Despliega el menú
Aragón

coronavirus

El Ejército refuerza la vigilancia en los pasos fronterizos del Pirineo oscense

Los cazadores de montaña del Regimiento de Infantería Galicia 64, con base en Jaca, controlan durante estos días de Semana Santa la frontera con Francia.

El Ejército vigila esto días los pasos fronterizos naturales del Pirineo oscense.
El Ejército vigila esto días los pasos fronterizos naturales del Pirineo oscense.
Twitter

El Ejército se ha sumado al refuerzo desplegado durante la Semana Santa en Aragón para evitar desplazamientos prohibidos, sobre todo a los pueblos y a segundas residencias de zonas turísticas como el Pirineo o el Bajo Aragón. Pero los militares no solo patrullan por las carreteras y municipios de la Comunidad, sino que también controlan su frontera. De ello se encargan los cazadores de montaña del Regimiento de Infantería Galicia 64, con base en Jaca, que estos días vigilan los pasos naturales que unen el Pirineo oscense con Francia.

La operación Balmis, como se ha bautizado el operativo militar con el que las Fuerzas Armadas colaboran en la lucha contra la expansión del Covid-19, ha permitido montar patrullas conjuntas con numerosas policías locales de Aragón. No solo en Zaragoza capital, donde los soldados han estado recorriendo la calles del Casco Histórico, sino también en otras muchas localidades. El Ejército ha estado desplegado, por ejemplo, en Alcañiz y Caspe, donde los militares han supervisado puntos «sensibles» y han recordado a la población la obligación de permanecer en sus casas.

Con motivo del puente de Semana Santa, el Consistorio alcañizano estaba especialmente preocupado por el desplazamiento de los propios vecinos a los masicos. De ahí que se los militares hayan estado también vigilando los caminos.

Etiquetas
Comentarios