Despliega el menú
Aragón

Coronavirus

La Universidad de Zaragoza priorizará la evaluación continua y confirma exámenes ‘online’

Cada profesor decidirá si califica a sus alumnos mediante trabajos o exposiciones u opta por test telemáticos.

Campus San Francisco de la Universidad de Zaragoza
El Campus San Francisco de la Universidad de Zaragoza, en una imagen de archivo
Guillermo Mestre.

La Universidad de Zaragoza priorizará la evaluación continua de cara a este final de curso. El campus publicó ayer una ‘Guía para la docencia no presencial y evaluación online’ con pautas para los próximos meses, en los que no habrá más clases presenciales. El documento, que tendrá que ser aprobado el próximo lunes, deja a cada profesor la decisión de hacer exámenes finales o calificar a sus alumnos mediante trabajos, proyectos o resolución de casos prácticos.

Por norma, se procurará evitar las pruebas globales de evaluación, y si no fuera factible, se tenderá a minimizar su peso "para que sean consideradas como una más" dentro de este proceso. Los exámenes presenciales, advierten desde la Universidad, serán "la excepción". Solo se harán si son "inexcusables" y siempre que se cumplan las medidas de seguridad y de distanciamiento social. Los profesores que los hagan, no obstante, tendrán que preparar en todos los casos "una propuesta alternativa" ante el riesgo "muy fundado" de que no puedan realizarse.

Las pruebas telemáticas, por su parte, tendrán que ser comunicadas "con suficiente antelación". En líneas generales, se hará uso de la webcam y el micrófono. Los alumnos tendrán que mostrar al inicio la habitación en la que realizarán la prueba para garantizar que se hace "en las condiciones adecuadas", ya que, como señala la institución, "la detección de conductas sospechosas acarreará sanciones". La Universidad recomienda a los docentes evitar preguntas que requieran respuestas memorísticas o que se puedan buscar en internet y que preparen la evaluación como si fuese un examen en el que los estudiantes puedan consultar sus apuntes.

En su lugar, se apuesta por otras "que evalúen la comprensión y la capacidad de reflexión, de argumentación y de relación entre términos, a partir de los datos, casos o teorías expuestas".

Para aquellos que no tengan medios tecnológicos para realizar pruebas ‘online’, el profesorado buscará medidas para que no se vean perjudicados, ya sea retrasando la evaluación o mediante tutorías personalizadas una vez que se vuelva a la normalidad.

La guía da opción, por ejemplo, a realizar exámenes orales telemáticos y defensas grupales por videoconferencia. Contempla tanto pruebas síncronas –una única para el grupo completo–, como asíncronas. Es decir, evaluaciones de contenidos o habilidades dentro de periodos más o menos amplios en las que cada alumno deberá entregar las tareas antes de la fecha que se le indique.

Para los exámenes orales se recomienda a los profesores, que tendrán que adaptar sus guías docentes a esta situación de excepcionalidad, diseñar un amplio banco de preguntas con "poco tiempo de respuesta", fórmula que permitirá, de acuerdo con el campus público, minimizar el riesgo de que se filtren las preguntas entre los grupos.

En cuanto a las prácticas, la Universidad contempla varios supuestos. En el caso de las parcialmente analizadas deberá analizarse si se pueden aplazar o terminan cancelándose. Aquellas inexcusables que no puedan realizarse de forma virtual se retomarán "en cuanto la situación sanitaria lo permita" y siempre este 2020.

Defensas y calificaciones

Respecto a las defensas de trabajos finales de grado y máster, se seguirá un procedimiento simplificado con defensas telemáticas. Las notas también se publicarán por vía telemática y se mantendrán durante el plazo legal de reclamaciones. Una vez superado, permanecerán el tiempo imprescindible para garantizar su conocimiento, apunta el documento.

Etiquetas
Comentarios