Despliega el menú
Aragón

Erik pone una sonrisa a la comarca de las Cinco Villas en plena crisis del Covid-19

El pequeño nació en el hospital Clínico de Zaragoza. Sus padres fueron trasladados desde Ejea en una furgoneta de la comarca.

Erik, nacido este martes en el Clínico
Erik, nacido este martes en el Clínico
HA

"Erik ha llegado hoy para poner luz entre nubarrones", así confirmaba la comarca de las Cinco Villas el nacimiento del bebé de una pareja que se vio obligada a desplazarse hasta Zaragoza para el parto del pequeño en una furgoneta que habitualmente cubre el servicio de transporte adaptado.

Los servicios sanitarios no cubren este tipo de desplazamientos, salvo que sea en caso de urgencia, y, menos, en estos días, en que la prioridad sanitaria es otra.

Azucena y Pablo, los padres de Erik, se vieron en la tesitura de no poder desplazarse hasta la capital por no tener medio de transporte propio. Por este motivo llamaron a los servicios sociales del Ayuntamiento de Ejea y, ellos, a la comarca, para ver qué solución podían ofrecerles entre ambos.

Unas horas después, Erik nacía en el hospital Clínico de Zaragoza, con un peso de 4.100 kilogramos. Desde la comarca subrayan que tanto él, como su madre están en perfecto estado. 

El padre del pequeño pudo estar en el paritorio con su pareja, debido a las medidas de precaución frente a la pandemia de coronavirus. Por lo demás, fue un parto ordinario sin complicaciones. “Ha sido un parto natural y muy personalizado. Todo el mundo ha sido muy amable”, señaló Azucena, más tranquila ya con el bebé en sus brazos.

Etiquetas
Comentarios