Despliega el menú
Aragón

cuencas mineras

Unos 300 andorranos claman en Zaragoza por un “futuro justo” para la comarca

Sindicalistas y trabajadores de la térmica y de las contratas urgen alternativas y advierten de que no pueden esperar más meses.

La manifestación por una transición justa, a su paso por la calle de Alfonso I, este sábado por la mañana.
La manifestación por una transición justa, a su paso por la calle de Alfonso I, este sábado por la mañana.
Toni Galán

Unos 300 andorranos han recorrido este sábado el centro de Zaragoza para exigir un “futuro justo” para la comarca, ya que la central térmica cerrará definitivamente en junio, las administraciones solo venden “humo” y los proyectos no se concretarán antes de otoño. “No necesitamos palabras, sino hechos. El convenio para una transición justa llega con un año de retraso y no quieren ver que esto es una muerte anunciada”, ha lamentado el portavoz de las plataformas de las subcontratas de la central, Pedro Miñana.

Tras la pancarta ‘Transición o traición. Andorra Sierra de Arcos por la defensa del empleo’, trabajadores y vecinos de la comarca han salido de la plaza de Aragón para acabar en la Delegación del Gobierno, en la plaza del Pilar, donde los responsables de las federaciones de Industria de UGT y CC. OO., Ana Sánchez y José Juan Arcéiz, han leído un manifiesto para urgir alternativas, tanto a las administraciones como a las empresas implicadas, para que “nadie se quede atrás”. La delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, ha recibido a una delegación al término de la protesta.

El clamor compartido es que todos los trabajadores afectados asuman las labores de desmontaje de la central, de modo que tengan un empleo de transición hasta que se puedan hacer realidad proyectos industriales alternativos como los anunciados por Samca y Forestalia. “Si no encuentran otro camino que el de la cola del paro, sin un 100% de garantías de formación y recolocación, seguirán el camino que otras familias ya han seguido, el de la emigración”, apunta el comunicado.

Ambos sindicalistas han subrayado que están “armados con la razón” a la hora de elegir donde vivir y han recordado que solo quedan 122 días para el cierre. “La realidad es que no hay ningún proyecto, al margen del desmontaje de la central, que pueda tener un impacto en el empleo a corto plazo”, han lamentado.

Los secretarios regionales de UGT y CC. OO., Daniel Alastuey y Manuel Pina, respectivamente, han criticado la “inacción” de las administraciones, especialmente en el Gobierno central, tras la reunión mantenida el jueves en Andorra para abordar el convenio de transición justa. Alastuey les ha instado a actuar rápido, “porque con el parón de la central van despidiendo a los trabajadores de las contratas”, mientras Pina ha trasladado la preocupación porque las promesas “no se acaban de ver”.

A la manifestación han acudido representantes de los partidos progresistas. Junto al alcalde andorrano, el socialista Antonio Amador, han estado la consejera de Ciencia y Universidad, la podemista Maru Díaz, junto a su diputada Marta Prades; el coordinador regional de IU, Álvaro Sanz; la secretaria general de CHA, Isabel Lasobras, y el concejal de ZEC, Alberto Cubero.

Etiquetas
Comentarios