Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

Cepyme, decepcionado con las medidas, urge soluciones para la economía real

La organización empresarial ha criticado que, en el caso de los autónomos, solo se haga referencia a la prestación extraordinaria por cese de actividad bajo la justificación de la caída de la facturación en un 75%.

Miguel Ángel Sánchez, director de Cámara de Zaragoza, junto a José Manuel Rodriguez Chesa, vicepresidente del Consejo Aragonés de Cámaras; Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón; y Aurelio López de Hita, de Cepyme Aragón, hoy en Zaragoza
Miguel Ángel Sánchez, director de Cámara de Zaragoza, junto a José Manuel Rodriguez Chesa, vicepresidente del Consejo Aragonés de Cámaras; Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón; y Aurelio López de Hita, de Cepyme Aragón, en una imagen de archivo en Zaragoza
I. M.

Cepyme Aragón ha criticado las medidas presentadas por el Gobierno para hacer frente al coronavirus, como que la prestación extraordinaria para autónomos por cese de actividad esté vinculada a la evolución del negocio en el último semestre, y urge soluciones para la "economía real".

Una vez analizado el Real Decreto de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus, la organización empresarial ha criticado que, en el caso de los autónomos, solo se haga referencia a la prestación extraordinaria por cese de actividad bajo la justificación de la caída de la facturación en un 75% respecto al promedio de facturación del semestre anterior o que la cuantía de la misma se determine aplicando el 70 % de la base reguladora.

Apuntan así en un comunicado que si la base mínima de cotización es de 944 euros, los autónomos solo recibirían 661, a lo que tendrían que sumar el pago de la cuota de autónomos, así como sus gastos habituales de alquiler, luz o agua.

Con respecto a las medidas para garantizar liquidez, Cepyme considera que las líneas de avales "no servirán de nada" si el filtro para su concesión sigue siendo la comisión de riesgos de las entidades financieras y, además, con un límite del 50 %.

La organización señala que España debería conceder subvenciones directas a la actividad, como Francia, o a través de créditos habilitados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con unos plazos amplios de devolución y el aval del Estado.

Critica también Ceyme que la moratoria en las hipotecas solo haga referencia a la primera vivienda de particulares y no a los alquileres de locales empresariales y, sobre las medidas excepcionales en relación a los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada, lamenta que solo se agilice el periodo de resolución de 15 a 7 días por parte de la autoridad laboral cuando debería aplicarse un sistema "más automático y de poco coste" para las empresas.

La organización advierte asimismo de que si no hay flexibilidad con el concepto de "fuerza mayor", el pronóstico es que los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) acaben convirtiéndose en Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y dice que si se alarga esta situación el problema de pymes y autónomos será que el mes que viene la mayoría "no podrán pagar las nóminas, bien por falta de liquidez, bien por falta de ingresos, o por ambas". 

Etiquetas
Comentarios