Despliega el menú
Aragón

comercio

Dos de cada tres tiendas de Zaragoza tienen menos de 75 metros cuadrados

Uno de los criterios para ir abriendo comercios en la desescalada serán los metros cuadrados de los establecimientos. Mientras se estudia dónde fijar el límite (que podría estar en torno a 400), los minoristas piden ayudas económicas y medidas de protección.

Un local del centro de Zaragoza con un cartel que anuncia que está disponible.
Un local del centro de Zaragoza con un cartel que anuncia que está disponible.
Oliver Duch

Parece claro que lo último que reabrirá serán los grandes centros comerciales. Hasta entonces, el Gobierno está estudiando una recuperación gradual de los comercios no esenciales y uno de los criterios que se aplicarán serán los metros cuadrados de los que disponga el local. En principio, se trabaja con que se puedan reabrir en una primera fase aquellos que tengan una superficie menor de 400 metros cuadrados, que en Zaragoza son la inmensa mayoría. La capital aragonesa tiene una de las mayores densidades comerciales del país (474 metros cuadrados por cada mil habitantes) pero esto se debe a la proliferación de centros comerciales del extrarradio porque, en realidad, las tiendas de los barrios son bastante pequeñas. Según los estudios del plan de equipamientos comerciales, auspiciado por el Ayuntamiento y realizado por la consultora GfK, dos de cada tres establecimientos presentan una superficie de venta igual o inferior a 75 metros cuadrados. La superficie media de las tiendas de Zaragoza, sin contar el almacén, es de 81 metros cuadrados, aunque como en todo hay excepciones: sin ir más lejos, el gran local de Inditex del paseo de las Damas alcanza los 1.200 metros cuadrados.

Por barrios, los locales más grandes se acumulan en el Centro (el mejor ejemplo son los antiguos cines reconvertidos en tiendas de ropa) mientras que los más modestos son los propios de barrios consolidados como Las Delicias, Las Fuentes o el Arrabal. Según el plan de comercio, apenas un 16% de los locales comerciales de Zaragoza superan los 120 metros cuadrados, mientras que un 19% tiene menos de 25. Estos suelen responder a pequeños quioscos de prensa, estancos, colmados de barrio, papelerías o, incluso, farmacias (sin la trastienda), en donde ya se han visto todos estos días filas en la calle, pues se accede de uno en uno y se mantiene el turno y la distancia de seguridad a las puertas del local.

Loading...

En Torrero y la zona de Casablanca es donde más abundan estos minilocales, mientras que en el eje de la avenida de Madrid y también en la de Navarra los espacios comerciales suelen ser más grandes. El hecho de que los de mayor superficie se concentren en el Centro y el Casco se explica también teniendo en cuenta la cantidad de grandes sucursales bancarias existentes, de las que muchas -también es cierto- han cerrado en la última década. El Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial (Imefez) recordó recientemente que estos son los locales más grandes, más caros y a los que más cuesta dar salida. “Es difícil que un pequeño comercio se establezca en un local de 200 metros cuadrados o más, que es la superficie habitual que ocupaban las entidades bancarias o las oficinas de cajas de ahorro”, explican, argumentando el enorme hueco inmobiliario que han dejado.

Hay que tener en cuenta que en torno a 1.600 locales en la capital no ofrecen actividad y ni siquiera tienen colgado el cartel de ‘en venta’ o ‘en alquiler’. La plaga de persianas bajadas se ensaña con calles como Predicadores, Cantín y Gamboa o Sangenis, tal y como se comprueba en el censo de comercios vacíos que publica el Consistorio en la web www.localesvivos.es y que diariamente recibe entre ocho y diez consultas de emprendedores que buscan un lugar donde iniciar su actividad.

A los minoristas, antes que la estadística de más o metros de superficie, les interesa que el Gobierno concrete otro tipo de medidas como si se podrá (o deberá) reabrir con un horario reducido, si los minoristas tendrán a su disposición algún tipo de material de protección o si habrá alguna directriz acerca de cómo mantener el local debidamente higienizado y ventilado.

"Hace falta claridad y una antelación suficiente"

José Antonio Pueyo, presidente de la Federación de Empresarios del Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS), exige “claridad en las normas y antelación suficiente”. “El Gobierno central está siendo técnicamente ineficiente. Tiene que anunciar con anticipación la forma de apertura y decir con claridad qué actividades pueden o no abrirse”. A su juicio, urge la apertura de ferreterías, peluquerías, bazares y otros establecimientos porque “ya hay desabastecimiento manifiesto de ciertos productos tras cuarenta días de encierro”.

Desde ECOS se suman a las reclamaciones de la Confederación Española de Comercio (CEC) que también quiere saber de forma urgente un calendario aproximado de la reapertura escalonada del sector, “con el fin de eliminar incertidumbre y contar con un margen de previsión que garantice su desarrollo con seguridad sanitaria”. En este sentido, Pueyo explica que les preocupa “el suministro de material de protección: mascarillas, guantes, pantallas de metacrilato, señalética de separaciones, letreros...” Los comerciantes hilan aún más fino y piden directrices sobre los procedimientos de venta: si se van a aceptar productos devueltos, si se podrá probar la ropa, si podrán acompañar los menores a sus padres y un largo etcétera.

Hace una semana el servicio de Mercados y Zaragoza Activa repartieron 1.660 mascarillas y 11.800 guantes entre 35 mercados de la ciudad, tanto municipales como privados, y parte de aquel cargamento alcanzó también a más de 60 comercios del barrio del Gancho y la zona de Conde Aranda.

No obstante, habría que hacer mucho más acopio para cubrir todo el comercio de proximidad de la ciudad que “es el que vertebra los barrios y la vida en comunidad”. Recuerdan desde ECOS que "lo que dejas de vender un día no se recupera" y que los ingresos están siendo “cero” a pesar de que siguen corriendo las cuotas de préstamos, los seguros, las facturas…

Comercios textiles cerrados en el centro de Zaragoza.
Comercios textiles cerrados en el centro de Zaragoza.
Oliver Duch

El Ayuntamiento de Zaragoza ha lanzado una iniciativa para reactivar el pequeño comercio a través de una página que lleva por título ‘Volveremos si tú vuelves’. En este foro los clientes pueden descargar bonos y ofertas en comercios de los barrios y zonas de la ciudad para utilizar en el punto de venta una vez finalice el confinamiento. Son más de cien comercios los que ya han sumado a la propuesta con la que "queremos dar visibilidad a tiendas, peluquerías, centros de belleza, librerías… Facilitamos el acceso a bonos y ofertas de todos los establecimientos y marcas que se sumen a la iniciativa", explica la concejala delegada de Comercio del Ayuntamiento de Zaragoza, Carolina Andreu.

Los sectores del hogar, el ocio y el equipamiento personal (belleza, moda y complementos) están siendo los más castigados esta crisis y los que también aguardan con más ahínco la reapertura. Si las grandes productoras del sector textil prevén una caída del 37% de su facturación, este porcentaje puede incluso duplicarse en la pérdida de ventas de una pequeña tienda de moda, que -de momento- tratan de sortear la situación pidieron a los arrendadores el aplazamiento o la suspensión de la renta por alquiler. La única consecuencia mínimamente positiva que ha podido tener la pandemia en el comercio zaragozano es que cada vez más pequeñas empresas están apostando por la digitalización y la venta online. La Cámara de Comercio está ofreciendo estas semanas en su web un curso para que las pequeñas tiendas se familiaricen con los recursos y las herramientas para una transformación digital.

Etiquetas
Comentarios