Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

"El reto es lograr que la rutina en el centro de menores sea como la de una familia"

Los profesionales que trabajan con los niños y adolescentes tutelados por la DGA intentan que vivan la cuarentena por el coronavirus con normalidad. Las visitas de sus allegados se han suspendido para evitar los contagios.

Imagen de archivo de unos menores jugando.
Imagen de archivo de unos menores jugando.
José Miguel Marco

¿Cómo viven este aislamiento para frenar el coronavirus los menores tutelados por la DGA que residen en centros y pisos?¿Y los trabajadores sociales, educadores y psicólogos que tratan con ellos en el día a día? En estos momentos en la Comunidad hay 427 niños y adolescentes en protección, entre los que se encuentran los menores extranjeros no acompañados (menas), y 50 jóvenes en régimen de internamiento por haber cometido algún tipo de delito.

Uno de los principales cambios que ha supuesto para estos chavales esta cuarentena es la suspensión del régimen de visitas que corresponden a progenitores, abuelos, hermanos y demás parientes y allegados para evitar contagios desde el exterior. Para paliar esta falta de contacto con su entorno se les facilita y potencia la comunicación por videoconferencias o videollamadas para que mantengan ese lazo con los suyos que les ayuda a sobrellevar mejor el aislamiento.

"El reto es lograr que la rutina en un centro de menores durante esta cuarentena sea como la de cualquier familia. Igual que cualquier progenitor hace con sus hijos, hay que explicarles con claridad la situación, concienciarles y contribuir a que lo vivan con normalidad", explica Cristina Sola, presidenta del Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón. Para ello, como en cualquier sitio donde hay niños, estos días se organizan videoconferencias en grupo para que puedan charlar con sus amigos del colegio o de alguna actividad que practiquen. Además, se les ayuda a que cumplan las tareas escolares y domésticas y se refuerzan las actividades lúdicas y talleres.

Más allá de las recomendaciones sanitarias, en estos singulares hogares se está insistiendo mucho en la gestión de los conflictos. "Aconsejamos que se respete el orden doméstico, la higiene personal y que se respete, sobre todo, un tiempo y un espacio individual, algo que entra dentro del sentido común cuando la convivencia tiene estas características", recalca esta trabajadora social. El problema que ve es que si el confinamiento se alarga puede dar lugar a "situaciones de ansiedad".

Este ambiente familiar es más fácil de conseguir, asegura Sola, desde que a partir de 2015 se ha venido priorizando la atención a estos niños y chicos bajo la guarda de la Comunidad "en pisos y casas en lugar de centros residenciales". El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) viene haciendo esfuerzos en los últimos años en captar familias de acogida para todos los niños menores de 6 años.

La pandemia también ha influido en otra actividad aparentemente pequeña. Las 'condenas' de menores consistentes en trabajos en beneficio de la comunidad se han suspedido, apunta Sola. Se trata de chavales que cometen un delito menos grave y optan voluntariamente por purgar su culpa cumpliendo labores sociales como colaborar con alguna asociación o tareas de limpieza.

Desde que se conoció la propagación de este virus, los centros de menores empezaron a tomar medidas de prevención. El IASS (Instituto Aragonés de Servicios Sociales) también ha empezado a proveer a los profesionales de los centros de equipos de protección individual (guantes, mascarillas y jabones desinfectantes). La presidenta del Colegio Profesional de Trabajo Social entiende que son unos profesionales que están en "primera línea de fuego" y que en emergencias como esta prestan una atención psicosocial en la que también hacen frente "a la angustia, la ansiedad y la necesidad de ser escuchados".

Un justificante para ir a hacer la compra

En la importancia de vivir en estos momentos en un entorno lo más parecido a un hogar insiste también Julia Ortega, coordinadora en Aragón de Accem, una de las organizaciones que en la Comunidad gestiona varios dispositivos en pisos y casas para adolescentes extranjeros solos y jóvenes de entre 17 y 21 años. "En cuanto se empezó a hablar del covid-19 nos preocupamos de mantenerles informados en todo momento, que entendieran bien lo que esta ocurriendo", cuenta. Esta semana se ha reforzado la plantilla que está en las casas durante las mañanas, ya que se han suspendido las clases y cursos a los que asisten.

Las personas que conviven con ellos supervisan que se cumplan las medidas higiénicas, aunque Ortega asegura que "ellos mismos se autoconfinan, están preocupados, como todo el mundo". Por el coronavirus sí han cambiado algunos de sus hábitos, la compra semanal, que los propios muchachos hacen con un vale, es "más voluminosa", y Accem ha facilitado a las personas que les acompañan al supermercado un certificado por si les para la policía para que puedan justificar por qué van dos personas juntas por la calle. Además, la organización ha cancelado las prácticas y el voluntariado y va a poner en marcha clases 'online' de español para que sigan aprendiendo el idioma.

La coordinadora de Accem en la Comunidad reclama una mayor protección ante el coronavirus para los profesionales del tercer sector, una demanda que esta entidad ha trasladado tanto a la Delegación de Gobierno como al Ejecutivo autonómico. "Por nuestra cuenta hemos adquirido mascarillas, pero por ahora no disponemos de ningún otro equipamiento específico".

Comunicación las 24 horas con la DGA

Por otra parte, para garantizar la adecuada coordinación de recomendaciones, instrucciones, incidencias, necesidades y petición de recursos personales y materiales, la DGA ha establecido en el Servicio de Atención a la Infancia y Adolescencia una red de comunicación instantánea durante 24 horas con responsables de cada una de las residencias, pisos y recursos de acogimiento

Además, se han elaborado planes de contingencia específicos para cada uno de los recursos con indicaciones respecto a la asistencia de los niños y adolescentes como al funcionamiento general de los recursos y las medidas preventivas que debe adoptar el personal que trabaja en ellos. Desde el IASS explican también que los profesionales especializados en este tipo de atención están "cualificados" para afrontar una emergencia como la actual.

Siga aquí la última hora sobre el coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión