Despliega el menú
Aragón

empleo en el estado de alarma

Cajeros, gerocultores, teleoperadores, enfermeros, gestores y programadores, los profesionales más demandados en Aragón

Mientras que en el conjunto de España, la oferta de empleos durante el estado de alarma ha caído un 70%, según ha detectado LHH; en Aragón ha decrecido un 31%.

El 51% de los enfermeros asegura no sentirse realizado con su trabajo.
Los enfermeros están siendo una de las profesiones más demandadas.
Pixabay

Además, de las múltiples ofertas que se han ofrecido para encontrar a temporeros para recoger la fruta en la Comunidad aragonesa, los cajeros de supermercado, enfermeros, auxiliares de enfermería, gerocultores, teleoperadores, gestores administrativos y programadores han sido, según ha detallado Belén Ferrer, directora de Operaciones de LHH España, una empresa que se dedica a la recolocación de profesionales, perteneciente al Grupo Adecco, los perfiles más demandados en Aragón en el último mes (se ha analizado el periodo comprendido entre el 9 de marzo y el 5 de abril), un momento en el que tras la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo debido a la crisis sanitaria del coronavirus, se ha impuesto el teletrabajo y otros no han podido continuar con su actividad productiva. “El mercado está cambiando cada semana, ha habido un gran impacto. Eso sí, a día de hoy, está cambiando a mejor, porque está volviendo a arrancar la actividad productiva”.

“Y es que las ofertas han caído estrepitosamente en el conjunto del país”, indica Ferrer. Concretamente, en España se ha identificado una caída de más del 70% de las ofertas en los principales portales de empleo, según constatan desde LHH. “Sin embargo, en la Comunidad aragonesa la oferta nueva solamente ha decrecido un 31%”, asegura la misma. “El día 9 de marzo, identificamos en Aragón un total de 1.915 posiciones nuevas, mientras que el día 5 de abril, último día analizado, había 1.312. Por lo que el impacto es un poco menor”, señala. Eso sí, la oferta sigue concentrándose en Zaragoza, y más de un 70% de las vacantes se encuentran en la capital y los alrededores. “Es lógico, debido al mayor tejido productivo y a la mayor actividad económica”, sentencia.

Durante este periodo, en el que el mercado laboral ha sufrido un revés, ha habido sectores que han necesitado a más profesionales. “En el sector del gran consumo, las posiciones más demandadas son las de cajero y atención al cliente”, especifica la directora de Operaciones de LHH. “Enfermeros y auxiliares de enfermería, en el sector de la salud, también han sido demandados. Al igual que hemos notado algún repunte en el caso de los celadores y del personal de limpieza”, añade. “En el área de servicios, los gerocultores y los auxiliares de apoyo para atender a personas dependientes han copado muchas vacantes. Al igual que dentro de este mismo sector, el de servicios, hemos visto un incremento del número de vacantes de teletrabajo. Concretamente, de teleoperadores, muy orientados a ventas”, anota. “Y, por supuesto, el sector relacionado con la tecnología no ha dejado de demandar, y sobre todo la posición de programador destaca”.

“Sin embargo, en el sector industrial -continúa la misma-, sobre todo en Zaragoza, hemos encontrado diferencias, dependiendo de las medidas adoptadas, para posiciones de operarios, ya que aunque cayó la búsqueda de estos profesionales del 30 de marzo al 9 de abril, cuando entraron en vigor las restricciones de las actividades no esenciales, ahora estamos notando que están volviendo a repuntar”.

Pero si una posición ha destacado ha sido la de gestor administrativo. “De repente, esta posición, que no suele destacar entre las más buscadas, ha empezado a subir debido al incremento de trabajo que están teniendo las asesorías y gestorías, pues ha coincidido en el tiempo el aluvión de expedientes de regulación temporal de empleo con la presentación de impuestos. Llama la atención, de hecho, que no se ha detectado un aumento de la oferta de trabajo de auxiliares, sino de gestores administrativos, una figura que no es especialmente demandada en el mercado”.

“Esto es un antes y un después dentro del mundo del trabajo”

Y a pesar de que muchos profesionales han conseguido recolocarse y otros han tenido la suerte de poder continuar con su actividad mediante la modalidad del teletrabajo, Ferrer asegura que se ha observado una necesidad, especialmente en la PYME, de invertir en la digitalización. “De repente, nos hemos encontrado con que muchos tenemos que teletrabajar desde casa. Y muchas empresas han comprobado que no tienen ordenadores portátiles para sus trabajadores ni teléfonos ni plataformas ni formación. Habíamos dejado en un segundo plano toda la inversión en tecnología y teletrabajo y ahora resulta que pasa a ser un elemento absolutamente primordial”. Y pone el ejemplo de Primark y Zara: “El primero, por estrategia empresarial, no tiene tienda online y se ha quedado con todo el stock parado en las tiendas; mientras que Zara ha podido vender parte de su stock a través de su web”, detalla. “Lo mismo ha ocurrido en el pequeño comercio, los que ya habían apostado por la venta online han podido seguir vendiendo sus productos o repartiendo a domicilio”.

Así que Ferrer está segura de que “esto es un antes y un después, que nos ha hecho cambiar a trabajadores y empresarios y cambiar de mentalidad porque la tecnología nos puede ayudar en el futuro para otras situaciones distintas. Por lo que a futuro todos los trabajos vinculados a programación, ciberseguridad o marketing digital van a ser posiciones que van a ser muy demandadas. Al igual que aquellos perfiles muy vinculados al trabajo con las personas, hacia la parte emocional. Y es que toda situación de crisis supone una amortización y una pérdida de muchas actividades, pero también surgen otras nuevas, que nos permiten vías de salida”. Por ello, recalca la importancia de la reorientación profesional: “Nuevamente nos vamos a tener que reinventar, algo habitual sobre todo en las generaciones más jóvenes”.

Etiquetas
Comentarios