Despliega el menú
Aragón

Aragón recupera las ayudas para exhumaciones con una partida inicial de 200.000 euros

El barranco de la Bartolina en Calatayud ha sido escenario del Día de la Memoria Democrática como conmemoración de los bombardeos sobre Alcañiz en 1938.

El Gobierno de Aragón recuperará “a la mayor brevedad posible” las ayudas para exhumaciones en el territorio con una partida inicial de 200.000 euros. Así lo ha reconocido la directora general de Patrimonio Cultural, Marisancho Menjón, durante la conmemoración del Día de la Memoria Democrática en Aragón que ha tenido lugar este martes en Calatayud, donde se ha visitado el barranco de la Bartolina, nombrado en enero como el primer lugar de Memoria Democrática de toda la comunidad autónoma.

En este sentido, Menjón ha puntualizado que a todo ello se añadirá una línea complementaria para hacer frente a posibles imprevistos que surjan durante las excavaciones y para afrontar gastos derivados de, por ejemplo, las pruebas de ADN. La última convocatoria de ayudas para proyectos de recuperación de la memoria histórica en Aragón se abrió en 2018 y en 2019 no salió adelante por la prórroga presupuestaria a la que estaban sometidas las cuentas autonómicas.

Por su parte, Menjón, durante su intervención en el acto organizado en el salón de actos del Ayuntamiento de Calatayud también reconoció “que en seis meses vemos todo lo que hemos hecho, pero también lo que falta por hacer”. A la cita también acudieron autoridades locales, representantes de asociaciones memorialistas y familiares, que realizaron un homenaje a las víctimas en el barranco de la Bartolina.

Homenaje en la Bartolina

Antes de desplazarse al barranco de la Bartolina, Menjón ha recordado que se trata “de una de las mayores fosas comunes que tenemos en Aragón”, ya que -según los estudios- se cifra en más de 400 las personas que fueron fusiladas en este enclave a las afueras de Calatayud. “Es un lugar emblemático para nuestra memoria, con una historia terrible y esperamos que esperanzadora, a pesar de que en tiempos recientes ha tenido una historia muy dura”, ha puntualizado. Se refería así a lo que ya denunció la asociación Arico sobre la utilización de tierra de esta zona para sellar el vertedero de Calatayud en 1999.

Así, en este punto se ha decidido plantar un olivo, como símbolo de la Paz, y se está plantando colocar un banco a la sombra del mismo árbol. “Más que una placa, queremos un lugar que explique la historia”, ha concretado. Al acto también ha acudido el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, que ha recordado los planes del Gobierno central para poner en marcha un Plan Cuatrienal de exhumaciones, que ya fue anunciado en septiembre de 2018.

“Cuando hablamos de memoria no hablamos del pasado, hablamos de una apuesta de futuro, para profundizar en valores y virtudes de aquellas víctimas que fueron luchadores por la democracia y la libertad”, ha esgrimido Martínez. A su vez ha reconocido que el nombramiento del barranco es un “gran acierto y una gran reparación”.

En la sede de la Comarca Comunidad de Calatayud, ya por la tarde, tiene lugar un acto institucional al que acudirá el consejero de Educación, Felipe Faci, y en el que se desarrolla un coloquio junto a autoridades y familiares de víctimas y una conferencia de José María Maldonado sobre el bombardeo de Alcañiz, que se produjo el 3 de marzo de 1938.

Etiquetas
Comentarios