Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

oleicultura

Denominación de origen para un aceite de altura

Cinco almazaras y ocho comercializadoras trabajan en la consecución de la marca de calidad de reconocimiento europeo para sus producciones.

Presentación de los aceites elaborados en la comarca del Somontano.
Presentación de los aceites elaborados en la comarca del Somontano.
J.L. Pano

El proyecto de creación de una Denominación de Origen Somontano para el sector oleícola que iniciaron el pasado año el Centro de Desarrollo, la comarca, las almazaras y empresas comercializadoras y las organizaciones agrarias, goza también del respaldo del Gobierno de Aragón. La directora general de Promoción e Innovación Agroalimentaria del Ejecutivo autónomo, Carmen Urbano, ha dado su apoyo público a esta iniciativa en el acto de presentación de los aceites que se van a comercializar bajo el paraguas de Somontano por segundo año consecutivo.

"Crear marcas es cuestión de todos y desde el Gobierno de Aragón apoyamos la calidad diferenciada. Queda un camino largo porque hay un procedimiento importante que debemos cumplir pero estamos seguro de que estaremos orgullosos de esta marca y desde el Ejecutivo la apoyaremos en el aspecto técnico y promocional", ha explicado.

En la actualidad, Aragón cuenta con dos denominaciones de origen para el aceite de oliva virgen extra: Bajo Aragón y Sierra del Moncayo. "Estoy segura de que Somontano será la tercera", ha comentado Urbano, para quien, pese a la poca producción oleícola, la Comunidad se está posicionando en un segmento premium con variedades autóctonas y aceites especiales. "No podemos competir ni en nuestro país ni fuera con la importancia de la cuenca mediterránea e Italia sobre todo. Por eso tenemos que hacer un esfuerzo por diferenciarnos y aportar valor en nuestros aceites y conquistar mercados que aprecien esa diferenciación. Es un trabajo de marketing que debemos hacer entre todos", ha señalado.

La consecución de una Denominación de Origen Somontano para el aceite, un cultivo milenario en esta comarca, es un viejo anhelo de los profesionales del sector que aspiran a seguir el exitoso camino del vino "que es la mejor promoción de la comarca", en palabras de la directora general de Promoción e Innovación Agroalimentaria.

Somontano cuenta con 3.500 hectáreas de olivos de 19 variedades, lo que le da una gran riqueza y una distinción en el mercado. Actualmente existen cinco empresas elaboradoras de aceite (algunas almazaras recuperadas en pueblos hace unos años) y ocho empresas que comercializan marcas propias.

La campaña actual ha sido "mala", destacan los productores, con un descenso del 50% con respecto a la anterior año. Este año se han molturado 1.723.000 kilos de olivas debido a la escasez de lluvias y al fuerte calor de verano, así como a plaga de la mosca del olivo. La baja producción ha sido siempre un handicap para dar este paso, pero desde el Ceder Somontano, que pilota este proyecto, se tiene esperanzas de que los nuevos regadíos que se van a poner en marcha en Adahuesca y Barbastro favorezcan el cultivo del olivo, frente a la competencia del almendro, como ha señalado el presidente Mariano Altemir.

Por su parte el presidente de la Comarca, Daniel Gracia, aboga por el "impulso del sector del aceite con pasos firmes, que funcione bien y que repercuta en las almazaras que han invertido, pero sobre todo, que estos beneficios se impacten en todo el territorio como los agricultores, el turismo o la restauración".

Uno o dos años de trámites

Cabe recordar que el año pasado Ceder, la comarca, las almazaras, los distribuidores, los sindicatos agrarios, el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza conseguían formar parte de un proyecto de cooperación europeo, con financiación de los programas de desarrollo rural, para estudiar las condiciones de este cultivo. Hasta la fecha se han iniciado los trabajos para la caracterización de los aceites y para justificar el vínculo del producto con el territorio (clima, suelo, variedades, etc. que determinan un carácter diferenciado de los aceites del Somontano). Además se van a realizar análisis químicos y organolépticos.

En unos dos meses comenzará a elaborarse el pliego de condiciones y el reglamento de la denominación de origen que deberá ser validado por el Gobierno de Aragón, el Ministerio y la Unión Europea. Unos trámites que podrían durar entre uno o dos años.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión