Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

coronavirus 

Más de 78.000 mayores que viven solos en Aragón plantan cara al coronavirus

Instituciones y entidades sociales refuerzan sus servicios para ayudarles, darles consejos y hacerles compañía.

Javier y Cecilio, en el ‘call center’ de Cruz Roja de la plaza de Los Sitios de Zaragoza.
Javier y Cecilio, en el ‘call center’ de Cruz Roja de la plaza de Los Sitios de Zaragoza.
Oliver Duch

Más de 78.000 aragoneses mayores de 65 años que viven solos afrontan la crisis del coronavirus desde sus hogares. Se trata de un problema que se ha incrementado "exponencialmente" con la cuarentena decretada por el Gobierno central y que ha obligado a Gobierno de Aragón, ayuntamientos y entidades del tercer sector a multiplicar y redefinir sus recursos en materia de servicios sociales.

Las medidas de aislamiento social han hecho que multitud de mayores que se apoyaban día a día en sus hijos o sus familiares más cercanos hayan tenido que reducir estas visitas a la mínima expresión. Tampoco pueden socializar en centros de día ni en hogares para la tercera edad. Esto ha derivado en problemas para hacer la compra, ir a la farmacia o desenvolverse en el hogar. Las instituciones tratan de paliar estas carencias con llamadas diarias, servicios de comida a domicilio... Los hogares y centros de día de la Comunidad, destacan desde la Consejería de Ciudadanía y Derechos Sociales, realizan estos días decenas de llamadas para detectar problemas entre los usuarios. "Y necesidad que surge, necesidad que se cubre", aseguran.

Charo Jorcano, directora del hogar de personas mayores del Picarral, explica que estas llamadas tienen cuatro objetivos principales: combatir la soledad, detectar problemas de movilidad, ver qué necesidades tienen cubiertas y cuáles no y ahondar en el apartado "relacional".

Jorcano admite que, al decretarse el estado de alarma, preocupaba el "gran cambio" que iba a suponer en la vida de estos usuarios. Hasta el momento han hecho "más de 900 llamadas". "Son muy disciplinados. Tienen muy claro que son un grupo de riesgo y que tienen que estar solos", afirma. Hay casos, apunta, en los que las familias se han ido a vivir con ellos, o viceversa, y otros, en los que les llaman y les llevan lo que necesiten a la puerta de casa.

Este trabajo no se centra exclusivamente en la capital, ya que desde el IASS se trabaja "de forma coordinada" con las comarcas para detectar necesidades y actuar en consecuencia. "Hay quien, por ejemplo, en vez de dos horas de ayuda a domicilio ahora necesita cuatro, ya que no van sus hijos a ayudarle", explican desde la DGA.

El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, ha reforzado el contacto telefónico con más de 5.000 llamadas en dos semanas y colabora con el Salud ante sospechas de coronavirus. También ha readaptado el servicio de teleasistencia, ha incluido nuevos protocolos de detección y presta servicio de comida a domicilio.

Consejos y preguntas

Cruz Roja es otra de las entidades que ha intensificado su apoyo a los mayores. Ya han realizado 7.000 llamadas y tienen previsto llegar a 20.000 personas en Aragón. "Les informamos, les preguntamos cómo están. Hay mucho de apoyo psicológico y gestión emocional", señala Susana Royo, subdirectora de Intervención Social. Javier Anquela, voluntario de Cruz Roja, es una de las personas que está al otro lado del teléfono. "Muchos agradecen los consejos que se les dan en materia de higiene o sobre qué se puede hacer y qué no. También preguntan dudas o aclaraciones acerca de bulos", dice.

En Huesca, el servicio de ayuda a domicilio del Consistorio atiende a 355 mayores. Debido al estado de alarma se ha adaptado la atención a las necesidades de cada usuario. Hay casos en los que se ha incrementado, en otros se ha reducido y en alguno se ha suspendido temporalmente por iniciativa del propio beneficiario. De forma paralela, y en colaboración con entidades sociales como Cruz Roja, Cruz Blanca y Cáritas, se atiende a personas que necesitan ayuda a través del 974 292 188.

En Teruel, los profesionales del Servicio de Atención a la Dependencia del Ayuntamiento también han aumentado el número de llamadas diarias. Además, el Consistorio, junto con la Federación de Vecinos, ha puesto en marcha un programa de voluntariado que atiende ya a más de 60 personas a las que se les lleva la compra o los medicamentos a casa, se pasea a sus perros o se hacen gestiones bancarias por ellos. Desde la semana pasada, hay un equipo de psicólogos que, de manera solidaria, les dan consejos sobre cómo sobrellevar el aislamiento.

Consulta toda la información sobre el coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión