidad tras la expansión del coronavirus en la residencia del pueblo

Desde el municipio se muestran agradecidos por todas las muestras de solidaridad recibidas.

Marta Azagra es la alcaldesa de Vera de Moncayo.
Marta Azagra es la alcaldesa de Vera de Moncayo.
Ayuntamiento de Vera

Parece que la localidad de Vera de Moncayo comienza a superar la situación generada en el municipio, donde hubo un foco de coronavirus en la residencia Sagrado Corazón que provocó el fallecimiento de más de una decena de residentes.

"En el pueblo la situación está tranquila y la residencia está estabilizada", confirma la alcaldesa vereña, Marta Azagra, quien reconoce que "hemos vivido unos momentos duros, y han sido días muy tristes para todos nosotros". La primera edil de la localidad espera que "dentro de poco nos podamos volver a juntar y poder vernos, porque lo más triste que hay es no poderte juntar con la familia y poder darte un abrazo de apoyo en esta situación".

"En el pueblo la situación está tranquila y la residencia está estabilizada"

Pese a las semanas angustiosas vividas, esta crisis propició una oleada de solidaridad hacia Vera. "Tengo que dar las gracias a todas las personas que han ayudado y siguen ayudando en esta situación de todos los lugares, pero sobre todo a los vecinos de Vera, los de la comarca de Tarazona y los de Campo de Borja, por haber brindado su ayuda a este municipio", indica Azagra.

"Hemos hecho más de 300 batas de tela, más de 150 gorros, más de un centenar de pares de patucos, más de 400 mascarillas, más de 2.000 batas hechas con plástico que se han repartido en la residencia del pueblo, también en las de Añón, Hogar Doz y Palmerola en Tarazona, así como al centro de salud de esta ciudad", detalla la primera edil vereña.

En el pueblo se repartieron mascarillas a los vecinos. En primer lugar fueron de tela de algodón gracias al material donado por dos mujeres vereñas y efectuadas por los vecinos. "Se repartieron a través de las tiendas del municipio: cuando la gente iba a comprar, los comerciantes se las entregaban", recuerda Marta Azagra.

Después se repartieron mascarillas quirúrgicas "gracias a la donación de un vecino del pueblo y mascarillas de polipropileno que nos han llegado a través de una asociación gracias a la donación realizada por una vecina de Vera". "Seguimos realizando mascarillas porque se van a seguir necesitando", señala Azagra.

El Ayuntamiento ha reforzado la limpieza y desinfección de las zonas más transitadas por los vecinos. "De forma diaria se lleva a cabo en las tiendas, los contenedores, la zona de la residencia, el cuartel de la Guardia Civil, y el consultorio médico, y de forma general, dos veces por semana los voluntarios y agricultores de Vera fumigan el casco urbano con sus tractores", explica la alcaldesa.

"Pronto estaremos todos juntos y volveremos a ver las calles del pueblo con gente"

Además, los habitantes del pueblo han creado una red de apoyo y ayuda vecinal y tienen a su disposición el teléfono de la alcaldía por si necesitan cualquier cosa. "Todos juntos estamos superando esta situación. Ánimo y fuerza, pronto estaremos todos juntos y volveremos a ver las calles del pueblo con gente", finaliza Marta Azagra.

La actualidad del covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios