Despliega el menú
Aragón

Covid-19

Destilerías San Valero destina su producción de alcohol a la fabricación de gel desinfectante

Ya ha salido la primera cisterna con 30.000 litros de la empresa cariñenense.

Una trabajadora de Destilerías San Valero protegida frente al coronovirus continúa la actividad en la empresa de Cariñena.
Una trabajadora de Destilerías San Valero protegida frente al coronovirus continúa la actividad en la empresa de Cariñena.
DSV

La alcoholera aragonesa Destilerías San Valero, la cooperativa de segundo grado situada en Cariñena que integra a más de 40 socios, entre los que se encuentran bodegas de todo Aragón, especialmente de sus cuatro denominaciones de origen, se suma también a la lucha contra la propagación del coronavirus.

Dedicada a la producción de alcohol de origen vínico para su uso en la industria de bebidas espirituosas y para la fabricación de biocarburantes, esta empresa aragonesa ha decidido darle un giro a su materia prima y destinarla ahora a aquellas empresas que han redoblado esfuerzos para la producción de hidrogeles desinfectantes, tan necesarios especialmente entre los profesionales que lidian en primera línea de fuego contra el coronavirus.

Las existencias de Destilerías San Valero alcanzaban actualmente los 150.000 litros de alcohol -producirán hasta 500.000 litros a lo largo de la campaña-, de los que ayer ya partieron de las instalaciones cariñenenses 30.000 litros con destino a Suministros Urby, una firma navarra que le añadirá los aditivos necesarios para su adecuada utilización como ingrediente esencial del gel desinfectante.

«Nuestra intención es venderlo a empresas de toda España, y especialmente a las aragonesas», explicó ayer el director de la alcoholera zaragozana, Alberto Arellano, que detalló que mantiene contactos con la firma zaragozana Hermanos Adiego, a la que podría comenzar a suministrar esta materia prima la próxima semana una vez que se aprueben los análisis de las muestras. Destilerías San Valero ha contactado, también, con la empresa Solutex, instalada en Mallén, que ya ha comenzado a producir hidrogel por encargo de la DGA. "Además vamos a seguir haciendo gestiones para colocar todo nuestro alcohol en empresas autorizadas para la fabricación de alcoholes sanitarios e hidrogeles", puntualizó.

El máximo representante de esta cooperativa aseguró que cuentan con el compromiso expreso de las empresas a la que suministran su materia prima de que no se realizará ningún tipo de especulación con sus alcoholes y que, además, los geles fabricados tendrán como destino los colectivos más vulnerables y que más necesitan este tipo de artículos para frenar el avance de la pandemia.

Este reorientación de sus ventas no se ha producido de la noche a la mañana. En el mismo momento que se decretó el estado de alarma en España, hace ya quince días, esta empresa de Cariñena, que ya tenía cerrados los contratos de venta de su producción, paralizó todas las operaciones tanto en España como en Europa y, cumpliendo lo establecido en la orden del 15 de marzo, puso toda su producción a disposición del Ministerio de Sanidad.

Lo hizo por carta y a través de numerosas llamadas telefónicas, pero dado que desde entonces no había recibido instrucciones, el director gerente decidió buscar posibles alternativas para que sus alcoholes tuvieran también un destino más solidario. Porque, como insiste Arellano, "pese a que tenía el alcohol vendido a un mayor precio va a adaptarse al mercado del alcohol industrial sanitario bajando sensiblemente su precio habitual para colaborar con la situación de crisis sanitaria actual". Una decisión que contó con el total apoyo del presidente de la cooperativa, Jaime Serrano Orce, así como de todos los miembros del consejo rector, formado por representantes de algunas de las bodegas más importantes de Aragón.

Esfuerzo de la plantilla

En todo este proceso ha tenido mucho que ver la plantilla de Destilerías San Valero, porque, como quiso destacar su director,"los trabajadores están realizando un esfuerzo importante para que podamos llevar a cabo nuestra aportación a este gran problema".

Y para que sus 25 trabajadores puedan continuar en sus puestos de trabajo con la máxima seguridad, la dirección de la empresa les ha dotado de mascarillas y guantes, ha realizado planes de desinfección, ha dado instrucciones e información sobre higiene. Todos ellos mantienen además la exigida distancia social, mientras que en oficinas se ha optado por el teletrabajo «para evitar riesgos y que podamos contribuir con nuestro producto de la mejor manera y más segura», destaca Arellano.

Etiquetas
Comentarios