Despliega el menú
Aragón

ARAGÓN ES EXTRAORDINARIO

Un dentista reciclado como repartidor de pantallas protectoras

Desde que Jorge Esteban cerró su clínica dental de Teruel por el coronavirus, no ha parado de distribuir material para prevenir el contagio entre el personal de riesgo

Jorge Esteban entrega pantallas en la residencia de Alfambra.
Jorge Esteban entrega pantallas en la residencia de Alfambra.
Heraldo.es

Desde que la clínica dental de Jorge Esteban cerró sus puertas en Teruel como consecuencia del estado de alarma, su propietario se puso en marcha para paliar el contagio del coronavirus entre los profesionales que están en primera línea del frente contra la pandemia. Esteban ha repartido por distintos centros asistenciales de la provincia y también a la Policía Local y la Guardia Civil1.000 pantallas protectoras fabricadas en Valencia con impresoras 3D y siguiendo el modelo que el propio odontólogo usa en su clínica.

El dentista distribuyó también entre residencias y hospitales las mascarillas y guantes que tenía en su almacén. Jorge Esteban se muestra "muy orgulloso" por la respuesta de los hospitales y residencias ante las pantallas protectoras que distribuye, que «han gustado mucho» por su eficacia y comodidad. Señala que su labor consiste en garantizar la "logística" de este material de protección para hacerlo llegar a los establecimientos que lo precisan, incluidas las fuerzas de seguridad. Dice que aportar este equipamiento tan útil en la prevención del Covid-19 le "hace feliz".

Incluso se desplaza a Valencia en persona para recoger las remesas recién fabricadas. En su último viaje a la capital levantina para traerse pantallas, se tropezó con la Guardia Civil, que, tras identificarlo y reconocerlo –el cuartel de la Benemérita en Sarrión fue uno de los destinatarios de sus repartos–, le franqueó el paso y le agradeció su labor. "Me sentí como uno de ellos", recuerda entusiasmado.

Desde que arrancó el estado de alarma, el trabajo de distribución ha sido una ocupación permanente para el dentista, que ha hecho llegar las pantallas fabricadas por unos amigos de Valencia a una veintena de centros asistenciales y a fuerzas de seguridad de la capital turolense y también de otras poblaciones de la provincia, como Calamocha, Burbáguena, Sarrión o Alfambra

Etiquetas
Comentarios