Despliega el menú
Aragón

aragón es extraordinario

Café gratis para aliviar un esfuerzo titánico contra el coronavirus

Las empresas Éboca y Cafés Orús agradecen la dedicación del personal sanitario regalándoles café, un producto imprescindible en jornada de trabajo maratonianas.

Foto de La Almunia de Doña Godina
Una trabajadora sanitaria se toma un café en un momento de descanso
Eboca

Muchos ciudadanos salen todos los días a los balcones para reconocer el esfuerzo y dedicación del personal sanitario. El agradecimiento no llega solo en forma de aplausos. También adquiere la forma de una reconfortante taza de café. Dos empresas, Éboca y Cafés Orús, han decidido regalarles todo el café que consuman médicos, enfermeros, auxiliares o trabajadores de mantenimiento o lavandería mientras dure la situación de emergencia.

"Viendo el trabajo titánico, y en algunos casos casi heroico, de los sanitarios, nos planteamos en qué podíamos contribuir nosotros, pensando en que las próximas semanas van a ser de una gran tensión, esfuerzo y poco dormir", señala Raúl Benito, presidente de la empresa oscense Éboca, dedicada al sector del ‘vending’, que presta servicios en hospitales y centros de salud de Zaragoza y Huesca y estos días ofrece el consumo gratuito de café de sus máquinas, "sin limitaciones". Para ello han habilitado una solución tecnológica, a través de la App Eboca Wallet. Algunos usuarios ya estaban identificados, unos 500, y otros se han sumado al chat de la propia aplicación, hasta superar los 1.000.

La lista incluye grandes hospitales, como el Miguel Servet, Materno Infantil, Nuestra Señora de Gracia, Royo Villanova, Traumatología o Viamed Montecanal, en Zaragoza; algunos de la capital oscense, Sagrado Corazón, Santo Cristo de los Milagros, Clínica Viamed Santiago o Policlínica Alto Aragón; y una veintena de centros de salud de estas provincias.

Éboca mantendrá la gratuidad "el tiempo que podamos", pues se avecinan tiempos duros también para las empresas. "Cuando se tomen un café y no tengan que pagar sentirán a la sociedad cerca, y el efecto emocional es importante", dice Benito.

También la empresa aragonesa Cafés Orús ha decidido regalar a los sanitarios de distintos hospitales de Zaragoza todo el café que consuman mientras dure esta situación. Por ahora el Miguel Servet, Clínico y el Militar, aunque pretende extender esta acción para que los trabajadores repongan fuerzas.

"Este gesto nace por parte de todo el equipo de Cafés Orús, trabajadores, clientes y proveedores, para apoyar y homenajear a todos los héroes con bata. Juntos saldremos adelante de esta situación", explica Álvaro Marco, adjunto de dirección, consciente de que las largas horas de tensión quizá se vean aliviadas con una taza de café. 

Una súplica desde Alcorisa: no bajes la persiana, empresario

Adrián Burriel vive habitualmente en Zaragoza, pero es de Alcorisa. Estaba en su pueblo visitando a la familia y cumplimentando una formación en el entorno digital, en el que trabaja habitualmente como diseñador web, cuando sobrevino la declaración de estado de alarma, y decidió quedarse en la casa familiar a pasar la cuarentena. Ahí se encendió una bombilla con tres cerebros en circuito; el suyo, el de la zaragozana Miriam Chueca y el del calagurritano David Achútegui, que reside y trabaja en Zaragoza.

“Realmente, ‘No bajes la persiana’ (nobajeslapersiana.es) surge hace tres días. Hablando con David y Miriam, y debido a la situación que enfrentamos los autónomos, entendimos que había que tratar de ayudar de algún modo. Nosotros, al movernos en el ámbito digital, solemos trabajar mucho a distancia, pero pensando en los comercios de barrio y el panorama que se les presenta, cerrados y con los pagos de alquileres, sueldos de empleados… es muy duro”.

Lo que se le ha ocurrido al terceto es ofrecer pautas para digitalizar comercios, aplicando el uso de las nuevas tecnologías al márquetin. “Yo –apunta Adrián, el más joven de los tres– hago diseño web, David está especializado en SEO (estrategias de posicionamiento en buscadores web) y ‘e-commerce’ (comercio electrónico) y Miriam ejerce de 'copywriter', además de llevar de maravilla el uso profesional de las redes. Haciendo equipo podemos ayudar. No es una solución directa, no es magia, pero sí un granito de arena que, cuando acabe esto, puede tener continuidad y llevar a esos comercios a nuevos retos”.

En apenas dos días, la iniciativa ha tenido repercusión. “Lo movimos en grupos de whatsapp y, de repente, estaba por media España. Este martes 17 por la noche decidimos hacer un resumen informativo para encauzar las propuestas que llegaban y orientar mejor a cada una, aunque preferimos apoyar a muchos en vez de centrarnos en pocos casos; además, seguimos con nuestros trabajos, esto lo hacemos en el tiempo libre. Eso sí, nos enfocamos al que realmente lo necesite, al que sepa que va a tener pérdidas y quiera dibujar un presente y un futuro más esperanzador, no a alguien que quiera un proyecto completo aprovechando la coyuntura. Han llamado de floristerías, locales de fisioterapia, de telefonía, tiendas de ropa, empresas de paneles solares, de muebles, de iluminación... estamos muy ilusionados y agradecidos, el alcalde de Alcorisa me llamó para felicitarnos. Haremos lo que podamos”.

Foto de La Almunia de Doña Godina
Miriam, David y Adrián (desde Zaragoza y Alcorisa) piden que ‘No bajes la persiana’.
ADM

Desinfección diaria en Quinto, calle a calle y con bagaje previsor

En Quinto, dos empleados municipales han sido equipados con mochilas que portan una mezcla de agua e hipoclorito sódico. “Rocían el preparado diariamente –explica Jesús Morales, el alcalde– en los entornos de las tiendas abiertas de alimentación, farmacia, consultorio, papeleras, bancos, el suelo de parques infantiles... al ser un pueblo tan lineal, va uno por cada lateral del pueblo y luego entran a las calles centrales. El Ayuntamiento había comprado antes del toque de queda gel hidroalcoholizado para las dependencias municipales; llegó el estado de alarma y lo envasamos en botes de medio litro para dárselo a los comercios”.

Foto de La Almunia de Doña Godina
Alfredo y Omar, indesmayables en Quinto
Ayuntamiento de Quinto

Mascarillas y conciencia ciudadana en una residencia de La Almunia

La Almunia de Doña Godina, cabecera de la comarca de Valdejalón, ha unido fuerzas para hacer frente a la expansión del coronavirus; como muestra, valga la iniciativa relacionada con la confección de mascarillas que se desarrolla en la residencia Santa María de Cabañas. Personal del centro, usuarias y comercios colaboran para realizar estas herramientas de protección. “Varias mercerías se pusieron en contacto para darnos los materiales necesarios, dos usuarias; Rosario y Mª Luisa, recortan las piezas y nosotras las cosemos”, explica Conchi Paniagua, terapeuta del centro. “Ellas se ejercitan, se entretienen y colaboran”, subraya. Allí trabajan 61 personas y conviven 113.

Foto de La Almunia de Doña Godina
Rosario y María Luisa, en la residencia Las Cabañas
HA

Tiendas solidarias con el reparto de viandas en Ejulve

Ovidio Ortín es el alcalde de Ejulve y lleva Cárnicas Ortín (más de un cuarto de siglo en actividad: conservas, longanizas... de todo) junto a su hermano Óscar. “Aquí tenemos un 75% de población en la tercera edad y hay que cuidarlos, muchos tienen además problemas de movilidad, así que se les lleva todo a casa. Las dos tiendas del pueblo, Tienda Tere y Tienda Nuria, con ultramarinos y productos de la zona, surten la mercancía. También se apoya a los vecinos de La Zoma cuando lo piden. Hay una quesería muy rica en el pueblo, Los Santanales, que también se involucra en esto. En los pueblos, eso sí, aguantamos mejor lo de no salir de casa”.

Foto de La Almunia de Doña Godina
Quesos Los Santanales, circulando desde Ejulve
HA

Comercio Bellosta:servicio múltiple a los habitantes de Fiscal

El domingo trascendió la iniciativa del empresario de Fiscal Miguel Bellosta; su tienda, Comercio Bellosta (974 503 020), se ofreció a llevar a domicilio los productos de alimentación y útiles caseros a los habitantes del pueblo, priorizando en todo momento a los que tienen en Fiscal su primera residencia. “Nos contactan por teléfono fijo, whatsapp –los del pueblo tienen el móvil– o correo electrónico; pagan por visa o metiendo el dinero en un sobre para evitar contagio. Se les dejan las cosas en la puerta, y listos. La respuesta ha sido muy positiva, lógicamente, los más mayores tienen miedo de salir, y están muy agradecidos con este sistema”. 

Reportaje de la serie 'Aragón es extraordinario'.

Últimas noticias sobre el coronavirus en Aragón.

Etiquetas
Comentarios