Despliega el menú
Aragón

coronavirus

Las familias de los colegios de educación especial, entre el alivio y la desesperación ante el cierre por el coronavirus

Los padres ven necesaria la medida pero están preocupados por cómo puede afectar a sus hijos la falta de servicios y el cambio de rutinas.

Protesta a las puertas del colegtio Alborada, el martes, a la que asistieron unas 200 personas.
Protesta a las puertas del colegtio Alborada, el martes, a la que asistieron unas 200 personas.
Guillermo Mestre

Que los niños no vayan al colegio siempre es una situación compleja de gestionar y que puede verse agravada en el caso de los alumnos escolarizados en colegios de educación especial, con problemas de salud y de comportamiento. A muchos les puede afectar el cambio de rutina de no acudir cada día a su clase, no van recibir atenciones como las de fisioterapia o logopeda y, lo que todavía complica más la situación, no pueden quedarse al cuidado de cualquiera.

Las familias aragonesas viven esta situación entre el alivio por confiar en que esta medida frene la expansión del coronavirus, y más entre un colectivo tan vulnerable como estos chicos, y la preocupación sobre cómo van a afrontar el día a día en el hogar y conciliar con los trabajos. Algunos de estos niños que padecen enfermedades respiratorias hacía ya algunos días que no acudían a los centros.

"El cierre de los colegios es imprescindible para frenar la expansión del coronavirus, incluso si se hubiera hecho antes lo habría visto bien. Mi hijo ya hace unos días que no iba porque padece una patología por la que es un grupo de riesgo, por lo que hablamos con la dirección y lo entendió perfectamente", explica Mirella García, vicepresidenta de la la asociación Somos Pera (Personas y Enfermedades Raras de Aragón). Es madre de Lízer, de 7 años, que convive con una encefalopatía epiléptica catastrófica y acude unas horas cada día al colegio de Educación Especial Alborada de Zaragoza.

Los quince días que tiene por delante los ve "llevaderos, casi como unas pequeñas vacaciones", pero le inquieta cómo va a afectar a Lízer no recibir las terapias habituales. Sabe que con el centro va a poder comunicarse a través de Facebook y de la página web, además de que la Asociación de Madres y Padres (Ampa) cuenta con un Whatsapp del que pueden echar mano en cualquier momento.

Inmaculada Rincón tiene un hijo de casi 21 años, Daniel, con parálisis cerebral de nacimiento y una minusvalía reconocida de un 86% que asiste al colegio de educación especial Ángel Rivière de la capital aragonesa. Aunque esperaba la noticia de la suspensión de las clases y la considera necesaria, cuando la confirmaron fue "un mazazo", no menos leve por esperado.

"El problema que se nos plantea es importante. Yo trabajo de monitora de comedor y en un supermercado y con Daniel tampoco me puedo quedar sola. Él mide un metro ochenta y yo no llego al metro sesenta y hay que seguir manejándole y moviéndolo, porque, además es muy activo y le gusta hacer muchas cosas. Tampoco podemos tirar de canguros, necesita a alguien que lo conozca perfectamente y lo sepa llevar", comenta. La solución es que el padre pida en la empresa algún tipo de excedencia para atenderle. Lamenta que en estos momentos "este tema laboral todavía no está regulado, cuando ya se debería haber previsto cómo hacer frente a estas situaciones". 

Este viernes Daniel no ha ido al colegio, le han explicado qué es el coronavirus y la razón por la que tenía que quedarse en casa pero "él pedía ir al autobús, es a lo que está acostumbrado". Otro desasosiego es las consecuencias que puede tener la falta de estimulación por profesionales, sobre todo si el cierre de los colegios se prolonga más de dos semanas.

El director del colegio de educación especial Jean Piaget de Zaragoza, Jesús Fredes, se pone en este escenario de una posible ampliación de la medida. Si la situación se alarga plantea que podría ser necesario "algún modelo de atención ambulatoria", compatible con la contención del covid-19, para ocuparse de los chicos que precisan de un fisioterapeuta o que sufren trastornos graves de la conducta "porque se quedan en una situación de necesidad de ayuda de profesionales".

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Últimas noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios