Aragón
Suscríbete

ARAGÓN

Las técnicas de reproducción asistida, en auge en Aragón: las fecundaciones ‘in vitro’ crecen un 17%

La inseminación artificial con donante anónimo ha crecido un 21,4% en Aragón. El Comité de Bioética de España defiende “desde una perspectiva ética-legal" eliminar el anonimato en la donación de gametos.

En Aragón, en 2017, se comenzaron 3.811 ciclos de reproducción asistida.
En Aragón, en 2017, se comenzaron 3.811 ciclos de reproducción asistida.
Pixabay

“El 9% de los recién nacidos en España son fruto de técnicas de reproducción asistida”. Con estas palabras Faustino Blanco, secretario general del ministerio de Sanidad, y Luis Martínez, presidente de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), explicaron que en 2018, año en el que nacieron gran parte de los bebés gestados en 2017 (último año del que existen registros), en España hubo un total de 369.302 recién nacidos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y más de 33.000 nacieron gracias a técnicas de reproducción asistida. “Considerando que 2018 fue el año con menos natalidad desde 1999, estos datos muestran el impacto de la reproducción asistida sobre la natalidad en España, a pesar de que el número de estos tratamientos no ha aumentado de manera significativa respecto a 2016”, valoraron los mismos. Exactamente, se realizaron 175.905 tratamientos, un 0,5% más.

En Aragón, según el Registro Nacional de Actividad 2017 - Registro SEF, se comenzaron en 2017 un 14,7% más de ciclos de reproducción asistida que en 2016. Concretamente, 3.811 ciclos: 2.728 a través de fecundación ‘in vitro’, es decir, que se extrajeron los óvulos de la mujer para ser fertilizados en el laboratorio para, posteriormente, introducir los embriones en el útero, y 1.083 por inseminación artificial. De estos últimos, en 828 casos el semen procedía de la pareja, mientras que en 255, de un donante anónimo.

A pesar de que en la comunidad aragonesa, todas las técnicas utilizadas aumentan respecto a 2016, debido que a la contabilización se han adherido nuevos centros que ahora ofrecen estos servicios: un 16,9% en el caso de la fecundación ‘in vitro’ y un 9,5% en el de la inseminación artificial (un 6,3% la procedente de la pareja y un 21,4% la de un donante anónimo), sí que se notan comportamientos dispares que achacan a “la baja tasa de éxito que tiene la segunda frente a la primera, sobre todo en pacientes con edad materna avanzada”, según los responsables de presentar el informe. De hecho, en España mientras que los tratamientos de fecundación ‘in vitro’ se mantuvieron estables (un 1,7% más hasta los 140.941), los de inseminación artificial descendieron en un 4% respecto a 2016, hasta los 34.964.

Eso sí, según cifras del registro SEF, se observa un incremento del 3,5% de los tratamientos de inseminación artificial en el conjunto de España con semen de donante, motivado por un aumento de madres solteras por elección. Y es que, a estos se debe unir los ciclos de fecundación ‘in vitro’ en los que las madres solteras por elección coparon el 6% de la demanda total.

La edad, factor determinante

El registro también analiza en el conjunto de España cómo es de determinante la edad para hacer uso de una u otra técnica de reproducción asistida, puesto que mientras que en el 24% de los ciclos de fecundación ‘in vitro’ con ovocitos propios correspondían a mujeres de más de 40 años; con donación de ovocitos en esta franja de edad, esta cifra se eleva a un 73%.

Y es que las mujeres están retrasando ser madres. La estadística del INE expone que en 2018, 932 mujeres aragonesas fueron madres con más de 40 años, es decir, un 9,3% de las que tuvieron hijos (9.977). Mientras que 3.465 lo fueron con entre 30 a 34 años y 3.192 con entre 35 y 39.

¿Fin del anonimato?

Ante un escenario en el que, según las estadísticas que maneja la SEF, la donación de gametos (células reproductoras masculina y femenina) se produce en alrededor de un tercio de los tratamientos de reproducción asistida que se hacen en España, debido, entre otras cuestiones, a que las mujeres retrasan ser madres y a que muchas lo deciden hacer solas, el Comité de Bioética de España, órgano consultivo adscrito al ministerio de Sanidad, ha publicado un informe sobre el derecho de los hijos nacidos de las técnicas de reproducción humana asistida a conocer sus orígenes biológicos.

Concretamente, ha considerado que, “desde una perspectiva ética-legal, parece adecuado, en los términos que promueve el borrador de la Recomendación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, una reforma legal del artículo 5.5 de la Ley de reproducción humana asistida que elimine el actual régimen legal de anonimato en la donación de gametos para la reproducción humana asistida”. Eso sí, sin carácter retroactivo, es decir, que los que hayan donado bajo la actual legislación sobre reproducción asistida, que garantiza la confidencialidad (salvo excepciones) de la identidad del donante, continúen conservándola. De hecho, en el propio informe aseguran que ya hay países europeos, como por ejemplo Portugal, Alemania, Reino Unido, Países Bajos o Austria, entre otros, que ya han prohibido el anonimato de los donantes.

Ante la publicación de este informe desde la SEF lo tienen claro: “Es un hecho objetivo que en los países donde se ha suprimido la regla del anonimato de los donantes han descendido de manera muy sensible las donaciones”. De hecho, anotan que “en España un 20% de los tratamientos con donación de gametos se realizan a pacientes extranjeros, lo que guarda relación directa, entre otras cuestiones, con la regla del anonimato”.

Por este motivo, la Sociedad Española de Fertilidad expone, en un Documento sobre el posicionamiento de la Sociedad Española de Fertilidad respecto de la regla del anonimato en las donaciones de gametos, que ante la “cada vez mayor demanda de tratamientos que, desde el punto de vista clínico y social (mujeres sin pareja y parejas de mujeres homosexuales), requieren el uso de gametos o embriones donados, se deriva la importancia de preservar el modelo vigente en España que permite atender esas necesidades de manera satisfactoria”. Y concluyen que “no estaría justificada una hipotética eliminación de la regla del anonimato en la donación de gametos, entre otras razones porque perjudicaría de manera notable la atención en España a la población que necesita gametos de donantes para reproducirse”.

  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión