Despliega el menú
Aragón

Asistencia

El personal del hospital de Teruel pide destinar un hotel próximo a sanitarios contagiados

La propiedad del establecimiento, al igual que la de los balnearios de Aragón y el Hiberus, se ha ofrecido a colaborar.

Fachada del Hospital Obispo Polanco de Teruel. Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 16-01-15
Fachada del Hospital Obispo Polanco de Teruel.
Antonio García/Bykofoto

Profesionales sanitarios del hospital Obispo Polanco de Teruel han solicitado al Colegio Oficial de Médicos su colaboración para conseguir que una planta de un hotel próximo a este centro sanitario sea medicalizada y se destine al cuidado de facultativos y enfermeros que se contagien de coronavirus en el ejercicio de su trabajo. Su petición coincide con el ofrecimiento que esta misma semana ha hecho la propiedad del Isabel de Segura a la Subdelegación del Gobierno, poniendo a su disposición las instalaciones ante la cercanía al complejo sanitario, situado enfrente.

El responsable del área de hospitales del sindicato médico CESM-Aragón, Jesús Martínez Burgui, ha señalado este miércoles que no es conveniente que los profesionales que enfermen sean devueltos a sus casas para el proceso de recuperación, ya que podrían contagiar a sus familiares. Ha añadido que, por otro lado, estos sanitarios necesitan de "unos cuidados aceptables" para poder reponerse y volver a sus puestos.

Martínez Burgui ha recordado que en otras comunidades autónomas ya se ha puesto en marcha esta medida, como es el caso de Madrid.

Sin estar al corriente de esta petición, el propietario del hotel Isabel de Segura, Juan Ciércoles, ha señalado a este diario que el lunes se puso en contacto con el subdelegado del Gobierno, José Ramón Morro, para poner a su disposición el establecimiento, uno de los pocos que aún permanecen abiertos en la Comunidad. "Todos debemos hacer un sobresfuerzo, anteponer el bien común al particular", ha subrayado.

En su hotel, que cuenta con 65 habitaciones, se está atendiendo a familiares de pacientes hospitalizados en el Obispo Polanco y algún servicio de urgencia para empresas que necesitan movilizar a trabajadores. "Estamos en mínimos, la ocupación rondará el 20%, y mantenemos la actividad porque en algún lugar tienen que dormir los familiares de enfermos desplazados", ha explicado.

Este hotel turolense no es el único que se ha puesto a disposición de la Administración para colaborar, en la que medida que se pueda, en la lucha contra el coronavirus. Así lo han hecho también el zaragozano hotel Hiberus y la Asociación de Balnearios de Aragón, de la que forman parte nueve establecimientos repartidos por las tres provincias. Todos ellos están disponibles tras haber suspendido la actividad en los últimos días por la falta de clientes tras la declaración del estado de alarma.

Fuentes autonómicas han indicado que el complejo zaragozano, situado en el meandro de Ranillas, tiene la ventaja de estar aislado, con buenos accesos a través del cinturón y sus habitaciones tienen orientación sur, características idóneas para una posible medicalización de las instalaciones.

Devolver a la sociedad

En el caso de los balnearios, el presidente de la asociación y dueño del Vilas de Turbón, José Franch, ha explicado que el domingo por la tarde mantuvieron una videoconferencia en la asociación nacional, en la que participaron más 60 propietarios de instalaciones de toda España, en la que se decidió ofrecerse al Gobierno central. Franch ha subrayado que la disposición a colaborar se trasladó el lunes al Imserso, ya que son conscientes de que deben devolver lo que se les ha dado. "El Imserso, desde hace muchos años, nos trae clientes y nos garantiza en buena medida nuestra actividad, ayudando a mantener nuestras plantillas en el medio rural", ha añadido.

Etiquetas
Comentarios