Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Continúa el calendario de vacunas, pero no para todos

Se prioriza las vacunas a menores de 15 meses y embarazadas. A pesar de que se hayan suspendido las de 3 años en adelante, los pediatras garantizan el margen de inmunidad de las dosis ya suministradas.

La vacunación no es obligatoria en España.
La vacunación no es obligatoria en España.

En las agendas de algunas familias aragonesas estaban previstas citas con los pediatras de los niños para cumplir con el calendario de vacunación. No obstante, la situación actual de estado de alarma por coronavirus y las medidas de prevención que se han establecido han obligado a suspender el suministro de algunas dosis, manteniendo las de embarazadas y bebés de hasta 15 meses.

Uno de los aspectos que garantiza el Gobierno de Aragón en una nota informativa emitida a los sanitarios es la primavacunación, aquella que se realiza a los pequeños de entre 2 y 4 meses de edad. "Se trata de vacunas muy importantes, ya que inician el calendario y evitan que den otras enfermedades. Aseguran la protección de los más vulnerables", defiende Teresa Cenarro, pediatra del centro de salud de Ruiseñores de Zaragoza y presidenta de la Asociación Aragonesa de Pediatría de Atención Primaria.

Esta indicación la comparten el resto de pediatras consultados. "Es aconsejable que durante los primeros meses se vacune de tos ferina o neumococo, por ejemplo", considera Nuria García, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Esta pediatra de la capital aragonesa resalta que "si no se vacuna, el niño está más expuesto y acarrear problemas". "Y más en la situación que se está viviendo", añade la facultativa.

A este colectivo de bebés se le suman las embarazadas: "Si se vacunan corren menos riesgo". Cenarro y García aseguran que se han diseñado circuitos para las familias que vayan a vacunar eviten cualquier contacto, de hecho, solo puede pasar un acompañante. "En el centro de salud donde trabajo, Delicias Sur, se garantiza un trayecto en el que no hay contacto y las vacunas se centran a primera hora del día", agrega la García. Recomiendan que las personas contacten por teléfono con su centro de salud o centro asistencial para solicitar cita y, de esta manera, mantener el distanciamiento social recomendado.

Uno de los asuntos en los que inciden los médicos es que, aunque se suspenda temporalmente o se demoren, cuando termine la etapa de confinamiento, se debe continuar con el calendario habitual, como hasta la fecha. En cualquier caso, los episodios de pacientes trasplantados o que reciben sesiones de quimioterapia se deben estudiar de forma aislada.

"Las familias tienen que estar tranquilas porque, aunque se espacien las dosis, los niños están inmunes"

¿Qué vacunas se dejan sin poner? Las que estén programadas desde los 3 años en adelante, según informa el documento del gobierno aragonés. Por ejemplo, la de la varicela de los 3 años, dTpa (difteria, tétanos, tos ferina) para los pequeños de 6 años o la MenACWY (que previene de enfermedades meningocócicas) cuando cumplen los 12. Estas entre otras, ya que en los mayores se suma la de la gripe. "Hay un pequeño fragmento de la sociedad, como pueden ser los niños de 12 años que no hayan pasado la varicela ni hayan sido vacunados, que en estos momentos no revisten peligro, dado el distanciamiento social que se ha establecido", sosega Nuria García. "Las familias tienen que estar tranquilas porque, aunque se espacien las dosis, los niños están inmunes", dice Cenarro.

Los pediatras y las familias durante el confinamiento

Cenarro confiesa que estos días echa de menos a sus pequeños pacientes, sus llantos y risas. "Estamos deseando recuperar la normalidad", reconoce. Para evitar cualquier contagio realizan las consultas por teléfono. Al otro lado del aparato están las familias.

Como Laura Benito, madre de Lizer de tres meses. "Esta semana tenían que darle la vacuna del rotavirus que es oral. Hablé con la pediatra y me dijo que se la tomase, así que la compré en la farmacia y se la bebió. Hemos guardado la referencia para dársela después", relata esta madre. Desde la AEP aconsejan no normalizar estas prácticas y recurrir siempre al personal médico ya que "es necesario un seguimiento".

Para Carolina Pérez y su hijo Mario el turno es este miércoles. "Llamé al centro de salud porque me dijeron que solo vacunaban de las obligatorias, que nada de las voluntarias, pero en el ambulatorio me lo desmintieron. Ya que iba, que lo hiciese de todo", apunta esta madre que reside en Huesca. En otra situación se encuentra Tamara Pérez. Hace tres meses dio a luz a Dafne y ha estado ingresada hasta hace poco tiempo porque enfermó de meningitis. "Precisamente esa vacuna le falta a mi hija, lo que va a retrasar el resto del calendario", lamenta.

"Es miedo a lo desconocido, miedo a lo que está ocurriendo o está por venir"

A las dudas en torno a las vacunas que tienen las familias, se suman otras en relación al coronavirus. "Es miedo a lo desconocido, miedo a lo que está ocurriendo o está por venir", se sincera Carolina, la mamá de Mario.

La actualidad del coronavirus, minuto a minuto.

Toda la información sobre el virus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios