Despliega el menú
Aragón

aragón

¿Es posible el teletrabajo en Aragón ante el coronavirus?

Para CEOE Aragón podría ser una opción en algunas ocupaciones, pero no una alternativa generalizable. "No es aplicable a sectores muy importantes como la industria, el comercio local o la hostelería y todos los subsectores turísticos", señala su director general, Jorge Díez-Ticio.

Una joven trabajando con su portátil.
Una joven trabajando con su portátil.
Heraldo

Los casos de coronavirus y el miedo a un posible contagio han llevado a distintas empresas en España a tomar medidas extraordinarias, como que los empleados trabajen desde casa. Se abre así el debate de si es posible implantar el teletrabajo en nuestro país, donde la presencia física de los trabajadores está muy arraigada en comparación con otros países europeos o del mundo en los que llevarse el ordenador a casa es una práctica más habitual. Un tema que enlaza también con el de la conciliación familiar.

Hasta el momento, las compañías en Aragón no han adoptado dicha medida por el virus de forma generalizada. La Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza, el Clúster de Empresas TIC, Electrónica y Telecomunicaciones de Aragón (Tecnara) y otras organizaciones empresariales no tienen constancia de ello. Pero algunas empresas sí trabajan de esta manera. Las agencias de viajes son un ejemplo. En Centraldereservas.com ya se aplicaba esta metodología antes del coronavirus. No obstante, en los últimos días ha habido quien ha preferido trabajar desde casa, sobre todo ahora que en Aragón se han confirmado ya nueve positivos. "Hay casos, aunque, por ahora, son los menos", aseguró José María, responsable de márquetin.

Desde CEOE Aragón han señalado este viernes que el teletrabajo podría ser una opción en algunas ocupaciones (relacionadas con trabajos de oficina que se pueden hacer desde casa y servicios a empresas) "en el caso de que el nivel de afección en España llegase a aconsejar otras medidas por salud". No obstante, el director general de la patronal aragonesa, Jorge Díez-Ticio, ha advertido de que "no es una alternativa generalizable, ya que no es aplicable a sectores muy importantes como la industria, el comercio local o la hostelería y todos los subsectores turísticos".

Asimismo, Díez-Ticio ha destacado que no hay que ser alarmistas, pero sí contar con planes de contingencia y alternativas para el caso de que la situación se alargue o empeore. "No debemos generar más alarma de lo debido, ni en el ámbito de salud ni en el económico, y sí seguir lo que van marcando las autoridades sanitarias encabezadas por el Ministerio de Salud, con el que CEOE lleva semanas trabajando en prevención y contención de riesgos. Se está trabajando y debemos confiar en las autoridades y el sistema sanitario, que en España es muy bueno", ha dicho.

La patronal aragonesa ha informado de que la próxima semana va a analizar la situación ante el coronavirus con el Gobierno autonómico. Sin embargo, desde la DGA han asegurado que no hay prevista ninguna reunión en agenda.

Impacto económico 

Respecto al impacto económico, el director general de CEOE Aragón ha afirmado que es "innegable" que ya se está notando especialmente en las bolsas y en empresas que tienen mayor relación con los países más afectados, por retrasos en sus pedidos. "También en proveedores de componentes principalmente de Asia, cuyas plantas están afectadas, bien por estar en cuarentena o bien porque no han podido volver a su puesto los trabajadores que se habían desplazado a otras zonas del país. En estos casos, ayuda mucho tener mercados diversificados y proveedores alternativos", ha añadido.

Las consecuencias económicas del virus también serán objeto de debate en las Cortes. El diputado popular Javier Campoy preguntará en el próximo pleno a la consejera de Economía, Marta Gastón, acerca de las repercusiones del virus en las empresas de la Comunidad. También sobre si el Gobierno va a tomar medidas para paliar sus "evidentes" efectos.

Por su parte, la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza ha organizado un debate el día 18 en el que se abordará la visión de la Administración, la repercusión económica de esta crisis y la gestión laboral y del teletrabajo. En él intervendrán CEOE, Cepyme, CC. OO. y UGT, entre otros.

"En estos casos, ayuda mucho tener mercados diversificados y proveedores alternativos"

Mientras, a nivel nacional, Bankia ha confirmado este viernes el registro del primer caso de coronavirus de un empleado de los servicios centrales en su sede de Madrid, por lo que ha decidido activar su protocolo de actuación y prevención. Como medida, ha impuesto el teletrabajo entre todos los empleados que desarrollan su labor en la planta en la que trabaja la persona contagiada, que suman unas 80 personas.

Otras compañías en España

También la consultora EY ha mandado a sus 3.100 empleados de Madrid con el ordenador a casa tras detectar un positivo. Por su parte, la tecnológica Indra ha cerrado de forma temporal dos de las 11 plantas de su centro de Barcelona, tras saber que dos de sus profesionales están afectados por el virus, y ha aplicado el teletrabajo a quienes ocupan dichas plantas. Y BBVA ha trasladado a unos 100 trabajadores de su equipo de Mercados desde la sala de tesorería de la Ciudad BBVA a la que tiene en Las Rozas, en Madrid, como medida de prevención ante la expansión del coronavirus

Por otro lado, Vodafone España tenía previsto realizar este viernes un simulacro de teletrabajo para los 2.200 empleados de la sede central de Madrid (Vodafone Plaza). Con ello, la compañía quiere asegurarse de que está preparada para funcionar "con total normalidad" en un posible escenario de restricción de la movilidad.

Asimismo, Twitter ha pedido esta semana a sus 5.000 empleados que trabajen desde su domicilio en la medida en que sea posible. Y en las oficinas de la compañía de Hong Kong, Japón y Corea del Sur es obligatorio el teletrabajo "debido en parte a restricciones gubernamentales". Mientras, Boeing ha reducido las reuniones ‘cara a cara’ y permite atender las obligaciones laborales desde casa  "siempre que sea posible". 

Directrices de Trabajo

El miércoles, el Ministerio de Trabajo transmitió a las empresas que la paralización de la actividad laboral en un centro de trabajo debería adoptarse si existe un peligro "grave, inminente e inevitable" de contagio del coronavirus. Además, aclaró que la interpretación de la situación de riesgo debe ser "restrictiva". La guía elaborada por Trabajo recuerda que, dentro de la normativa laboral, existe la posibilidad de recurrir al teletrabajo y a los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) para reducir o suspender total o parcialmente la actividad de la empresa en caso de que sea necesario.

Según un sondeo de la consultora Mercer, perteneciente al grupo Marsh & McLennan, la mitad de las empresas a nivel global no cuenta con un plan de continuidad de negocio al que atenerse en caso de que el brote de coronavirus se extienda de forma masiva. Además, más de la mitad de las compañías encuestadas están implementando los sistemas necesarios para flexibilizar el teletrabajo y el 43% obliga a sus empleados a permanecer en casa al regresar de un país infectado.

Etiquetas
Comentarios