Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

La DGA busca hoteles para ofrecer a los sanitarios alojamientos alternativos

Los hosteleros turolenses han ofrecido el Isabel de Segura, que está próximo al hospital.

Javier Marión, Pilar Ventura y Francisco Javier Falo.
Javier Marión, Pilar Ventura y Francisco Javier Falo.
Gobierno de Aragón

El personal sanitario que combate el coronavirus asume el riesgo de infección y vive, además, con el temor de contagiar a sus familiares cuando regresa a casa. Ya hay 481 casos confirmados entre este colectivo, y la cifra aumenta a diario. La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, adelantó este jueves que ya están trabajando para buscar hoteles donde alojar tanto a estos profesionales como a los de residencias de mayores que, sin estar diagnosticados, "tengan dificultades para mantener las medidas de seguridad en sus domicilios o por desplazamiento", para que cuenten con un alojamiento alternativo. A pesar de ello, el Ejecutivo autonómico se está encontrando con hoteles "sin personal que atiendan el centro". "Estamos buscando vías para dar satisfacción a estos alojamientos", indicó.

La iniciativa del Colegio de Médicos de Zaragoza de habilitar apartamentos a los facultativos que están en contacto directo con pacientes con Covid-19 ha proporcionado en menos de una semana alojamiento a una veintena de profesionales, médicos y también enfermeras. En estas semanas también se ha creado la iniciativa Emergency Home, con la que inmobiliarias ponen en contacto a dueños de viviendas con personal sanitario y de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. "Se firman contratos temporales, de 30 días ampliables, y el alojamiento se ofrece amueblado y de manera gratuita, aunque en algún caso se piden 80 o 100 euros por suministros como internet", detalla Cristina Garcés, de la agencia inmobiliaria Paravivir. En Aragón ya se han gestionado más de 12 alquileres y se trabaja para atender a los 30 sanitarios que han solicitado el servicio.

En la provincia de Teruel, el presidente del Colegio de Médicos, Ismael Sánchez, pide a la DGA "agilidad" para habilitar un hotel que acoja a los trabajadores sanitarios en cuarentena o a aquellos que viven con personas de riesgo, como mujeres embarazadas o ancianos. "No podemos ser transmisores de la enfermedad al llegar por la noche a casa", denuncia Sánchez. Los hosteleros turolenses han propuesto para este cometido el hotel Isabel de Segura, próximo al hospital Obispo Polanco, y están a la espera de una respuesta por parte de la DGA.

"Es un alivio ir a casa y no tener miedo de que afecte a la familia"

Patricia y su pareja trabajan en una residencia de mayores en Zaragoza en la que se han registrado casos positivos de coronavirus. Ella es auxiliar de cuidados de enfermería, mientras que el se encarga del mantenimiento; y hasta hace tres días su principal preocupación era no contagiar a los padres de él, con los que vivían. "Parece que hemos tenido suerte de no contagiarlos", afirma aliviada tras haber conseguido un apartamento en el que ambos pueden alojarse mientras dure esta crisis sanitaria. "Es un alivio volver a casa y no tener miedo de que afecte a la familia", reconocen. Este alojamiento lo consiguieron a través de la iniciativa Emergency Home. "Les escribimos el viernes y en 24 horas ya disponían de un apartamento", explica Patricia.

Después vinieron los trámites como la firma del contrato de alquiler, que se hace de manera digital, y la recogida de llaves, sin contacto directo. El miércoles ya estaban instalados en este nuevo espacio. "Es exactamente como nos comentaron", destaca. Al mismo tiempo, subraya que no se imaginaba que "la gente iba a ser tan generosa e iba a prestar sus pisos a cambio de nada". Desde entonces, la vuelta a casa tras el trabajo en menos dura. "Este tiempo hemos intentado estar separados de los padres de mi pareja: no íbamos al salón y comíamos por separado para lavar nuestros platos aparte. Intentando evitar cualquier contacto", detalla. Además, cada vez que usaban el baño, desinfectaban con lejía. Patricia reconoce que ellos también están más aliviados. "Al final, aparece el miedo", concluye.

A partir de ahora no tendrán ningún contacto con ellos. "Para evitar que salgan, les haremos la compra, pero se la dejaremos en la puerta. Lo importante es que ellos estén bien. Ya nos volveremos a abrazar cuando todo acabe", destaca. Mientras, seguirán cuidando de aquellos que ahora más les necesitan: los mayores de la residencia.

Consulta toda la información sobre el coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión