Despliega el menú
Aragón

Los médicos apoyan aislar a los asintomáticos como "única forma" de frenar la pandemia

La DGA no se pronunciará sobre las reclusiones forzosas hasta tener más información del Gobierno. Huesca ofrece el Palacio de Congresos y el de Deportes y Teruel pide concretar las necesidades

Acceso a Urgencias del Hopistal Miguel Servet de Zaragoza en tiempos de coronavirus
Acceso a Urgencias del Hopistal Miguel Servet de Zaragoza en tiempos de coronavirus
Oliver Duch

Recluir a pacientes asintomáticos o con síntomas leves de coronavirus podría ser la "única forma" de frenar "realmente" la pandemia. La idea, lanzada el pasado domingo por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -que ha dado hasta el día 10 a las comunidades para cerrar un listado de infraestructuras-, recibió este lunes el apoyo sin paliativos del Colegio de Médicos de Zaragoza. Su presidenta, Concha Ferrer, cree que ‘abrir la puerta’ a partir del día 26 puede provocar "un nuevo repunte", ya que quienes ahora no tienen síntomas podrían infectar a terceras personas, de ahí que inste a seguir el modelo de países como Corea del Sur y a realizar un control "exhaustivo" de la población.

La propia consejera de Presidencia, Mayte Pérez, se mostró este lunes "muy prudente" ante la falta de información sobre este planteamiento. Aunque Aragón cumplirá, como confirmó el presidente Javier Lambán el pasado domingo al explicar que desde el Ejecutivo ya se está trabajando para que cuenten con personal adecuado para facilitar los servicios de limpieza diaria y alimentación al ser "conscientes" de la necesidad de "habilitarlos de la manera más rápida". De hecho, la DGA ha informado a Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza de su intención de crear esos espacios, y se los ha ofrecido a futuro por si fueran necesarios para, por ejemplo, los usuarios del albergue.

No valoró el Ejecutivo aragonés las dificultades existentes para ejecutar esta propuesta, calificada ya de "complicada" por gobiernos como el de Castilla y León. El propio ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, reconoció que existe "un debate jurídico" sobre cómo actuar ante aquellos que rechacen el confinamiento y aseguró que, en cualquier caso, se actuará "con proporcionalidad".

Esta fórmula, explicó, estaría pensada para quienes viven con personas mayores y quieren evitar riesgos; pacientes que viven solos y no quieren afrontar así la enfermedad y personas que, pese a haber dado positivo, son reticentes a aislarse en sus domicilios, una postura que el Código Penal contempla como delito.

Para Ferrer, la prioridad ahora debe ser hacer test masivos y aislar a los pacientes asintomáticos. "Es duro, pero es necesario y la gente tiene que entenderlo. Pueden creer que están sanos, y, al salir, contagiar a una persona diabética o inmunodeprimida. Hacer una cuarentena en un domicilio es muy difícil", recalcó. Como ejemplo puso aquellos hogares que disponen únicamente de un baño. "Es mucho más sencillo recurrir a este tipo de instalaciones. En ellas, el contagio es más difícil y si el paciente empeora evita infectar a su entorno", razonó.

A su juicio, esta medida tendría que haberse planteado "desde un principio", ya que, como recordó, ha habido profesionales, sobre todo los sanitarios, que lo han pasado "muy mal" por miedo a contagiar a sus allegados.

Ofrecimiento de espacios

Además de la sala multiusos del Palacio de Congresos, inicialmente prevista por si era necesario montar un hospital de campaña -una posibilidad que se aleja a medida que mejoran los datos sanitarios-, el Consistorio ha ofrecido otros espacios, como el Palacio de los Deportes. También ha trasladado iniciativas de particulares, como las pistas de baloncesto del Peñas Center, de 2.000 metros cuadrados, o el recinto de exposición de la tienda de muebles de Comercial Luna.

La ciudad dispone además de otros espacios susceptibles de alojar gente. Entre ellos estaría la Escuela de Pilotos del Aeropuerto, con 40 plazas de alojamiento. Por otra parte, el Ministerio de Defensa dispone del cuartel Sancho Ramírez, que está remodelando para su reapertura. Aunque no están montadas las camas, ya están en el recinto almacenadas.

Los hosteleros de Teruel, por su parte, piden al Gobierno aragonés que concrete cuáles son sus necesidades. También quieren saber "quién se hará cargo de los gastos" que suponga la puesta en marcha de esta prestación. El presidente del sector en la provincia, Juan Ciércoles, explicó que, una vez conocidos "los detalles", hablará con todos los asociados para que, voluntariamente, pongan a disposición de la DGA sus instalaciones. "Al menos, que no nos cueste dinero cederlas", opinó.

En esta línea, el Consistorio argumentó que no tiene instalaciones para alojar gente más allá del albergue municipal, que ya está ocupado por los sintecho, y que el resto de los edificios, como los polideportivos, tendrían que ser acondicionados previamente.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios