Despliega el menú
Aragón

"Nuestra primera preocupación fue cómo garantizar el suministro y la salud de los trabajadores"

Las compañías Endesa, Grupo Zoilo Ríos y Nafte han trabajado desde el primer momento de decretarse el estado de alarma para garantizar el suministro y preservar la seguridad sanitaria de sus empleados y clientes. Cualquier variación de actividad económica se refleja en la energía y la movilidad, como señala el directivo Zoilo Ríos Torre, quien sostiene que seguirán siendo "esenciales".

Ignacio Montaner, director general de Endesa en Aragón
Ignacio Montaner, director general de Endesa en Aragón
Guillermo Mestre

El director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, subraya que lo más importante para la compañía es el compromiso de garantizar el suministro eléctrico. "En estas circunstancias, nuestra primera preocupación fue cómo garantizar ese suministro, sobre todo garantizando también la salud de nuestros trabajadores y de las empresas que colaboran con nosotros", afirma.

Para ello, Endesa ha ido tomando múltiples medidas desde que se decretó el estado de alarma, entre ellas diseñar un Plan de Responsabilidad Pública –dotado con 25 millones– para ayudas directas a la compra de material, condiciones especiales de suministro y donaciones para paliar las principales necesidades sanitarias y sociales provocadas por la pandemia. "Lo que pretende es acompañar a la sociedad y a las administraciones en todo aquello que nosotros podamos ayudar. Asimismo, actualizamos un plan para garantizar el suministro a todos los hospitales y centros de salud y analizamos todas aquellas fluctuaciones que teníamos que hacer en nuestra red de distribución para minimizar lo que eran las afecciones a los hogares de todos los clientes (casi 950.000 en la Comunidad) viendo que teníamos que estar recluidos y, en muchos casos, haciendo teletrabajo", indica Montaner, que recuerda que una semana antes de decretarse el confinamiento una parte "importante" de la plantilla (unos 6.500 trabajadores de los 9.000 con los que cuenta en España) empezó a trabajar desde casa. "Endesa hacía tiempo que había iniciado un proceso de digitalización muy potente", añade.

En estos momentos, la empresa está diseñado un ‘plan post-Covid’ para acelerar con diferentes medidas la salida de esta crisis. "El sector electricidad, igual que todos los sectores, está notando una caída tremenda del consumo. Veremos a ver cómo responde la demanda y cómo activamos todos los planes de inversiones. Lo más importante va a ser agilizar las inversiones que teníamos en nuestro plan estratégico para, en la medida de lo posible, aumentar el empleo".

Zoilo Ríos Torre
Zoilo Ríos Torre
Laura Uranga

Zoilo Ríos Torre, director general del Grupo Zoilo Ríos

"Describir nuestra actividad como 'estación de servicio' adquiere ahora mayor sentido'

Con "responsabilidad y entereza". Así está afrontando la crisis sanitaria el director general del Grupo Zoilo Ríos, cuya prioridad ha sido mantener el servicio necesario preservando la seguridad sanitaria de todos los trabajadores (160) y clientes. "La descripción de nuestra actividad como ‘estación de servicio’ en vez de ‘gasolinera’ adquiere en estos momentos un mayor sentido y comprensión por parte de todos, por ser considerados un servicio esencial. Un servicio no solo para el suministro a vehículos de gasolina, gasóleo u otras energías como GLP y recarga eléctrica, sino también para el descanso y aprovisionamiento de los transportistas y resto de servicios esenciales: la seguridad del Estado, ambulancias, sanitarios, trabajadores y empresas que han mantenido su actividad", afirma Zoilo Ríos Torres, quien resalta "la respuesta excepcional" de su personal.

El también asesor de presidencia de Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio critica que a las estaciones con personal (como las 18 de Zoilo Ríos) se les ha penalizado doblemente. "Teniéndolas abiertas más allá de lo necesario, aunque sea a pérdidas, y teniendo que tener los aseos abiertos y desinfectados, cosa a la que no están obligadas las gasolineras sin personal. Me parece muy injusto; flaco favor están haciendo a los que queremos crear y mantener puestos de trabajo", sostiene. En su grupo tienen "la suerte" de tener estaciones de diversa tipología. "Aunque hay estaciones con muy poca venta, como son las urbanas cuyo cliente principal es el turismo, se compensan con aquellas que mantienen más actividad por ser de camión y mantenerse en la red de servicios mínimos", añade. Y espera que esta crisis sea un "revulsivo" para hacer las cosas mejor: "una economía más sostenible, integradora, autosuficiente, más local y justa".

Iván Ferrándiz, director general de Nafte
Iván Ferrándiz, director general de Nafte
Guillermo Mestre

Iván Ferrándiz, director general de Nafte

"Nuestro modelo de negocio se verá fortalecido una vez que recuperemos las ventas"

El director general de la compañía Nafte, Iván Ferrándiz, destaca que las cuatro estaciones de servicio con las que cuentan en Zaragoza están abiertas las 24 horas del día durante el estado de alarma con la finalidad de ofrecer la misma calidad de combustible y atención a sus clientes. "Tenemos la vocación de seguir aquí al pie del cañón para echar una mano en estos momentos y poder dar servicio a la poca gente que coge el coche", afirma. En estas semanas que llevamos de confinamiento, la firma aragonesa –con una plantilla de 14 trabajadores– ha visto cómo sus ventas han caído hasta un 90%; lo que les ha llevado a presentar un Erte por pérdidas de producción. "Es una situación en la que no cubrimos gastos. Hemos intentado minimizar este coste con las medidas que hemos considerado más razonables, entre ellas hacer una reducción de jornada y regularizarla a través de un Erte", explica.

Ferrándiz subraya que el modelo de negocio de Nafte se adapta "muy bien" a la situación que estamos viviendo. "Es un sistema moderno que permite tanto al usuario como a nuestro personal de pista tener la mínima interacción. Las estaciones de servicio funcionan de forma automática y en régimen de autoservicio y autopago. Además, facilita que el repostaje sea lo más seguro posible. Nuestro modelo de negocio se verá fortalecido una vez que recuperemos las ventas o, por lo menos, parte de las ventas a medida que se vayan incorporando las actividades empresariales", asegura el directivo, quien también habla de una caída importante de ventas a nivel general en este sector y de una recuperación que, a su juicio, va a ser "muy paulatina".

Entre los planes de este año de la compañía –creada en 2013 y con el turismo como principal cliente– figura la ampliación de estaciones de servicio fuera de Aragón: dos en Logroño (que estaban en marcha y se han tenido que paralizar por la pandemia) y otras dos en el País Vasco. "Y alguna cosa más que vamos a hacer en Zaragoza, como ampliar instalaciones con centros de lavado", añade.

Etiquetas
Comentarios