Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

8M DÍA DE LA MUJER

"Estancada: así está la promoción de la mujer en las empresas"

Las directivas en España eran el 17% hace una década y ahora son el 22%. "Se va muy despacio", critican Ana Solana, de Directivas de Aragón, y Mª Jesús Lorente, de Arame

María Jesús Lorente (Arame) y Ana Solana (Directivas de Aragón).
María Jesús Lorente (Arame) y Ana Solana (Directivas de Aragón).
J. C./EFE/D.P.

Ha mejorado muy poco. "En puestos directivos en las empresas apenas se ha crecido", critica Ana Solana, presidenta de la Asociación de Mujeres Profesionales y Directivas de Aragón. "Aragón no dispone de estadísticas, pero como tiene mucha pyme seguro que el porcentaje es aún más bajo. La media en España –cuando empezamos en 2007 con la asociación– era de un 17% de mujeres directivas y ahora estamos en el 22%". Realmente en trece años, constata "es muy poco el avance y cuanto más subes en la pirámide de la organización, menos mujeres hay. Sí se ha normalizado la presencia de mujeres por abajo, no por arriba".

"Hay un claro estancamiento en el ascenso de las mujer a puestos de dirección", coincide María Jesús Solanas, presidenta de la Asociación de mujeres empresarias de Aragón (Arame). "Cuando hablan de las empresas del Ibex, el dato que dan es ficticio o perverso porque hablan de cinco mujeres que son las que están en todos los Consejos de Administración y con esas cinco cubren la cuota", critica. "Es un desastre. Se va a llegar antes a Marte que a alcanzar la paridad en puestos de responsabilidad", ironiza.

Riesgo de "involución"

"Hay que asegurarse de que no vamos para atrás. Es patente el riesgo de involución", advierte Solana. "No buscamos estar por encima sino al mismo nivel que los hombres", asegura. "En política, en España, nunca hemos podido votar a una mujer, ni siquiera se ha dado esa opción, ni tampoco en organizaciones empresariales ni sindicales", atestigua.

Marivi Pérez, de Cepyme Aragón, reconoce la "carencia de mujeres directivas". Se están dando pasos, explica, como extender los planes de igualdad a empresas de más de 50 trabajadores o la obligatoriedad de que haya un registro, pero queda mucho por hacer. Hay obstáculos para auparlas como el 'techo de cristal' o la 'brecha salarial' y, sin embargo, las causas de la desigualdad "no son solo achacables al mundo empresarial sino que están muy arraigas social y culturalmente", afirma.

Pese a que el interés por la igualdad es creciente en numerosas empresas, "hasta las del Ibex están lejos de alcanzar este 2020 el objetivo que se había fijado del 30% de presencia de mujeres como dicta su código de buen Gobierno", destaca Carolina Álvarez, de CEOE Aragón. "Sigue habiendo muchas barreras como la interrupción de la vida laboral en muchos casos por la maternidad o las reducciones de jornada". Y aunque, indica, "hay acciones en bastantes empresas para fomentar la corresponsabilidad de hombres y mujeres, eliminando la idea de que la conciliación les corresponde prioritariamente a ellas, en general, falta mucho por hacer".

"Seguimos observando como las mujeres en el entorno empresarial tienen más dificultades para promocionar y alcanzar puestos de responsabilidad", asegura la presidenta de Arame. "Y el problema se agrava todavía más cuando se habla de emprendimiento de las mujeres en el entorno rural". En este sentido, pide a las empresas y a los políticos una mayor implicación. "Hay que ponerle más voluntad. El legislador sigue sin hacer nada desde el momento en que faltan guarderías públicas y plazas para los mayores. El hecho de que las mujeres dejen de trabajar para atender los cuidados repercute negativamente en el PIB", avisa. Precisamente el informe de CEOE Aragón sobre la igualdad en el ámbito laboral evidencia que "las mujeres españolas destinan de media, según datos de la OCDE, 4 horas y 49 minutos diarios, casi el doble que los hombres, al trabajo no remunerado, que incluye las tareas domésticas y el cuidado de niños y de personas mayores y dependientes".

"La igualdad de oportunidades no se va a conseguir sin los hombres. Es necesario que ellos participen, compartan responsabilidades", remarca Ana Solana. "Muchos, estos tres últimos años, se han concienciado de que esta batalla es cosa de todos". Y también, los propios empresarios: "Directivas de Aragón forma parte de CEOE Aragón desde septiembre de 2019 y nos lo pidieron ellos".

Con el apoyo de la Universidad de Zaragoza y la DGA, Directivas puso en marcha en diciembre de 2018 la Cátedra de liderazgo femenino en la que trabajan con las universitarias y van a poner en marcha un programa de madrinazgo para que directivas hagan de mentoras de otras mujeres que quieren serlo. 

Igualar la baja de maternidad y paternidad

Para la presidenta de Directivas de Aragón, Ana Solana, es evidente que "hay una parte de ser mujer, ser madre, que limita mucho las carreras profesionales". A su juicio, si se igualaran los permisos de paternidad a los de maternidad, a la empresa le daría lo mismo contratar a un hombre que a una mujer. "Sería parte de la solución y un gran avance para que hubiera las mismas oportunidades. Pero el Gobierno ha dicho que eso le costaría mucho dinero y las empresas también". Sin embargo, considera la jefa de RR. HH. de la multinacional Exide Tudor, esta medida ayudaría mucho a normalizar la situación "y que fuese obligatorio porque mientras el permiso por paternidad ha sido voluntario, a los hombres sobre todo jóvenes, que se lo cogían, se les miraba mal". Urge corregir los desequilibrios, apunta María Jesús Lorente, desde Arame. "No basta con que los políticos salgan a hacerse la foto el 8 de marzo. Hay quehacer guarderías públicas y que no le cueste a un joven que cobra 950 euros, 600 llevar a sus hijos ala guardería. ¿A qué estamos jugando?", se pregunta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión