Despliega el menú
Aragón

Coordinación entre hospitales públicos y privados en la lucha contra el virus

Salud Pública reconoce que la colaboración es "absoluta" y todos trabajan "en una única dirección".

Fachada del hospital Miguel Servet de Zaragoza.
Fachada del hospital Miguel Servet de Zaragoza.
José Miguel Marco

Los hospitales públicos y privados de Aragón trabajan a toda máquina para intentar frenar el avance del coronavirus. El director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, reconoció  que "desde hace días" ya no se hacen distinciones entre ellos, de manera que "todos los centros sanitarios, independientemente de la titularidad que tengan, están prestando el servicio y el trabajo colaborativo es absoluto".

De hecho, el pasado 16 de marzo, los máximos responsables del Salud tuvieron una reunión con las clínicas privadas para unificar los criterios de actuación de todos los centros, respecto a consultas, actividad quirúrgica y pruebas diagnósticas no urgentes, que quedaron aplazadas en previsión de reservar camas para atender casos de coronavirus.

"Hay una única dirección y en un momento determinado esto puede hacer que haya movimientos entre hospitales de acuerdo a las necesidades y ajustes que haya que hacer", aseguró Falo.

La lucha contra el Covid-19, de hecho, se libra en los centros tanto públicos como privados, que atienden casos con este virus. Estos positivos se incluyen en la información que se aporta diariamente al Ministerio de Sanidad y que recoge todos los recursos de todos los dispositivos sanitarios que existen en la Comunidad.

El efecto para evitar el colapso con los pacientes del coronavirus que están ingresados en el Hospital Clínico y el Miguel Servet ya se deja ver en los primeros 17 afectados en el cercano Hospital Militar (15 en la planta sur y dos en la uci), que abrió esta semana una nueva planta con 45 camas y ya casi están llenas. Fuentes militares confirmaron que están diseñando una segunda ampliación que se realizaría en la zona sur y aportaría otras 18 camas para posibles ingresos. Mientras tanto, el hospital San Juan de Dios, que recibe a personas mayores con una media de 80 a 85 años, ha reducido la ocupación de sus 188 habitaciones a 127 gracias a las altas de pacientes, que se fueron con sus familiares. El centro, que fue desinfectado por la UME, dispone así de espacio libre para recibir enfermos del Servet o del Clínico. 

>> Lee más noticias sobre la crisis del coronavirus.

>> Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios