Despliega el menú
Aragón

crisis de coronavirus 

Diez presos de Zuera están en cuarentena y observación en la sección de ingresos

Se desalojaron esas celdas porque los internos volvieron de sus permisos después del pasado día 15. 

LLEGADA DE LOS PRESOS CATALANES A LA CARCEL DE ZUERA / 03/07/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Llegada de los presos catalanes en 2018 a la prisión de Zuera.
Oliver Duch

La crisis del contagio de coronavirus ha blindado las prisiones en Aragón al suprimir las visitas vis a vis o a los locutorios de los familiares, pero además diez internos de la cárcel de Zuera que regresaron de permisos de libertad después del pasado día 15 están en cuarentena, según confirmaron fuentes penitenciarias.

Estos presos que volvieron a la prisión permanecen en la sección de ingresos, que se ha quedado solo para ellos, y los asistentes sanitarios del centro van a visitarlos en sus celdas para evitar el contagio. En estas condiciones van a pasar dos semanas hasta que se cumpla el plazo de la cuarentena y vuelvan a un módulo.

Los sindicalistas del CSIF (Central Sindical Independientes y de Funcionarios) han reclamado reclama mayor protección con mascarillas y guantes para los trabajadores de las cárceles Zuera y Daroca para evitar la expansión del coronavirus. Ahora, denuncian que no hay equipos de protección para los trabajadores. 

CSIF reclama la contratación de urgencia de más personal de enfermería. Fuentes de Instituciones Penitenciarias señalaron que los trabajadores de la enfermería cuentan con estos objetos para su protección. 

La semana pasada se celebró la reunión del Comité de Salud Laboral de las cárceles de Zuera y de Daroca, al que acudierion como representantes de la Administración la directora y la a mayoría de los subdirectores del centro penitenciario de Zuera, y se comunicó por videoconferencia con el director y subdirectores del centro penitenciario de Daroca.

CSIF denunció que si bien las medidas aplicadas a los presos estaban siendo actualizadas y aplicadas para frenar la epidemia, hacia los trabajadores penitenciarios no se estaban estableciendo protocolos ni repartiendo equipos de protección. Señalaron que el blindaje cada vez mayor de los centros penitenciarios convierte a los trabajadores penitenciarios en los máximos causantes de la propagación del virus hacia los presos y hacia ellos mismos. 

Un funcionario resfriado 

En este sentido, un funcionario de la macrocárcel de Zuera presentó síntomas con un resfriado como un síntoma sospechoso y es el único del centro que está en su domicilio por este motivo hasta que puedan realizarle un test para comprobar si es positivo o no. Estuvo un día trabajando en el centro y los compañeros que estuvieron con él no presentan ningún síntoma, por lo que siguen en su puesto.

Tanto en la cárcel de Zuera como en la de Daroca se produjo un aislamiento de dos internos por el contexto de la pandemia, pero han dado negativo en los dos casos.

Tampoco dio más problema el traslado de 18 presos procedentes de cárceles de Madrid el pasado día 11 porque todos estaban en tránsito y ninguno se quedaron en el centro.

Más de cien presos de tercer grado a casa  

Por otro lado, la dirección de Instituciones Penitenciarias ya ha aplicado la norma aprobada esta semana de llevar a más de 100 internos de tercer grado a sus domicilios para cumplir la pena allí, tras aplicarles unas pulseras telemáticas, que se controlan desde los Centros de Inserción Social (CIS) de Zaragoza y Huesca.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias señalaron que los medios telemáticos son un conjunto de sistemas electrónicos que utilizan para el control de presencia a distancia de personas que se encuentran en el ámbito de sus competencias. El art. 86.4 del Reglamento Penitenciario posibilita una forma específica de cumplir condena en régimen abierto, sustituyendo el tiempo de estar en el establecimiento por estas pulseras de contro.

Etiquetas
Comentarios