Despliega el menú
Aragón

covid-19

Así se mata al coronavirus en una residencia de ancianos infectada

Las empresas aragonesas de desinfección han disparado su actividad. Residencias de ancianos, quirófanos, coches policiales, empresas, comunidades de vecinos… Todos quieren acabar con el Covid-19.

Técnicos de Tecnobio desinfectan una estancia de la empresa Delrío Comunicación Audivisual.
Técnicos de Tecnobio desinfectan una estancia de la empresa Delrío Comunicación Audivisual.
Laura Uranga

La lucha contra el coronavirus no se libra palmo a palmo, como en las guerras; se pelea milímetro a milímetro, o incluso micra a micra. Estos días de pandemia no tienen suficientes horas para que las empresas de desinfección saquen el trabajo que les llega. Residencias de ancianos, hospitales, cuerpos policiales, ayuntamientos, polideportivos, empresas, comunidades de vecinos… todos quieren acabar con el Covid-19 si es que lo han tenido, pero también evitar que se instale en el futuro, en la medida de lo posible.

Es un trabajo tan sensible como importante, ya que se trata de eliminar un virus que se acomoda fácilmente en casi cualquier superficie, que luego resiste varios días y que resulta altamente contagioso para quien entra en contacto con él. Los técnicos de las empresas de desinfección ‘persiguen’ al virus por cada rincón, por cada recoveco al que haya podido llegar desde la persona contagiada. Los productos y las técnicas que aplican varían dependiendo de la empresa, pero también de la superficie afectada.

Uno de los últimos focos graves de coronavirus en Aragón se ha detectado en la residencia Nuestra Señora de Rodanas de Épila, que acumula ya dos fallecidos y 17 positivos. El domingo por la tarde se trasladó hasta allí de urgencia un equipo de Tecnobio, empresa zaragozana que presume de tener “la tecnología más avanzada del mundo” para combatir a los microorganismos. En una larga tarde, desinfectaron 73 habitaciones más las estancias comunes. En total, más de 3.000 metros cuadrados.

Esta empresa residente en Zaragoza realiza la desinfección de superficies con una fuerza magnética hace que rodee toda superficie que toca, adhiriéndose la solución.Pudiendo abarcar grandes superficies y llegando a las zonas más inaccesibles, hacen de este equipo el aliado ideal para conseguir la mejor higienización y desinfección de cualquier superficie.

En casos así, los técnicos acuden con calzas altas, tres pares de guantes y buzos integrales. Con los abuelos recluidos en un salón, comenzaron “desde el lugar más lejano”, para ir volviendo sobre sus pasos y acabar “en la misma puerta”, como explica Francisco Javier Calderero, director comercial de la empresa. En su caso, se trata de una desinfección “sin contacto”, con unos pulverizadores electrostáticos que se aplican “como si se estuviera pintando”, cuenta. La carga negativa que tiene el producto hace que tenga un poder de atracción sobre las superficies “75 veces mayor que la gravedad”, dice Calderero.

Algunas de estas empresas estos días trabajan a precio de coste, solo con la intención de ayudar a la ciudad en estos momentos. Es el caso de Desinfecciones Aerosol, que se encuentra “completamente desbordada” por la crisis sanitaria con “entre 40 y 50 salidas al día” para combatir el coronavirus, según apunta Eduardo Pola, responsable de desarrollo del negocio. Usan un desinfectante “biodegradable, que no es tóxico ni corrosivo”, y lo aplican con unos aparatos que pulverizan el producto para que se impregne “en toda la superficie susceptible de ser tocada”. “Al minuto, el virus está muerto”, asegura.

Algunas empresas de desinfección trabajan estos días a precio de coste, solo con la intención de ayudar a la ciudad en estos momentos

La empresa Daymax ha trabajado estos días en residencias de ancianos, cuarteles de la Guardia Civil y del Ejército, industrias, comercios, edificios municipales, calles, comunidades de vecinos… Jesús Carballo, su director técnico, señala que trabajan con tres o cuatro productos “registrados por el Ministerio” y que tienen probada su acción virucida. Han actuado en estancias en las que habían vivido casos confirmados de coronavirus. Allí hacen una nebulización del producto, una desinfección y una limpieza manual.

Adolfo Monreal, de Desinfecciones Bionext, señala que están “a tope”, y eso que han anulado todos los trabajos rutinarios que tenían programados para poder atender los casos de coronavirus. Estos días ha detectado “mucho miedo” entre los clientes. Por ejemplo, entre las comunidades de vecinos. Muchas llaman al enterarse que hay algún vecino infectado, sospechoso o que ha estado en contacto con alguien que ha dado positivo.

Siga aquí la última hora sobre el coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios