Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Vicente Jiménez: "Ponemos a disposición de las autoridades los centros que tenemos"

El arzobispo de Zaragoza ofrece a las administraciones sus instalaciones y hace un llamamiento a la unidad para hacer frente al virus.

El arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, en enero de 2019 durante una entrevista a HERALDO
El arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, en enero de 2019 durante una entrevista a HERALDO
F. Jiménez

¿Qué mensaje manda la Iglesia a la ciudadanía tras dos semanas de confinamiento?

Pues un mensaje de preocupación y dolor compartido, pero también de esperanza y de unidad, porque esta pandemia nos está demostrando que formamos todos una humanidad. Y sobre todo prepararnos para las consecuencias sociales y económicas. Tendremos que fortalecer la solidaridad fraterna y lograr el bien común, sobre todo entre los más pobres y los más necesitados.

¿Cómo valora la respuesta ciudadana?

Frente a esta pandemia, mayor es todavía la oleada de solidaridad y de fraternidad y esto va a ser un revulsivo para la construcción de la sociedad futura. No es el momento para los lamentos y las críticas, sino de colaborar en todo lo que podemos para hacer frente a este problema global.

¿Los sacerdotes están yendo a los hospitales y residencias?

Tanto los capellanes como otros sacerdotes voluntarios están allí. Y lo mismo ocurre con los difuntos, en los cementerios y en los tanatorios. Hay una ayuda cercana, humana, espiritual y religiosa.

¿Y qué le transmiten?

He hablado con bastantes y están serenos y felices de poder hacer el bien a los demás. Y a alguno le ha tocado estar recluido en una residencia porque era capellán, como algunos se han visto afectados y no pueden salir. Están ayudando, consolando y manteniendo viva la esperanza de los ancianos.

¿Ha hablado ya con el cardenal Omella tras su elección?

Pues sí, estuve en contacto con él y además la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal nos está dando indicaciones para que vayamos un poco al unísono.

¿Qué mensaje le ha trasladado?

Que unidos saldremos adelante. Que estemos al lado de las personas más necesitadas en este momento con el aceite del consuelo y el alivio de la esperanza, que es lo que podemos ofrecer también.

¿Teme que los templos sigan cerrados mucho tiempo?

Debemos seguir con los templos cerrados para no favorecer la transmisión del virus. Hay que hacer frente a necesidades muy graves. A mí me costó mucho cerrar el Pilar, porque es un símbolo de todos los aragoneses, pero no quedaba más remedio. Se puede rezar también y mirar a la Virgen en espíritu y en verdad.

A la Virgen del Pilar se la puede ver en tiempo real.

Entrando en www.24horasconlavirgendelpilar.es se está viendo la Virgen permanentemente. Las 24 horas y desde cualquier lugar del mundo. Cada día entran unas 25.000 personas de distintas partes del mundo. La Virgen del Pilar es un faro de esperanza y agarrados a su columna superaremos esta situación.

Se han suspendido las procesiones de Semana Santa.

Fue una decisión muy dolorosa, porque la Semana Santa está metida en el corazón de todos los aragoneses y de todos los cofrades. Pero no hubo más remedio. Otra cosa es que cuando pase todo esto se verá la forma de hacer un acto público, común o simbólico de acción de gracias. Pero eso habrá que verlo con la junta coordinadora de cofradías.

¿Le parece bien que las procesiones sean en septiembre?

Es una idea de la Santa Sede. El 14 de septiembre es la exaltación de la Santa Cruz, es como la Pascua de septiembre, y el día 15 es la Virgen de los Dolores, la Virgen de la Piedad, de la de la Soledad. Pero eso habrá que verlo con la junta de cofradías para ver si es posible y qué formato tendría.

¿Las administraciones públicas han gestionado bien esta crisis?

Están haciendo todo lo que pueden. Es un momento que desborda a todas las personas. No es momento para reproches. A veces no se acierta, porque los errores son propios de la condición humana. Cuando el piloto va a frente de la nave, no podemos disparar contra él, porque la nave se viene abajo.

¿Han tenido algún contacto con el Ayuntamiento o el Gobierno de Aragón?

Desde el primer momento estuvimos dispuestos a colaborar en todo lo que pudiéramos. Hay una relación fluida y normal.

¿En qué medida puede ayudar la Iglesia?

Ponemos a disposición de las autoridades locales y regionales los centros e instalaciones que tengamos, si son adecuadas.

¿Cuáles podrían ser los centros?

Hay algunas casas de comunidades religiosas que han tenido que cerrar porque no tienen vocaciones y están abiertas. También la Iglesia propuso algunos pisos en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza. E incluso alguna instalaciones deportivas que son de instituciones canónicas. Si hicieran falta, ahí están.

El virus se ha cebado con las residencias de ancianos.

Tenemos que estar cerca de ellos, porque los mayores nos han legado esta sociedad que tenemos. No podemos difundir el virus del miedo, sino el virus de la esperanza. Y hay que atender a las personas en función de la salvación que pueden tener curativa, y no de si son rentables o no socialmente. Esto sería despreciar la vida. Toda vida humana es sagrada, la del niño y la del anciano. Tienen que sentir el cariño, el calor y el aliento de todos nosotros y no despreciar la vida humana porque sea mayor.

Estos días ha destacado la labor de Cáritas.

Cáritas es siempre salvavidas de los sin recursos, de los sin techo. Y no solo lo está haciendo ahora, sino desde siempre, porque Cáritas es el órgano oficial de la caridad de la Iglesia. Lo ha hecho siempre y ahora más que nunca, porque pertenece a su ADN. A la gente que no tiene medios materiales, Cáritas les está ayudando incluso con dinero en metálico para que puedan hacer frente.

Esta crisis sanitaria puede dar pie a una crisis económica.

Sí, por eso debemos estar disponibles para un nuevo y exigente ejercicio de solidaridad ante las graves consecuencias económicas y sociales que vamos a padecer. Y tendremos que buscar más el esfuerzo de todos por buscar el bien común. De momento saldremos debilitados, pero luego en esa debilidad está nuestra fortaleza.

>> Leer más noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión