Despliega el menú
Aragón

sectores en crisis

Cartas y videconferencias para buscar soluciones

Los problemas del campo han viajado de España a Bruselas desde el comienzo mismo del estallido de la pandemia en Europa. 

La manifestación a pie del campo aragonés toma el centro de Zaragoza
La manifestación a pie del campo aragonés toma el centro de Zaragoza
Guillermo Mestre

Ya sea por carta, ya sea por videoconferencia, los problemas del campo han viajado de España a Bruselas desde el comienzo mismo del estallido de la pandemia en Europa. Fue primero el comisario de Agricultura, el polaco Janusz Wojciechowski el que escribió a los ministros del ramo de la UE para para dejar claro que "por supuesto, nuestra prioridad principal es la salud humana y que todos permanezcan seguros", por lo que destacó que acogía «con beneplácito» todas las medidas actualmente en curso en todos los Estados miembros de la UE y todos los esfuerzos coordinados para reducir la propagación del virus.

Pero reconocía también en su misiva que "está claro que habrá graves impactos económicos", porque el bloqueo en muchos Estados miembros "causará dificultades extremas en muchos sectores, incluido el sector agroalimentario", anticipó entonces Wojciechowski.

"Tendremos que seguir trabajando juntos y coordinar nuestras acciones para apoyar los esfuerzos de nuestros agricultores, la industria agroalimentaria y los minoristas para continuar asegurando la cadena de suministro de alimentos", escribió el comisirio, para el que "la flexibilidad y la capacidad de respuesta continuarán guiándonos en las próximas semanas".

El responsable de Agricultura en el Ejecutivo comunitario destacaba en su carta que la Comisión ya está preparando las medidas legales para permitir que los Estados miembros amplíen en un mes el plazo para que los agricultores presenten su solicitud de PAC, como así se ha aprobado, y explicaba que había pedido a sus servicios técnicos que estuvieran listos para apoyar esta medida «en caso de que se necesite cualquier otra flexibilidad en relación con la implementación de la Política Agraria Común».

Wojciechowski era contundente al asegurar que "se necesitan acciones decisivas y efectivas para responder rápidamente a esta crisis y aliviar el impacto en nuestros agricultores y en toda la cadena alimentaria". Y para ello, se despedía asegurando al ministro Planas (y a todos los de la UE): "Puedes contar con mi apoyo".

La carta tuvo respuesta. La firmaba Luis Planas y en ella recordaba al comisario la necesidad de adoptar cambios significativos en los reglamentos de aplicación de la PAC, "para que agricultores y ganaderos no se vean perjudicados doblemente por esta crisis sanitaria". Planas ya advertía en su escrito que si en la situación actual se mantiene la necesidad de cumplir toda la normativa establecida para "un año normal" iba a complicar en muchos casos el pago de las ayudas comunitarias. "Muchos agricultores, ganaderos y empresas agroalimentarias no podrán cumplir con los requisitos y compromisos, al ralentizarse o incluso detenerse la actividad económica ordinaria", explicaba Planas. Y el ministro alertaba que la rapidez en la evolución de la pandemia del Covid-19 en toda la UE "requiere de la adopción de medidas inmediatas y eficaces para hacer frente a esta situación para todos inédita".

El ministro español también compartió preocupaciones con su homólogo francés, Didier Guillaume. Como impone el estado de alarma, lo hicieron por videoconferencia, un encuentro virtual en el que profundizaron sobre las medidas y propuestas con las hacer frente a la crisis del coronavirus en los sectores agrario y pesquero. Y ambos coincidieron, explicaron desde el Ministerio, en "la situación preocupante" que esta "crisis sin precedentes" está provocando en algunos sectores como el de la leche y los productos lácteos, el de la carne de cordero y de cabrito, así como en el sector de la flor cortada y algunas producciones hortofrutícolas, debido al cierre del canal de restauración fuera del hogar, así como a la cancelación de las celebraciones religiosas y festivas.

Es opinión de ambos que "la gestión de esta crisis excepcional debe estar coordinada al nivel europeo", por lo que reclamaron a Bruselas la puesta en marcha de medidas de gestión de crisis para dichos sectores. Y para ello, recuerdan, es posible recurrir a instrumentos que ya existen en el marco de la organización común de mercados agrarios de la PAC.

Tanto Planas como Guillaume consideran además que la aplicación de la PAC tiene que ajustarse al carácter excepcional de la situación "facilitando la continuidad del apoyo al sector agrícola en los diferentes Estados miembros". Y comparten asimismo la necesidad de buscar soluciones a las dificultades a las que se enfrenta el sector agrario para encontrar trabajadores temporales para la siembra y recolección de las cosechas "de estos productos que contribuyen a garantizar una dieta equilibrada de los consumidores".

Etiquetas
Comentarios