Despliega el menú
Aragón

semana santa

Las cofradías de Zaragoza suspenden sus ensayos este fin de semana

Las hermandades de la capital cancelan los encuentros para tocar el tambor y suspenden también las prácticas de las cuadrillas de costaleros. El coronavirus se cierne sobre las procesiones, aunque aún no hay una decisión tomada sobre si podrán celebrarse o no

COSTALEROS LLEVAN EL PASO DE SEMANA SANTA HASTA LA PARROQUIA DEL PERPETUO SOCORRO DE ZARAGOZA / 19/03/2017 / FOTO : OLIVER DUCH [[[HA ARCHIVO]]]
Costaleros de la Eucaristía con la estructura del paso de la Santa Cena en una imagen de archivo.
O. Duch

En los últimos días se han ido sucediendo las suspensiones y cancelaciones de actividades previas a la Semana Santa por culpa del coronavirus. La exaltación infantil y el concurso de tambores, previstos para el próximo fin de semana, fueron los primeros en caer, pero las cofradías han ido cancelando ensayos, ceremonias e, incluso, algunos viacrucis, a la espera de ver qué sucede con las procesiones que deberían celebrarse en abril. Únicamente permanecen abiertos los oratorios a las imágenes y algunas exposiciones de temática cofrade como la del Alma Mater o la del Centro Joaquín Roncal, dedicada a los 25 años de costal en Zaragoza.

Este fin de semana había varios ensayos de tambores previstos a orillas del Ebro, pero las hermandades han ido informando de su suspensión en las redes sociales. Las secciones de instrumentos del Calvario, el Nazareno, el Ecce Homo, el Despojado o el Descendimiento, por citar solo un puñado de ejemplos, ya han confirmado que no se reunirán este domingo. El Prendimiento no hará imposición de medallas ni viajará a Daroca a un acto de hermandad como tenía previsto como tampoco habrá ensayos de la cuadrilla de costaleros de la Humildad ni de la agrupación de los Trinitarios. En la mayoría de comunicados se dejan en suspenso las actividades y se dice que se continuará informando "en función de cómo evolucione la situación sanitaria". La asamblea de Hermanos Mayores de la Junta Coordinadora de Cofradías tiene previsto reunirse a lo largo de este viernes para coordinar las medidas que se vayan adoptando. 

El Ayuntamiento y la misma Junta querían presentar oficialmente el jueves 19 toda la programación de Semana Santa y el recorrido de las procesiones, pero en estos momentos, está todo en el aire. Lo que sí se han suspendido ya son las tertulias culturales que todos los martes tenían lugar en el Ámbito Cultural, las visitas de la llamara Ruta Cofrade y otras actividades como una mesa redonda que se había convocado el próximo miércoles sobre las implicaciones económicas y turísticas de la Semana Santa. Iban a venir expertos de las celebraciones de Málaga para ponerlas en relación con las de la capital aragonesa, en donde siempre se ha dicho que la Semana Santa genera un impacto de unos 20 millones de euros. No obstante, la Universidad de Zaragoza ha hecho un nuevo estudio más detallado que eleva esa cifra.

También ha quedado pospuesta la entrega del premio Tercerol que estaba programada para el día 26. El galardón ha recaído en la Fundación Lágrimas y Favores de Málaga, que preside Antonio Banderas y cuyo hermano iba a venir a recoger la estatuilla. La Asociación para el Estudio de la Semana Santa había anunciado igualmente un pequeño concierto a cargo del Grupo Instrumental de la Diputación de Zaragoza. Esta cita también ha sido pospuesta ‘sine die’.

Y esta plaga de cancelaciones también afecta a una de las actividades más simpáticas de la Cuaresma cultural. El colegio Escolapias Calasanz tenía previsto celebrar este año el décimo aniversario de sus salidas procesionales con pequeños alumnos por la plaza de San Roque. Además de las minipeanas habituales, en la portería del centro se iba a instalar un pequeño museo con todas las piezas que los niños habían ido montando en las pasadas ediciones de Semana Santa. Ahora, con el cierre de colegios, todo ha quedado en suspenso, incluso, el recorrido que preveían hacer el 1 de abril con unos 300 niños de infantil y de primaria. Los chavales y los profesores suelen recorrer la calle de Palomeque y los padres se agolpan a las puertas de la iglesia de la Mantería para tirar una y mil fotos.

Etiquetas
Comentarios