Despliega el menú
Aragón

Opinión

El debate de Lambán y el pangolín

Por
  • Esperanza Pamplona
ACTUALIZADA 28/03/2020 A LAS 02:00
Un ejemplar de pangolín.
Un ejemplar de pangolín.
EFE

Parece ser que en el origen de todo este sindiós está el pangolín. Por lo visto, hace unos años encontraron virus parecidos a nuestro Covid-19 en ejemplares de este animal, a unos mil kilómetros de Wuhan. Este pequeño mamífero de aspecto acorazado está en peligro de extinción, así que quizá se trate de una cruel lección de la naturaleza.

En cualquier caso, el pangolín se ha convertido en objeto de debate de sobremesa. Debate estéril, pero debate al fin y al cabo. Una cuestión similar a la que ha puesto encima de la mesa Javier Lambán al lanzar la idea de que los niños puedan salir a pasear de forma «ordenada y razonable». Supongo que se refiere a niños que paseen sin acercarse a otros humanos, sin tocar nada y sin moquear desordenadamente. Y acompañados siempre de un adulto, claro está.

A Lambán le gusta cuestionar a Pedro Sánchez, eso lo ha dejado más que claro una y otra vez. Pero una propuesta así juega con las expectativas de muchas personas. Y lanzarla a sabiendas de que no se puede hacer me parece un ejercicio de populismo fuera de lugar.

No sé si por si acaso o no, pero a las pocas horas el alcalde de Zaragoza ha decidido cerrar parques y jardines.

Nadie cuestiona que la propuesta de Lambán sería acertada para el bienestar de los niños. Y no digamos si dejamos salir a dar un paseo a los mayores, que algunos no podrán recuperar ya el ritmo después de este parón. Pero se nos ha insistido hasta la saciedad en la necesidad de este confinamiento. Y lo cierto, para sorpresa de los mismos padres, es que los niños están demostrando que se amoldan a las circunstancias mucho mejor que los adultos. No parece el momento de relajar las medidas. Pero si el presidente aragonés propone que los niños salgan, muchos pensarán que eso es posible. Y no es cierto.

Así que mejor seguimos dándole vueltas al pangolín.

Etiquetas