Despliega el menú
Aragón

Coronavirus

Las agencias redoblan esfuerzos para repatriar a los últimos aragoneses

Se calcula que quedan un centenar y que, pese a las restricciones, podrán regresar a España a lo largo de esta semana.

Escaparate de una de las agencias de viajes de la capital aragonesa.
Escaparate de una de las agencias de viajes de la capital aragonesa.
José Miguel Marco

Las agencias de viajes de la Comunidad redoblan esfuerzos para repatriar a los cerca de cien de aragoneses que todavía siguen atrapados en el extranjero. En las últimas semanas, según estimaciones del presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Aragón, Jorge Moncada, han vuelto en torno a medio millar. Está habiendo, no obstante, "verdaderas dificultades" para cerrar el proceso.

La principal está el cierre del espacio aéreo. Tampoco está siendo fácil traer a España a quienes se encontraban en puntos tan alejados como Australia, Nueva Zelanda, la costa oeste de Estados Unidos o Asia. "Hay veces que los dejan en algún punto de Europa, pero luego hay que buscarse la vida y contratar coches de alquiler o autobuses", explicó. 

Moncada recalcó que, en estos momentos, la prioridad es solucionar los problemas de los clientes. "Luego ya veremos cómo y a quién se reclaman estas cantidades", añadió. Las agencias aragonesas esperan traer a todo el mundo, "aunque sea por tierra", a lo largo de esta semana. En contra, no obstante, están las condiciones cambiantes en las fronteras.

El hecho de que estas cien personas no hayan podido regresar hasta el momento, subrayó el presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, no quiere decir que no vayan a poder hacerlo. La última semana, relató, ha sido, con diferencia, la de mayor movimiento. Ha habido agencias que "han tenido que poner mucho dinero para traer a gente de Marruecos". También hubo que correr para traer a trabajadores de las Baleares en el último barco. 

Recordó, en esta línea, que hay que diferenciar entre estudiantes de Erasmus, trabajadores y gente que se encontraba de vacaciones. "De estos últimos habrá venido ya el 90%. No obstante, habrá empleados y universitarios que habrán decidido quedarse", expuso.

Jesús Arroyo y su compañera Ana, de vacaciones en Ecuador, son dos de los aragoneses que aún no han podido regresar. Ayer tenían que haber cogido un vuelo a España, pero su compañía lo canceló y todavía no saben cómo y cuándo volverán. Los últimos días los han pasado en un hotel de Montañita, pero el establecimiento cerrará mañana, y, por recomendación de Exteriores, han decidido moverse a Guayaquil. 

Ambos han hecho innumerables llamadas a la aerolínea, a la embajada y al teléfono facilitado por el Gobierno central, pero nadie les ha dado una solución, y los próximos vuelos están al completo o superan los 2.000 euros. Ayer recibieron noticias del consultado y están a la espera de poder subir a uno deIberia esta semana.

Etiquetas
Comentarios