Despliega el menú
Aragón

política

La guerra interna se desata en Cs-Aragón

La dirección nacional investiga los fichajes a dedo para las empresas públicas. Una denuncia interna revela que el diputado Javier Martínez gastó 10.000 € en viajes y comidas en 2 años con la tarjeta del grupo de las Cortes

Última comparecencia pública. Los diputados autonómicos explicaron el miércoles a la militancia su postura sobre los presupuestos de la DGA y hablar de sus enmiendas en un céntrico hotel de Zaragoza.
Última comparecencia pública. Los diputados autonómicos explicaron el miércoles a la militancia su postura sobre los presupuestos de la DGA y hablar de sus enmiendas en un céntrico hotel de Zaragoza.
Ciudadanos

Las desavenencias en el seno de Ciudadanos-Aragón ha acabado en una guerra interna a las puertas de su asamblea nacional, de consecuencias impredecibles. El último capítulo se vivió este viernes en el Comité Ético nacional, que ha admitido a trámite la denuncia presentada por el Comité Territorial de Zaragoza por los nombramientos a dedo y la "acaparación de contratos y cargos" de representación del partido en las empresas públicas de la DGA, que adoptó el presidente y portavoz del grupo parlamentario, Daniel Pérez Calvo.

El Comité Ético comunicó que la "investigación interna" se alargará 45 días desde la recepción de la denuncia, fechada el 25 de enero. No obstante, añade que podría ampliarse hasta seis meses "si la complejidad de la investigación así lo requiere y está debidamente justificado".

La noticia corrió como la pólvora entre los dirigentes y militantes, ya que la denuncia supuso una inusitada revuelta de las agrupaciones contra la decisión del grupo parlamentario y, más concretamente, contra la persona elegida para liderar el partido en Aragón, Daniel Pérez Calvo.

Este insistió en que siguió "la misma pauta" que en la pasada legislatura y que los nombramientos los propuso el vicepresidente de las Cortes y secretario de Organización en funciones, Ramiro Domínguez. Además, recordó que se puso a disposición desde el primer día para dar "cuantas explicaciones" sean necesarias.

Si las otroras disputas entre el sector oficialista –con Ramiro Domínguez a la cabeza– y el sector crítico –que tiene a la exportavoz parlamentaria Susana Gaspar y a la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, como rostros más visibles– están larvadas, ahora han explotado las bases y los diputados. Y todo con la asamblea nacional y la designación de compromisarios, retrasada a este fin de semana, como telón de fondo.

De hecho, los parlamentarios votaron hace una semana el despido de su coordinador y exsecretario autonómico de Comunicación, Carlos Aparicio, mano derecha de Pérez Calvo, que motivó otra denuncia ante el Comité Ético por las dudas sobre la veracidad de su currículum.

Por si fuera poco, ha trascendido ahora que el diputado autonómico Javier Martínez gastó casi 10.000 euros en gasolina, comidas, hoteles y billetes de tren en dos años con la tarjeta del grupo de las Cortes. En la detallada lista de cargos, a la que ha tenido acceso este diario, figuran pagos ajenos a su estricta labor como parlamentario, lo que motivó una denuncia ante la dirección nacional hace menos de un año, en coincidencia con la elaboración de listas.

Tarjetas retiradas y repuestas

Sin embargo, en Madrid no se adoptaron medidas y se le mantuvo la tarjeta, al igual que al resto de sus compañeros. Sí se retiró el pasado verano por decisión de Pérez Calvo al considerar que "no era necesario", aunque finalmente disponen todos desde la semana pasada porque así lo solicitaron en una reunión del grupo.

Los gastos que motivaron la denuncia interna abarcan el periodo comprendido entre el 18 de febrero de 2017 y el 12 de marzo de 2019, con más de 200 cargos en la tarjeta de estaciones de servicio y establecimientos hosteleros repartidos, fundamentalmente, por poblaciones de Aragón, Madrid y Cataluña. La mayoría de hoteles y billetes coinciden con desplazamientos a Madrid y el entorno de Barcelona para actos de partido y manifestaciones. La partida más abultada es la de gasolina (4.269 euros), seguida por la de restaurantes (2.255), billetes de tren (1.654) y hoteles (1.458).

Martínez defendió que todos los gastos están justificados para asistir a actos de partido y en labores de representación de Cs, lo que llevó a recorrer 90.000 kilómetros en la legislatura. Además, incidió en que "nadie" le ha pedido explicaciones en todos los meses transcurridos y que, de haber hecho un uso indebido de la tarjeta, no habría repetido como diputado.

Etiquetas
Comentarios