Despliega el menú
Aragón

Transporte aéreo en zaragoza

El aeropuerto retomará el tráfico de carga en mayo tras caer un 60% con el parón de  la pandemia

Ha pasado de 40 a 11 enlaces semanales e iniciará su recuperación con el mercado estadounidense. 

Un Boeing 777 de Qatar Airways, a su llegada este sábado al mediodía al aeropuerto de Zaragoza, procedente de Doha.
Un Boeing 777 de Qatar Airways, a su llegada este sábado al mediodía al aeropuerto de Zaragoza, procedente de Doha.
Guillermo Mestre

El aeropuerto de Zaragoza ha iniciado su particular cuenta atrás para retomar el tráfico de mercancías, que la crisis sanitaria ha devuelto a niveles de hace más de una década como consecuencia del parón que sufre el comercio mundial. La recuperación comenzará con la reapertura de los mercados estadounidense y árabe a mediados de mayo, aunque el flujo de la carga dependerá en todo caso del ritmo con el que más países se sumen y, poco a poco, se vuelva a la normalidad.

Las previsiones oficiales de Aena apuntan a que este mes se cerrará con una caída del volumen de mercancías cercana al 60% respecto al año pasado, dado que en estos momentos solo se mantienen parte de los vuelos con China, Qatar y México. Para hacerse una idea de la situación, el aeropuerto gestionó 166 aviones cargueros en abril del año pasado y este mes se registrarán 44 si no hay más anulaciones. De hecho, la media semanal se ha reducido a una cuarta parte, de 44 a 11 operaciones.

La actividad se ha mantenido gracias a que los aviones procedentes del gigante asiático vienen con material sanitario para las distintas administraciones y algunas empresas y regresan cargados con ropa de Inditex para abastecer a una de las pocas áreas del mundo que ahora tienen sus tiendas abiertas. De hecho, Aena tiene contabilizados 21 aviones que han llegado con material sanitario a Zaragoza.

El hecho de que la multinacional textil centralice en la capital aragonesa su particular puente aéreo con China ha permitido mantener la actividad en el aeropuerto y, sobre todo, garantizar los envíos en un momento en el que la demanda internacional ha multiplicado hasta por diez los precios de los portes aéreos.

La labor de Inditex

El director del aeropuerto, Marcos Díaz, reconoció que la caída es "bastante acusada" en todas las líneas de negocio, aunque subrayó que el gesto de Inditex de poner a disposición del país su red logística, junto a la reducida operativa textil consecuencia del cierre de tiendas en gran parte de sus mercados, ha permitido mantener un nivel de operación "aceptable en las circunstancias actuales": "Nos hemos convertido en un enclave estratégico para la llegada de material sanitario, poniendo de relieve, una vez más, la ya demostrada profesionalidad e implicación de todo su personal en que el flujo del material sea lo más ágil posible".

El retroceso ha sido progresivo y comenzó en febrero, mes en el que se rompió una racha histórica con un descenso del 2,2% como consecuencia de la pandemia en China, que cerró allí la actividad productiva y comercial, y la marcha de Korean Air a Madrid. Para cuando el principal mercado asiático empezaba a reanudar su pulso, se hundió la actividad en el resto del mundo, lo que se tradujo en una bajada de un 40,6% en el tráfico de carga en Zaragoza.

En estos momentos, cinco compañías mantienen el pulso en la capital con rutas regulares, fundamentalmente con Shanghái, Zhengzhou, Doha y México. Las escalas en las conexiones con Asia abren la posibilidad a dejar mercancía en Moscú, Bruselas, Oslo, Malpensa, Basilea, Lieja, Chicago, Houston o Amsterdam.

A la actividad regular de Airbridge, China Cargo, Ethiopian, Atlas Air y Qatar, con múltiples modificaciones, se han sumado sendos chárter de Antonov Airlines y Cargolux para importar material sanitario desde China.

Las frecuencias se han reducido a la mínima expresión, al igual que el número de compañías, dado que operaban el doble por las mismas fechas de 2019. Los próximos mercados que abrirán son el estadounidense y el árabe, lo que permitirá duplicar el número de vuelos semanales a partir de mediados de mayo. Qatar Airlines y Ethiopian lo harán con tres conexiones a Nueva York y Los Ángeles, mientras Qatar hará lo propio con Doha (1) y Beirut (1) y retomarán sus vuelos Saudia y Emirates con sendas conexiones con Riad (2) y Dubái (3).

A estos vuelos se deben sumar otros nueve contratados con Cargolux para importar diverso material sanitario desde China y otros que operará la misma compañía aérea para Inditex. De todos modos, el ritmo se amoldará al que marquen los gobiernos a la hora de retomar la actividad. Lo que es una incógnita es cuándo volverá a operar la compañía decana de Zaragoza, TNT, que suspendió su vuelo diario con Lieja hace más de un mes.

El tráfico de viajeros, sin fecha, no se normalizará hasta el verano

El último avión de pasajeros despegó del aeropuerto de Zaragoza con destino a Londres el pasado 19 de marzo y a estas alturas nadie se aventura a dar una fecha de cuándo se retomará el tráfico comercial. Aena solo señala que la actividad comenzará con las conexiones nacionales y, de forma progresiva, se incorporarán las internacionales, aunque todo dependerá de la evolución de la pandemia y de las decisiones que tome cada país.

El director del aeropuerto, Marcos Díaz, indica que una cosa son los slots –los permisos para volar– que aún mantienen las aerolíneas para el próximo mes y otra muy distinta las que realmente se vayan a operar cuando acabe el periodo de confinamiento el próximo 10 de mayo tras la última prórroga aprobada. Este es el caso de Ryanair, que permite comprar billetes incluso para ese fin de semana, por lo que se da por hecho que habrá nuevas demoras en las operaciones.

Marcos Díaz confía en que se pueda retomar una cierta normalidad en el tráfico comercial a partir de mediados de verano "conforme la situación económica vaya requiriendo vuelos de negocios y se sumen los turísticos".

La pandemia impidió estrenar las comprometidas rutas regulares con Marrakech y Viena de Ryanair, además del refuerzo de la línea con Gran Canaria y la incorporación de la Tenerife, ambas de Binter. También está por ver si finalmente Air Nostrum recupera el vuelo estival de Ibiza, que dependerá como el resto de enlaces de la "evolución de la pandemia para recuperar gradualmente los niveles de operación anteriores".

Etiquetas
Comentarios