Despliega el menú
Aragón

aragón

Aragoneses atrapados en Italia y Sicilia: "Queremos que nos aclaren cómo vamos a volver"

Giovanni y Olga, que viajaron a Italia en febrero junto a sus dos mellizas de 7 meses, tenían previsto volver a España el próximo sábado. El Gobierno acaba de prohibir los vuelos directos a ese país. Además, otra pareja zaragozana se ha quedado atrapada en Sicilia tras cancelarles su billete de vuelta a España este miércoles.

Aspecto que presentaba este martes una plaza de la ciudad italiana de Nápoles.
Aspecto que presentaba este martes una plaza de la ciudad italiana de Nápoles.
CIRO FUSCO/Efe

La decisión del Gobierno de prohibir los vuelos directos entre Italia y los aeropuertos españoles (tomada esta misma mañana) como medida extraordinaria para contener la expansión del coronavirus ha cogido a la zaragozana Olga y su marido Giovanni en Nápoles -donde viajaron el 23 de febrero junto a sus dos hijas mellizas de tan solo siete meses-. El matrimonio tenía previsto regresar este próximo sábado a España, pero ante la medida del Ejecutivo central no saben qué hacer. La decisión del Gobierno español se tomó este martes, después de que el Ejecutivo de Italia declarara la cuarentena en todo Italia el lunes por la tarde. "Queremos que nos aclaren cómo vamos a poder regresar. ¿Nos van a dejar aquí hasta que decidan volver a la normalidad?", ha reclamado Giovanni, nacido en Italia y residente en la capital aragonesa desde hace casi tres años.

La prohibición de vuelos directos entre ambos países entra en vigor a las 00.00 de este miércoles y hasta las 00.00 del próximo 25 de marzo y se establece con carácter temporal, con un límite de 14 días que se podrá prolongar. La medida tiene excepciones como son los vuelos de aeronaves de Estado, escalas con fines no comerciales (sin subida ni bajada de pasajeros), vuelos posicionales, exclusivos de carga, humanitarios, médicos o de emergencia.

Olga -ginecóloga en el Hospital Miguel Servet y en excedencia- y su marido -ingeniero de automoción y de baja paternal- se desplazaron con sus hijas pequeñas hasta la capital de la región de Campania para estar con los padres de él. "Cuando vinimos, la situación ante el virus no era tan complicada. Había unos cien casos en el norte del país y no había ningún problema en esta zona. Incluso la región de Campania ha ofrecido a  Lombardía (la más castigada) camas de UCI", ha explicado Giovanni.

Volver con garantías

Viajaron a Nápoles desde Barcelona en un vuelo directo con Vueling; un camino a la inversa que tenían previsto hacer este sábado por la mañana. Desde la compañía aérea les han informado de que el vuelo está confirmado, pero que no les pueden asegurar que esté activo. "Cualquier decisión nos la enviarán por correo. Y el consulado español en Nápoles nos ha comunicado que los vuelos estaban llenos y que otra opción es una conexión con escala en otro país.  La información es tan reciente, que no sabían cómo asesoranos", ha indicado Giovanni, que descarta esta última propuesta por temor a que les puedan bloquear en otro lugar ya que viajan con dos bebés. "Tengo miedo de quedarnos en otro país con dos niñas pequeñas. Queremos volver con garantías", ha indicado.

Asimismo, este italiano ha cuestionado que se bloqueen los vuelos directos entre España e Italia y, sin embargo, se mantengan celebraciones de fiestas multitudinarias. "Eso sí que es un riesgo de verdad", ha señalado. 

Y respecto a la situación que se vive en su ciudad natal, ha destacado que están haciendo vida normal y siguiendo las recomendaciones gubernamentales de evitar las aglomeraciones. "No hay ningún problema. Tenemos más cuidado de no ir con mucha gente, que es lo que aconseja el Estado. No es lo mismo Nápoles que Milán o Bérgamo", ha afirmado.

Una pareja atrapada en Sicilia

Una imagen facilitada por la pareja atrapada en Sicilia, que prefiere mantener su anonimato.
Una imagen facilitada por la pareja atrapada en Sicilia, que prefiere mantener su anonimato.
T. G.

En la provincia de Siracusa, en Sicilia, hay atrapada en estos momentos otra pareja de zaragozanos que viajó el pasado 1 de marzo para ver a la familia de él. "Mi pareja lleva trabajando en Zaragoza desde hace 5 años. Los dos tenemos nuestro trabajo y a mi hijo allí, y no sabemos cuándo vamos a volver", relata. 

Ambos tenían pagado un billete de vuelta a España para el próximo domingo, pero al complicarse la situación con el cierre de fronteras en Italia, decidieron comprar ayer mismo otro billete y adelantar la vuelta a Barcelona para este miércoles. "Nos han cancelado el vuelo y no he pegado ojo en toda la noche. Salía a las 15.20 de hoy. Tenemos el mismo miedo que los de Nápoles...", cuenta esta zaragozana tras informarse en HERALDO de la situación de otra familia aragonesa atrapada en Italia. 

Su principal temor es que al hacer escala en otro país, en su intento de volver a España, se queden atrapados en el extranjero. "Teníamos de hecho otro vuelo para hacer escala en Roma, que salía hoy también, y ese no lo han cancelado", explica esta aragonesa, que se encuentra alojada en casa de los padres de su pareja, natural de Sicilia, hasta que les den respuesta.

Según explica ella, la situación ha cambiado de un momento a otro y les ha dejado a todos sin capacidad de reacción. "El viaje lo cogimos hace un par de meses para visitar a la familia, y esto ha sido de un momento a otro. Nadie se esperaba que fueran a cerrar la frontera. Realmente con Italia hay muchas conexiones de trabajo, familia, etc., y han cerrado de golpe y porrazo. No nos han dado tiempo ni de reaccionar", lamenta esta joven, que se apresuró a cambiar su billete de regreso este martes y aun así, ha sufrido un día después otras cancelaciones. 

"Estamos en la provincia de Siracusa. Aquí no hay ni un solo caso de contagio, pero se están tomando todo tipo de medidas"

T. G. y su pareja se encuentran ahora mismo en la provincia de Siracusa, a la espera de contactar con la embajada española en Palermo para que les diga cómo proceder. Por el momento, y según indican, en esta región se están tomando todo tipo de medidas para evitar el contagio, pese a no haber ni un solo caso confirmado en la isla. "Estamos en casa de los padres de mi novio. Su padre va a trabajar y su madre hace la compra normal todos los días", afirma. Los cines, teatros y demás establecimientos de ocio de su ciudad llevan días cerrados y según explica esta zaragozana tampoco se pueden celebrar grandes eventos. "Los gimnasios están cerrados. No puede haber celebraciones y los bares y restaurantes han colgado avisos en la puerta donde recuerdan mantener el metro de distancia. Pero la gente aquí está tranquila. Siguen yendo a trabajar, aunque las escuelas y la universidad estén cerradas desde hace días", explica. 

Por el contrario, reconoce que su familia de Zaragoza está preocupada por su regreso. Sus padres se han quedado cuidando de su hijo, y les envían imágenes y fotografías de supermercados con estantes vacíos que no paran de circular por whatsApp y redes sociales. "Mis padres están con el chico y están nerviosos también. Nos piden que estemos tranquilos y que les vayamos contando. Aquí hay limitaciones, pero no se han vuelto tan locos como en España. Tú vas al supermercado y no están las estanterías vacías", señala. Además, esta zaragozana hace hincapié en la "responsabilidad" con la que está actuando la mayoría de ciudadanos. "La gente aquí es muy responsable, lavándose las manos y manteniendo las distancias de seguridad entre todos. Cada dos por tres sale el anuncio en televisión de lo que tenemos que hacer y lo están llevando todo bastante bien", concluye para tranquilizar a las familias. 

Desde el Ministerio de Exteriores informan de que aquellos aragoneses que estén atrapados en el extranjero deben dirigirse a la oficina consular de la ciudad más cercana (en este caso, Palermo) para recibir orientación y asistencia, entendida como consejo. Al mismo tiempo, piden "paciencia" a las familias, puesto que la demanda ahora mismo es elevada en España y les recomiendan utilizar todas las vías (tanto teléfono como internet o redes sociales) para informarse y pedir ayuda. 

Etiquetas
Comentarios