Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Más de 5.000 euros para poder volver a Aragón desde Australia

La zaragozana Irene se quedó sin trabajo tras el inicio de la pandemia y ahora busca cómo regresar a casa, un viaje que se prevé complicado debido al alto precio.

Irene, Alba y Claudia en Australia.
Claudia, Alba e Irene en Australia.
I. G.

Alrededor de 5.500 euros, o lo que es lo mismo, 10.000 dólares australianos. Este es el precio del billete de vuelta que Irene y una amiga, dos zaragozanas que trabajaban en Asutralia, deberían pagar para regresar a casa en medio de la pandemia. "Solo quedan billetes con precios desorbitados", reconoce Irene. Otra de sus opciones es coger un vuelo que "hace tres o cuatro escalas", con el riesgo de que cualquiera de ellas se cancele "y nos quedemos tiradas en un aeropuerto".

Ambas se fueron a Australia en octubre del pasado año y comenzaron a trabajar en la localidad de Byron Bay -a 800 kilómetros de Sidney-. Hace una semana estalló la crisis sanitaria en el país. "Empezaron a cerrar los estados y en la ciudad en la que trabajamos cerraron todo, por lo que perdí el trabajo", explica. Ante el miedo y la inseguridad, ahora están alojadas en la vivienda de una amiga en Sidney: "Queríamos estar en una ciudad con aeropuerto para intentar volver y ella nos acogió".

"Estamos esperando a que bajen los precios para comprar un vuelo en el que podamos ir juntas porque nos da miedo viajar solas. Sabemos de muchos amigos que se han quedado tirados en las escalas y no queremos que nos pase eso", relata. La situación allí es similar a la de otros puntos del mundo: "Ahora podemos salir de casa pero siguiendo las reglas del Gobierno". Mantener una distancia de un metro y medio y utilizar mascarillas son algunas de las obligaciones, en un país que ya supera los 2.200 casos positivos de coronavirus.

De momento, les queda un mes de vigencia en su visado como estudiante y buscan nuevas opciones para poder volver a casa, puesto que desde la embajada tampoco les ofrecen ninguna alternativa. Como ellas, más de un centenar de españoles se movilizan a través de las redes sociales para salir de Australia y volver a casa.

Quienes tampoco lo tienen fácil son Chara y su hija Celia, que continúan en la India. El Instituto Cervantes de Nueva Delhi se convertirá en los próximos días en un espacio para albergar turistas españoles, pero ellas, a más de 2.000 kilómetros de distancia y con las restricciones de confinamiento, optarán por seguir en Canacona (Goa). La solución "más segura" en estos tiempos de pandemia.

Más información sobre coronavirus. 

Etiquetas
Comentarios