Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Industria

PSA Zaragoza plantea otras 40 jornadas de ERTE con una vigencia hasta el 31 de julio

La compañía apuesta por una vuelta gradual y sobre todo segura para defender la salud de la plantilla y dejar tiempo también a que pueda restablecerse el flujo de suministro a la cadena. El expediente de regulación de empleo se aplicaría desde que acabe el estado de alarma, previsiblemente 26 de abril, pero no se sabe

ECONOMIA. FIGUERUELAS. PLANTA OPEL PSA / 21-02-2020 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Imagen de la cadena de montaje de Opel España, del grupo PSA, en Figueruelas.
Guillermo Mestre

PSA quiere tener todos los flancos cubiertos. Para salvaguardar el empleo y también el negocio porque la compañía no puede estar mucho tiempo sin ingresos, como dijo su presidente Carlos Tavares, está pactando ya la flexibilidad que necesita para una vuelta al trabajo progresiva y segura. Se trata ante todo de preservar la salud de los empleados y que no se pierda todo lo logrado en este tiempo de confinamiento pero a la vez de ir recuperando la actividad productiva. Hoy la dirección se ha reunido con la representación de los trabajadores a las nueve de esta mañana para acordar un nuevo ERTE que incluya 40 jornadas productivas a aplicar desde que acabe el estado de alarma hasta el 31 de julio, que es el límite de vigencia para la aplicación del expediente propuesta por la compañía.

Todavía no hay fijada fecha de arranque en Figueruelas, dijeron desde ambas partes de la negociación que se retomará virtualmente este miércoles. De momento los trabajadores de PSA están cubiertos por el anterior ERTE por fuerza mayor  y la intención es que sigan cubiertos con este nuevo expediente, que ya se ha puesto encima de la mesa, eso sí por causas organizativas y de producción y no de fuerza mayor como el anterior

El ERTE sería de 40 días laborables completos, o lo que es lo mismo 240 turnos de trabajo y el máximo de aplicación individual de diho ERTE por empleado serían de 70 de afección por cada uno. "Esto es así", explican fuentes sindicales, "porque dependiendo de como se arranque, por líneas, turnos o áreas, a cada uno le puede afectar de forma diferente". 

Si bien desde el comité de empresa han pedido que este ERTE se complemente igual que el anterior y ciertos grupos de personas, ya metidas en un ERE extintivo, los nacidos en 1959, es decir los veteranos, no se vean afectados, todo eso está pendiente aún de negociar. Tampoco saben aún, ninguna de las partes, cuándo se podrá retomar la actividad. Aseguran que depende de lo que diga el Gobierno esta semana de hasta cuando prolonga el estado de alarma si bien están ya preparando la planta para dotarla de las máximas medidas de seguridad para poder ir a trabajar en condiciones y sin que nadie se vea expuesto al contagio en la fábrica de Opel PSA.

"Afecta a toda la plantilla incluida la alta dirección", ha destacado José Carlos Jimeno, secretario general de la sección sindical de UGT en la factoría zaragozana. "El nuevo expediente de regulación temporal de empleo se aplicará en cuanto desaparezca el estado de alarma decretado por el Gobierno porque en eso todos los sindicatos hemos coincidido en la necesidad de que se extremen las medidas para que nadie se contagie en el puesto de trabajo", ha añadido. "Cuando nos permitan trabajar, hay que ir a trabajar. Lo primero que nos tiene que guiar es la salud de los trabajadores, pero también la defensa del empleo y hay que ir preparando la vuelta a la actividad, que al principio imagino será de forma ralentizada". El representante del sindicato mayoritario en Figueruelas ha indicado que esta ha sido la primera reunión pero que la mayoría del comité aboga porque este ERTE mantenga las mismas condiciones del anterior y no afecte a los trabajadores veteranos". 

"El ERTE que tiene aprobado PSA es por fuerza mayor y lo que la compañía quiere es tener otro por causas productivas y de organización negociado  para cuando se levanten esas medidas de fuerza mayor incluidas en el Real Decreto del Gobierno", ha señalado por su parte Ana Sánchez, secretaria general de Industria en CC. OO. Aragón. "No saben cuándo se podrá arrancar", ha asegurado, ni el fabricante ni los proveedores. "La matriz depende de ellos y ellos de este constructor y de los otros", ha precisado. 

Al mismo tiempo, Sánchez ha destacado que "no tendría sentido que este ERTE tuviera unas condiciones distintas al anterior". Más preocupada se ha mostrado, sin embargo, porque las medidas de prevención que ya se están tomando sobre el papel, sean realmente efectivas cuando vayan a la planta: "Seguramente comprobemos algunas disfunciones que habrá que mejorar". Pero, ha reconocido, "la empresa se ha mostrado abierta y receptiva a lo que le hemos ido planteando desde el comité de seguridad y salud". Tampoco ha mostrado dudas de que si la empresa pone que el trabajador tiene que llevar mascarilla a la hora de hacer su faena, las conseguirá, es decir, equipos de protección". Por último, ha precisado que "no es responsable hacer conjeturas sobre cómo va a ser la reanudación de la actividad productiva, económica y social" al entender que es prematuro y nadie lo sabe.

Desde CGT, Santiago Arcos, ha considerado que "hubiera sido mejor recurrir a otras medidas de flexibilidad que primeramente a un ERTE y que lo que se gastó alegremente en un principio, como vacaciones colectivas, se podría haber guardado". Aunque entonces,  se dijo que "era para ahorrarle dinero al erario público, ahora con el nuevo ERTE le van a pedir más", ha reflexionado. Eso sí, ha puntualizado que esta valoración de que este nuevo ERTE es "un cheque en blanco" para la empresa la hace sin conocer aún el detalle de la memoria técnica y el informe pendiente todavía de que le sea remitido.

Miguel Ángel Salvador, de OSTA, ha añadido que el nuevo ERTE no les ha pillado por sorpresa. "En estos momentos no hay otra forma de regularnos y menos mal que disponemos de esta herramienta", ha dicho. "Tendrá una línea continuista con el ERTE ya aprobado, ha indicado, y ha recordado que "ya dimos nuestras vacaciones colectivas anteriormente y ahora no disponíamos de ninguna medida de flexibilidad que cubriera esas 40 jornadas más que vamos a necesitar".

En cuanto a la fecha de volver al trabajo, ha explicado, que "ni se ha mencionado en esta reunión". No se sabe si será el 20 o el 27 de abril u otra fecha, lo que sí parece cierto es que se hará de forma progresiva y se empezaría por la línea del Corsa, que es el nuevo modelo, pero en realidad, ha subrayado, "es muy difícil de prever cuando será posible el arranque por la afección en las ventas que esto ha supuesto y también porque hay que garantizar tener suministro y muchos proveedores sirven 'just in time" a la cadena. 

En cuanto a valoración de medidas de prevención tomadas en la planta, Salvador ha dicho que "es positiva" aunque todas van a ser puestas en conocimiento del Gobierno de Aragón y de la Inspección de Trabajo para tener también su supervisión 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión