Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus en aragón

La falta de plataformas o de permisos impide a los restaurantes apostar por la entrega a domicilio

En la provincia de Zaragoza, donde varias plataformas operan en la capital, tan solo uno de cada diez establecimientos hosteleros continúa con parte de su actividad, prestando servicios de entrega a domicilio.

Los repartidores eligen el tiempo que dedican a colaborar con Glovo.
Los repartidores siguen trabajando en el estado de alerma
Glovo

Apostar por las entregas a domicilio para evitar el cese completo de su actividad. Esa ha sido la idea de algunos establecimientos hosteleros desde que se decretó el cierre de bares, cafeterías y restaurantes el pasado 14 de marzo, puesto que, según la normativa vigente, pueden seguir prestando servicio a domicilio como parte del suministro básico a los ciudadanos. “Es el único resquicio de actividad que le queda a la hostelería. Toda actividad está suspendida desde la aprobación del estado de alarma con esta salvedad, junto con la obligación de aquellos establecimientos que se encuentran en áreas de servicio que deben suministrar un servicio de catering a los transportistas profesionales”, detalla Luis Femia, gerente de la Asociación profesional de empresarios de cafés y bares de Zaragoza y provincia. “Son los dos únicos supuestos en los que se permite continuar con la actividad, y siempre preservando e implementando las medidas higiénico-sanitarias recomendadas”.

“Pero son muy residuales los establecimientos que dan estos servicios”, asegura Femia. “Concretamente, tan solo un 13,7% de nuestros asociados ha suspendido su actividad ordinaria, pero continúa prestando exclusivamente servicios de entrega a domicilio, según una encuesta que hemos realizado desde la asociación. Mientras que el 86,3% de los establecimientos zaragozanos ha optado por la suspensión total de la actividad”.

Y es que para dar este servicio a domicilio, el establecimiento debe contar con una autorización sanitaria, un requisito que, según relatan desde el sector resulta complicado conseguir en estos momentos. “Nosotros decidimos poner en marcha este servicio, de hecho llevamos trabajando en ello desde que se decretó el cierre, pero estamos esperando a que se nos autorice desde Sanidad”, explican desde el restaurante turolense Cielo Mudéjar. “Habíamos organizado hasta el personal de reparto, pero por el momento seguimos a la espera de que nos concedan el permiso, algo que creemos debe de estar parado por la reducción de trabajadores de primera necesidad”.

A la falta de autorizaciones se une la escasez de plataformas de reparto a lo largo de la Comunidad aragonesa. “En un primer momento, antes de que se decretase el cierre, pero siendo conscientes de que se iba a decretar, pusimos en marcha un servicio de recogida en nuestro local, pero eso no se autorizó, por lo que tuvimos que suspender completamente nuestra actividad debido a que en Teruel no contamos con plataformas con las que llegar a un acuerdo con el que poder poner en marcha un servicio a domicilio”, relatan desde el Mesón del Óvalo en Teruel.

De hecho, son pocos los que en esta provincia turolense han optado por esta vía con el objetivo de no parar por completo su actividad. “En un sondeo que hicimos entre nuestros socios, tan solo dos establecimientos turolenses están preparando el lanzamiento del servicio a domicilio, que antes de la covid-19 no lo hacían”, anota Isabel Esteban, gerente de Teruel Empresarios Turísticos. “Hay que tener en cuenta que se debe tener todo muy dispuesto y cumplir con todos los requisitos sanitarios”.

En la provincia de Huesca, la situación no es distinta. “Las grandes multinacionales y los restaurantes que ya tenían este servicio a domicilio sí que continúan con él, pero no se tiene constancia de que los establecimientos oscenses hayan optado por esta vía”, declara Salvador Alagón, vicepresidente del subsector de Restauración de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca.

“En Zaragoza, los que hasta la fecha no lo hacían y ahora lo hacen lo han conducido a través de las plataformas existentes, como Uber o Deliveroo”, añade el gerente de la Asociación de cafés y bares de Zaragoza y provincia. “Y es que lo contrario, crear una estructura interna dentro de la empresa capaz de gestionar todo esto, sería prácticamente imposible en esta situación”. De hecho, la plataforma de servicio a domicilio Deliveroo ha anunciado que ha cerrado acuerdos con más de 700 nuevos restaurantes en España. Aun así, Femia asegura que “por el momento, la demanda de este servicio, según se observa, no está siendo muy significativa, puesto que estamos en una situación de emergencia sanitaria, en la que la gente está haciendo acopio de comida y eso también afecta al consumo en los restaurantes, unido al temor que genera en el consumidor el pedir a domicilio”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión