Despliega el menú
Aragón

salud

Las muertes en Aragón aumentaron la semana pasada un 80% por encima de lo habitual

En cinco días hubo 393 fallecimientos frente a los 218 que se entenderían normales. En ese plazo, 87 aragoneses murieron oficialmente por coronavirus.

Incineración de un fallecido por coronavirus en el crematorio de Torrero.
Incineración de un fallecido por coronavirus en el crematorio de Torrero.
Gervasio Sánchez

Aragón forma parte, junto a Madrid, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Navarra, las dos Castillas, Baleares, Extremadura y el País Vasco, del grupo de nueve comunidades autónomas que registraron más muertes que las estimadas a lo largo del cierre de marzo. En el caso de Aragón se detectó un volumen excesivo, especialmente, entre el lunes 23 y el domingo 29, según el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Centro Nacional de Epidemiología.

Durante la citada semana fallecieron en la Comunidad, por todo tipo de causas, un total de 393 personas, lo que supondría un exceso de 176 muertes sobre las 218 percibidas como normales por los investigadores. Esto arroja un incremento del 80%, según los cálculos del ente público, que se corresponde solo en parte con el número de fallecimientos por coronavirus: 87 perecieron por complicaciones derivadas del covid-19 en las citadas fechas. Del resto de muertes ‘de más’ se desconocen por ahora las causas.

El exceso de mortalidad, recoge el informe, se concentra en los grupos de edad de entre 65 y 74 años y, sobre todo de los 75 años en adelante. Y en general, el exceso es mayor en hombres (120%) que en mujeres (34%), unos porcentajes que encajan con los arrojados en el resto de autonomías.

Cabe destacar que el número de muertes por encima de las proyectadas también afecta a la población que todavía no se considera tercera edad. Entre los menores de 65 años el incremento de decesos alcanza el 70%, ya que en este grupo se contabilizaron 35 finados, catorce por encima de los que se considerarían ajustados a los guarismos de la serie histórica.

Loading...

Entre las conclusiones aportadas por los investigadores, que en las últimas semanas actualizan a contrarreloj los boletines -estos se publican con una periodicidad de dos o tres días- se constata “un retraso en la notificación de defunciones en los registros civiles de varias comunidades autónomas”, si bien las más señaladas en este sentido son Galicia y Castilla-León. Del grupo de nueve comunidades con exceso de fallecimientos, Castilla-La Mancha es la peor parada con una tasa del 138%. Le siguen Castilla y León (130%), Navarra (113%), Madrid (91%), Aragón (80%), País Vasco (56%), Extremadura (43%), Comunidad Valenciana (42%), Cataluña (36%), Baleares (16%) y Andalucía (16%).

Huesca, con mejor tendencia

Las estimaciones de mortalidad esperada, aclaran desde el Instituto, “se realizan mediante modelos restrictivos de medias históricas, basados en la mortalidad registrada desde el 1 de enero 2008 hasta un año previo a la fecha actual”, mientras que “el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 92% de la población española y que incluye todas las provincias”.

El boletín epidemiológico de Aragón recoge la tendencia, aunque establece diferencias entre Huesca y las otras dos provincias. Señala que en la semana anterior a la citada (la última disponible) “se superó el umbral superior de alerta en Aragón en cuanto a mortalidad por todas las causas”. Mientras ese umbral se sobrepasó ampliamente en las delimitaciones provinciales de Zaragoza y Teruel, en la provincia de Huesca la cifra se mantuvo no solo dentro del área de alerta, sino incluso de la de seguridad.

Siga en directo todas las noticias sobre el coronavirus

Reciba las noticias más relevantes con la newsletter de Heraldo

Etiquetas
Comentarios