Despliega el menú
Aragón

aragón

El zaragozano que narra el coronavirus y desmonta sus bulos desde China

Javier Ferrández, periodista y youtuber con 50.000 seguidores, cuenta el día a día en Hangzhou y desmonta las falsas informaciones sobre el virus.

El zaragozano Javier Ferrández, en uno de sus últimos vídeos, en el que desmonta el bulo del desabastecimiento.
El zaragozano Javier Ferrández, en uno de sus últimos vídeos, en el que desmonta el bulo del desabastecimiento.
HERALDO

Javier Ferrández (Zaragoza, 1989) se mudó hace casi nueve años a China, viviendo en distintas ciudades y viajando por diferentes latitudes de este casi inabarcable país. Aunque se dedica a jornada completa al mundo del marketing, este aragonés es conocido en el universo youtuber por su canal ‘El gato chino’, en el que viene desgranando con frescura, rigor y una buena dosis de somardismo las peculiaridades sociales y culturales de su país de adopción.

Estas últimas semanas, empujado por los acontecimientos, ha dado un giro a sus vídeos para producir un contenido de mayor actualidad. “Ha sido imposible evitar el tema del coronavirus. Pero es que, además, creí necesario contar desde aquí cómo se estaba viviendo toda este proceso más allá de los datos,con una perspectiva más humana y desmontando los bulos e historias exageradas que estaban llegando a los medios de comunicación”, cuenta el joven.

Una de las narrativas que primero intentó desmontar es la de la histeria colectiva en las calles chinas:“A día de hoy no se vive ningún tipo de histeria. En lo primero que tenemos que pensar es en la dimensión de un país que tiene 1.400 millones de habitantes frente al  número de muertes, que arroja un ratio bajísimo. Las medidas más restrictivas se están aplicando en la provincia de Hubei y, especialmente, en su capital, Wuhan. En el resto del país se vive con bastante normalidad, dentro de que la vida todavía está restableciéndose”.

Para trasladar un mensaje de calma al público que le sigue -principalmente español e latinoamericano-, el zaragozano hizo un directo en Youtube en el que fue realizando conexiones con hispanohablantes radicados en diferentes ciudades, incluidas las más afectadas. La maratoniana iniciativa tuvo un amplísimo seguimiento y le valió para colaborar en varios programas españoles de radio y televisión. Además de los testimonios sobre el terreno, el periodista rastrea las peculiares redes sociales chinas, distintas a las occidentales, y desgrana las cifras y comunicados ofrecidos por las fuentes oficiales.

Pese a la calma que se vive en la mayor parte de las regiones, algunas empresas están permitiendo a sus trabajadores desempeñar su labor en remoto, desde casa. Es el caso de Javier, que sale libremente de su piso, si bien no puede recibir visitas: “En el bloque se ha decidido que no entre nadie ajeno a la finca, ni familiares ni amigos ni repartidores, que dejan los paquetes en la portería para que cada uno baje a buscarlos”.

Otros que sí han cambiado su rutina son los restaurantes. “Algunos están cerrados, pero la mayoría lo que está haciendo es potenciar la comida a domicilio y para llevar”, cuenta Javier, quien niega que haya ningún tipo de desabastecimiento en los supermercados: “Hay de todo. Ayer mismo hice un vídeo, aprovechando que tenía que hacer la compra, para hacer ver que no falta de casi nada. Lo único que escaseaba en el lineal de la tienda era una marca de fideos y las cervezas, ya que parece que mucha gente ha decidido llevarse una buena cantidad de latas y botellines a casa. También hay cierto control del Gobierno en torno a las mascarillas, pero eso parece que es un fenómeno generalizado en todo el mundo, también en España”.

Un viaje distinto

En el momento en que se desencadenó la crisis del coronavirus, el aragonés tenía previsto un viaje a Taiwán de cinco días que acabó por dilatarse hasta durar casi un mes. Durante la vuelta pudo comprobar el control férreo de la epidemia: “Al aterrizar en Shanghái entró un hombre vestido con un traje de seguridad que le cubría por completo y que fue directo a interrogar a dos pasajeras y una de ellas acabó acompañándolo después de que le midiera la temperatura. Luego, el aeropuerto, donde hay videocámaras térmicas, estaba medio vacío, igual que la estación de tren, que normalmente está a abarrotar. Ahí ya pude ver que la gente había cambiado algo sus hábitos, aunque ahora ya estamos todos acostumbrados a este escenario”.

Los médicos, héroes nacionales

Un aspecto que ha llamado mucho la atención a Javier es el recorrido que ha experimentado la figura del médico en China. “Aunque siempre han sido muy respetados, está llegando un punto en que se han convertido en héroes nacionales. Hacen jornadas interminables, en el gremio ha habido varias muertes y están gozando de un gran reconocimiento. Incluso Zhong Nanshan, un famoso doctor octogenario que lideró la lucha contra el SARS en el 2003, se desplazó a Wuhan en cuanto estalló la crisis y empezaron a dedicarle dibujos estilo manga, representándolo como un superhéroe que venía a salvarnos”, relata el youtuber, quien ya pergeña su próximo vídeo sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios