Despliega el menú
Aragón

covid-19. las caras de la solidaridad

Enfermera Arilla y médico López: "No tenemos suficientes mascarillas, pero hay gente muy buena y venceremos"

La enfermera Pilar Arilla y la médico Pilar López Esteban, del centro de salud Venecia, explican cómo han ideado trajes EPIS con bolsas de basura. 

La enfermera Pilar Arilla (a la ziquierda) y la médico Pilar López Esteban, en la entrada del centro de salud Canal Imperial, en el barrio de Venecia, el pasado viernes.
La enfermera Pilar Arilla (a la izquierda) y la médico Pilar López Esteban, en la entrada del centro de salud Canal Imperial, en el barrio de Venecia, el pasado viernes.
Oliver Duch

¿El coronavirus que venía de China nos cogió despistados en España?

P. L. E. Nos cogió algo despistados, aunque nosotros nos la veníamos venir. No sabemos por qué no se reaccionó más rápido y anticiparnos. Nosotros hemos ido preparándonos hace muchísimo tiempo y en Zaragoza las cosas han ido muy despacio. El boom solo se ha notado la semana pasada y ésta, pero en medicina siempre pasa igual.

¿Cómo han tenido que reaccionar ante situaciones imprevistas?

P.A. Somos un barrio con mucha gente muy mayor y tenemos que estar muy pendientes de ellas. Hacemos lo inaplazable y vamos a los domicilios, como atendemos en el centro de salud (Venecia). Enseñamos a hacer alguna cura a los familiares que te apoyan y pasamos una vez a la semana para valorarlo. No los dejamos solos.

P.L.E. En el barrio de San José hay 27.000 vecinos y en Venecia, 14.000. Más de un 30% son mayores de 65 años.

¿Quién decide la aplicación de los test del virus?

P. L. E. El test no depende de nosotras. La transmisión epidemiológica de la cadena epidemiológica hace que se prioricen los mayores riesgos. Si  son sospechosos leves se hace un seguimiento casi diario sobre cómo va la fiebre a los que están en aislamiento en sus domicilios. Ojalá tuviéramos los test.

¿Cuántos positivos están controlando aquí desde el centro de salud?

P. L. E. Aquí hacemos un triaje y todo lo que sea de respiratorio se ve abajo y no se deja pasar arriba. Se pone una mascarilla a cualquier paciente que tiene tos y se ve en una aula dedicada a esa patología. Así hay una zona limpia y otra sucia, por así decirlo.

¿La gente se queda en casa sin ver al médico?

P. A. El lunes fue el único de la cuarentena cuando vino más gente, pero al explicarles la situación tomaron conciencia y ahora solo vienen para una cura. Hay menos riesgo que lo hagamos en el centro y si no hay sintología vamos a su casa.

¿Qué camino siguen si encontráis un positivo?

P. L. E. Si viene tosiendo le ponemos una mascarilla. Se le preguntan los factores de riesgo, como los viajes. Si es sospechoso le damos la baja y se le cita para su médico a las 24 horas y si va empeorando se llama al 061. Si llega grave, muy fatigado y en mal estado, lo metemos en una sala de aislamiento, lo exploramos, viene el 061, le hacen la prueba y acaba en el hospital. Hemos tenido esta semana cuatro graves y unos 40 leves al día.

Algunos sanitarios del centro de salud con el EPI que han creado con bolsas de basura para protegerlos.
Algunos sanitarios del centro de salud con el EPI que han creado con bolsas de basura para protegerlos.
R. J. C.

¿Tienen suficientes mascarillas?

P. A. No tenemos suficientes, pero hay mucha gente solidaria y venceremos.

Estamos haciendo mascarillas de tela y se las damos a los pacientes. No tenemos los EPIS (el traje de protección) porque nos los dan con cuentagontas y los hemos creado con bolsas de basura y delantales. (La gente que necesita ponerse el EPI en casa por obligación médica tiene que tener el bueno, según fuentes de la DGA). Con lo que tenemos protegemos al personal sanitario y a los pacientes. Es una doble protección. No vamos a dejar a la gente. Se va a luchar y el hospital está preparado. Los centros de salud trabajamos al 150% sobre todo con los mayores. Los llamamos dos veces porque están desorientados y despistados por no salir de casa.

Los sanitarios del Centro de Salud Canal Imperial-Venecia de Zaragoza han tenido que fabricarse equipos de protección individual caseros frente al coronavirus ante la escasez de equipos homologados.
R. J. C. 

Todos los días, a las ocho de la tarde, la gente les aplaude desde las ventanas.

P. L. E. Es emocionante y por eso venceremos. Hacemos lo que podemos, pero si ellos hacen lo que les decimos y colaboran, no tiene que pasar lo de Italia. Trabajamos para que no ocurra.

P.A. Los que pasean el perrito no pueden quedarse en grupo hablando y bebiendo. Ya llegará el día de la verbena.

P. L. E. No podemos darnos el abrazo que queremos. Me cuesta no besar a mis hijas todos los días. Hay que hacer las normas de higiene y distancia.

¿Han visto ejemplos de solidaridad?

P. A. / P. L. E. Sí. Nos han traído mascarillas desechables, gafas, gorros de ducha y hasta un protector de una empresa de soldadura. Ahorramos y guardamos. Hay que hacerlo porque el pico (de afectados por el virus) todavía no ha llegado. A los abuelos les decimos que anden por su pasillo. Al principio de la semana era más difícil y ahora parece que ya vemos la luz.

¿Cuándo será el pico de los afectados por el coronavirus?

P. L. E. Puede ser este fin de semana, el día 23 o 24. Ojalá que sea cuanto antes.  

Etiquetas
Comentarios