Despliega el menú
Aragón

Nacho Escartín, disgustado por "las formas" de su cese, anunciará su nuevo rol en el partido tras Vistalegre III

El exsecretario general de Podemos en Aragón muestra en su blog su malestar por la decisión, aunque asegura que estaba preparado "en lo personal" y "en lo político" 

Nacho Escartín, líder de Podemos Aragón, en el Consejo Ciudadano que ha tomado la decisión de no concurrir a la primarias con ZeC
Nacho Escartín, líder de Podemos Aragón, en el Consejo Ciudadano que ha tomado la decisión de no concurrir a la primarias con ZeC
Guillermo Mestre

Nacho Escartín definirá el "rol" con el que buscará aportar lo mejor de sí mismo a Podemos Aragón a partir del 21 de marzo, una vez finalice la Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos. Tras la decisión del Consejo Ciudadano de Aragón de adelantar la Asamblea Ciudadana de Aragón a mayo, por mayoría de 3/5 y sin su voto a favor, ha permanecido callado hasta que ayer comenzó a dejar constancia de su malestar y este viernes, a través de su blog, lo ha constatado. Es un declive que empezó hace meses, cuando se convirtió en el único secretario general del cuatripartito sin sillón en el Consejo de Gobierno del Pignatelli, y mantuvo un pulso con Madrid que suscitó una gran brecha que en los últimos meses se ha ido agrandando. Hasta ahora, cuando la convocatoria de la asamblea en mayo supone su fin como secretario general autonómico.  

Esto no va de mí, va del común, del colectivo, de nuestra sociedad, de la gente. Nos merecemos aprender de nuestros errores y aprender a ser mejores. En eso estamos”. Muestra así su notable malestar, que fue en aumento en cuanto se enteró de que quedaba fuera del equipo técnico o gestora que regirá el partido hasta que el 21 de mayo culmine el proceso.

“Ya no soy secretario general de Podemos Aragón dado que un equipo técnico se hace cargo de la dirección del partido hasta mayo. Sobre mi destitución, ya estaba preparado en lo personal y en lo político. Ni que decir tiene que no me gustan las formas y no me gusta que impongan una gestora en Aragón, pero ya está hecho y no merece la pena hacer dramas infértiles”, escribe Escartín en la última entrada de su blog, titulada “Ya no soy secretario general de Podemos. ¿Y ahora qué?”. La cuestión es determinar si lo suyo es un cese o una destitución, que es la designación que a él mismo le interesa defender. Desde la organización autonómica aseguran que una vez se convoca la asamblea, los consejos cesan y ningún secretario general autonómico forma parte de los equipos técnicos.

El exlíder podemista emplaza a las fechas posteriores al 21 de marzo, cuando finaliza la Asamblea Ciudadana Estatal de la formación morada “en la que previsiblemente ganará Pablo Iglesias”, escribe, y será entonces, cuando se sepa “cómo evoluciona Podemos”, cuando definirá “cuál puede ser” su rol para aportar “lo mejor” de sí mismo “allí donde sea más útil”. “Tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos y demostrar que es posible gestionar sin corrupción, con transparencia y más participación, pensando en la gente y sin beneficiar a las élites”, afirma Escartín.

Recuerda también que, desde que hace dos años y medio ganó las primarias de Podemos Aragón, ha tratado, en las convocatorias electorales sucedidas desde esa fecha (generales, autonómicas, municipales, europeas y otra vez generales), de “aragonesizar” el partido,“de conectar mejor con la diversidad de nuestros barrios y pueblos, de nuestras gentes de aquí y allá, de echar raíces y llevar nuestra voz singular al Consejo Ciudadano de Madrid”. Ahora, ya fuera del cargo de secretario general, afirma que seguirá trabajando, ya que sigue siendo portavoz en las Cortes de Aragón y diputado de Podemos-Equo. “Faena no nos falta”, asegura.

Por último, afirma que siempre ha entendido Podemos “como una herramienta” y que él ha sido “un eslabón más” que aporta su “alegría, energía y experiencia”. “Con mis aciertos y mis fallos, prou que sí. Pido perdón por mis errores”. 

“Yo me ofrezco a quienes deis un paso adelante para acompañaros con mi experiencia y alegría. Porque sigo con las mismas ganas que siempre (o más) de implicarme en la transformación social y en la construcción de alternativas hacia un mundo mejor. De eso se trata y en eso estamos y seguimos, en las alianzas y redes con movimientos sociales y políticos, para coser mejor y ensanchar el espacio del cambio que necesitamos: feminista, ecologista, participativo, con alternativas económicas y una visión ruralista imprescindible".

Etiquetas
Comentarios