Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Los escolares aragoneses pasarán de curso, incluso con suspensos, salvo excepciones

El DGA aplaude que el ministerio recoja su propuesta y recuerda que no es un aprobado general y que los profesores deberán revisar los casos excepcionales.

Aulas vacías esta mañana en el colegio de Biota.
Aulas vacías esta mañana en el colegio de Biota.
Ana Mª Giménez

La inmensa mayoría de los alumnos aragoneses pasará de curso en el actual año académico. La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, junto a las comunidades autónomas, tomó esta decisión que va en la línea de la propuesta planteada por el consejero de Educación de Aragón, Felipe Faci. No obstante, desde el departamento que dirige recordaron que este acuerdo no implica que los estudiantes consigan un aprobado general, puesto que la promoción podría llevarse a cabo con asignaturas suspensas. En este escenario y siguiendo las recomendaciones del Consejo Escolar, las repeticiones serán excepcionales y, detalló la ministra Celaá, deberán ser "muy sólidamente argumentadas" por el profesorado.

El Ministerio y las comunidades también aprobaron que la titulación debe ser la práctica habitual para los alumnos de 4º de ESO, 2º de bachillerato y aquellos que están matriculados en el último curso de Formación Profesional (FP). En estos supuestos, destacaron desde la DGA, las administraciones educativas adaptarán los criterios exigibles para obtener el título, pudiendo organizar pruebas extraordinarias y voluntarias de recuperación y titulación. Estas medidas afectan a los cerca de 200.000 alumnos que actualmente cursan sus estudios en las diferentes etapas educativas: 109.000 entre infantil y primaria, 64.000 de ESOy bachillerato y alrededor de 25.000 en FP.

De este modo, la evaluación del actual curso se llevará a cabo teniendo en cuenta los resultados de los dos primeros trimestres y esta calificación se revisará al alza con la actitud del alumnado durante el periodo de educación a distancia. En estos aspectos, se valorará especialmente el esfuerzo y la ejecución de las tareas propuestas por el profesorado. Fuentes de Educación señalaron que no incluirán nuevos contenidos curriculares, pero sí que podrán abarcar aspectos esenciales que se iban a cursar durante este último trimestre. Para ello, la DGA tiene previsto revisar en los próximos días los currículos y programaciones, además de reunirse con los sindicatos docentes, que recibieron con opiniones encontradas todas estas iniciativas.

La representante de Enseñanza de CSIF Aragón, Mónica de Cristóbal, consideró "lógico" el acuerdo alcanzado e hizo hincapié en que promocionar no es sinónimo de aprobado general. En el segundo supuesto todos los alumnos tendrían un cinco y pasarían al siguiente curso, mientras que lo acordado incluye que cada alumno pase con sus calificaciones, aunque se podrán habilitar ejercicios de recuperación para aquellos con asignaturas pendientes. Desde el Departamento de Educación también puntualizaron que se "flexibilizará" el volumen de suspensos para esta promoción, aunque no detallaron cifras. Actualmente, los alumnos de ESO solo pueden pasar de curso con dos asignaturas suspendidas, siempre que no sean Matemáticas y Lenguaje.

Otra de las medidas es abrir los colegios en julio para reforzar las clases

A este respecto, STEA recordó que es el profesorado el que debe decidir sobre la evaluación y promoción del alumnado, "guiado por el sentido común y teniendo en cuenta la actual situación y la de cada menor". Por ello, consideraron que no son necesarias "tantas intromisiones" por parte de la Administración. Por su parte, desde CGT solicitaron unas nuevas instrucciones a la DGAen las que se detalle, curso por curso, cómo se van a abordar todas estas cuestiones y recordaron la importancia de la flexibilidad: "Hay alumnos que se han esforzado mucho, otros que no han podido seguir las clases por falta de medios y un tercer grupo que ha seguido sin implicarse".

Una vez estipulados los pasos a seguir para el fin del curso, las autonomías también dieron el visto bueno a poner en marcha un programa de refuerzo para el próximo, otra propuesta liderada por Aragón. El objetivo es que sirva como "repaso y consolidación" para aquellos que alcanzaron las competencias requeridas y para su "superación" en el caso de aquellos que las tuvieran suspensas. "El próximo curso será excepcional", recordó Felipe Faci y, por ello, está previsto que se pueda autorizar una organización curricular especial.

Ante esta iniciativa, desde CSIF exigieron que se reduzcan las ratios y se aumente el profesorado para abordar de manera correcta este refuerzo adicional. "Sería la fórmula más fácil de recuperar los meses perdidos por el coronavirus y recobrar el ritmo", señala De Cristóbal.

Apertura de centros en verano

La apertura de colegios durante la época estival fue otra de las cuestiones que se trataron en esta mesa. Fuentes del departamento de Felipe Faci recordaron que Aragón ya cuenta con el programa Abierto por Vacaciones, que permite a los centros ofrecer actividades durante el mes de julio. Desde CC. OO. señalaron que se trataría de una "profundización" del citado programa. Además, como en años anteriores, seguiría suponiendo una importante medida de conciliación. La ministra Celaá destacó que esta iniciativa no implicará una mayor duración del curso académico, puesto que está previsto que finalice en junio.

Fapar ve «positivo» que se admita su propuesta de no avanzar más en los contenidos curriculares

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de la Escuela Pública (Fapar) consideró "positivo" que en la reunión mantenida este miércoles entre el Ministerio de Educación y FP y las comunidades autónomas se acordara no avanzar más en los contenidos curriculares. "Era parte de nuestra postura, por lo que consideramos positiva esta negociación", subrayó Miguel Ángel Sanz, presidente de la asociación. Asimismo, destacó la importancia de que el grueso de la calificación del actual curso académico se calcule con los resultados de las dos primeras evaluaciones y que "todo lo que se está haciendo desde casa, sume". Desde su punto de vista, esta es la única manera de asegurar que ningún alumno "se queda atrás" debido a cuestiones digitales (falta de ordenador o de una conexión fiable a internet), económicas o socioculturales.

Por su parte, la Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fecapa) apeló a la prudencia y quiso tranquilizar a las familias que puedan estar preocupadas por la posibilidad de que, al no seguir impartiendo contenidos curriculares, se pueda dejar de trabajar con los alumnos. "Va a seguir habiendo un seguimiento", subrayó la presidenta de esta organización, Concepción Ibáñez.

Conocedores de que es improbable que el curso se retome de manera presencial, desde Fapar señalaron las dificultades de conciliación a las que se enfrentan muchas familias. "Durante estas dos semanas de confinamiento más severo ha sido más fácil", reconoció Sanz. Sin embargo, desde que el lunes se recuperó parte de la actividad económica –en sectores como la construcción o la industria–, se generan, otra vez, problemas para conciliar. "Actualmente, no hay alternativas para las familias" explicó.

Díaz apuesta por criterios iguales en la evaluación ‘online’

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, apostó en mesa sectorial celebrada este miércoles por implantar criterios homogéneos en la evaluación ‘online’ de las universidades. En esta cita entre el Ministerio y las comunidades también se acordó una guía de recomendaciones para marcar las reglas de esta situación excepcional en temas como la evaluación o las prácticas. Las universidades deberán publicar en las próximas semanas este documento y, según destacó Díaz, el campus público ya trabaja en él.

Maru Díaz durante la reunión de este miércoles.
Maru Díaz durante la reunión de este miércoles.
Gobierno de Aragón

Además, se acordaron nuevas reuniones en las que se tratará de "reformular" la convocatoria de las becas, "pensando en la excepcionalidad de la situación", y la política de tasas. El objetivo es que todo el alumnado, independientemente de su situación económica, pueda acceder o continuar matriculado en la universidad.

Etiquetas
Comentarios