Despliega el menú
Aragón

Cepyme Aragón rechaza la prohibición del Gobierno de despedir al entender que provocará mayor cierre de empresas

La organización empresarial dice que en lugar de prohibiciones las pymes necesitan una verdadera inyección de liquidez como se les está proporcionando en otros países para poder mantener abiertos sus negocios mientras no les entra ningún ingreso

Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme Aragón
Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme Aragón
José Miguel Marco

"No se podrá despedir, pero no se pagarán los salarios, y ello conllevará un resultado peor: el cierre de empresas". Es la advertencia que ha lanzado hoy el presidente de Cepyme Aragón, Aurelio López de Hita, tras analizar el anuncio del Gobierno de restringir los despidos durante la crisis sanitaria. 

En la nota enviada a los medios, Cepyme Aragón quiere expresar su total desacuerdo y  advierte además de que si se limitan temporalmente los ERTEs al final del estado de alarma estos expedientes se acabarán convirtiendo en EREs, es decir, en despidos

La prohibición entra en vigor este viernes, 27 de marzo

"El Gobierno tiene que entender que la recuperación no va a producirse “en forma de V” sino de “U”, es decir, lentamente. Hay que ser realistas y asumir que cuando finalice el estado de alarma la sociedad va a seguir teniendo miedo de contagiarse y, por lo tanto, de volver a sus hábitos de consumo. En un país como el nuestro, en el que es muy importante el consumo interno, la recuperación va a ser lenta, igual que la vuelta del turismo. No estamos en un momento de prohibir a las empresas, sino de ayudarlas", asegura el máximo responsable de Cepyme Aragón.

López de hita recuerda que "es nuestro tejido empresarial, especialmente las pymes, el que está soportando esta crisis con mayor fuerza, intentando evitar echar el cierre de sus negocios y sosteniendo, como puede, el empleo para que cuando todo esto acabe, se sigan manteniendo el mayor número de puestos de trabajo". 

Además, anticipa el , que "el principal problema de abril será que las empresas no tendrán liquidez para pagar las nóminas a final de mes por falta de ingresos. Deberían tomarse medidas como en Dinamarca donde, para evitar los ERTEs, se apuesta por un pago directo a las empresas de hasta el 75% de los salarios, evitando intermediarios y pérdida de tiempo"

López de Hita recuerda que "es una propuesta muy similar a la que presentó CEPYME Aragón de compensar por “lucro cesante” a las empresas afectadas por la

crisis mediante un “cheque compensatorio” directo. Y volvió a pedir al Gobierno "pensar en la economía real y recordar que el 85% de nuestras empresas tienen menos de cinco trabajadores y que son estas las que más van a sufrir el golpe"

Etiquetas
Comentarios