Despliega el menú
Aragón

sanidad

Los kits antirresaca arrasan en las bodas… y alertan a los farmacéuticos

Muchos novios, también en Aragón, se animan a repartir a sus invitados lotes de productos para luchar contra los excesos. En algunos casos, incluyen medicamentos.

Imagen de una mesa con kits antirresaca para los invitados de una boda.
Imagen de una mesa con kits antirresaca para los invitados de una boda.
Rafael Palacio

El calendario avanza y la temporada alta de las bodas se acerca peligrosamente. Los novios que se darán el ‘sí, quiero’ este 2020 ultiman a estas alturas todos los detalles para el gran día. Y entre el amplio catálogo de obsequios y productos que van apareciendo durante el enlace, desde hace unos pocos años se ha colado un regalo para que lo usen los invitados, pero al día siguiente. Se trata de un kit antirresaca que incluye todo lo necesario para intentar atajar, en la medida de lo posible, las consecuencias de los excesos cometidos durante la boda.

La bolsa puede incluir piruletas, chicles, chocolatinas, botellines de agua, sobres de café, tiritas para las rozaduras, colirio para los ojos, toallitas quitamanchas, antifaces de frío para los ojos… Y, en algunos casos, también medicamentos como Ibuprofeno, Paracetamol, Omeprazol o Almax. Los farmacéuticos alertan de que esta forma de dispensar fármacos entraña “riesgos para la salud”.

Raquel García, secretaria del colegio de Farmacéuticos de Aragón, señala que los medicamentos no deben tomarse “porque sí” o “porque lo toman todos con los que compartes mesa”. Apunta que este es un uso “irresponsable” de los fármacos, ya que “no hay un profesional sanitario que te informe de los beneficios o riesgos que puede tener para tu salud”. “No es lo mismo una tirita que un medicamento”, añade.

García alerta de que “no todos estamos en las mismas circunstancias” a la hora de tomar un fármaco, así como de los riesgos que se corren al hacerlo de forma poco meditada: “Pueden tener interacciones con otros medicamentos que se estén tomando o provocar una reacción adversa. Y se mezcla con una cantidad importante de alcohol, peor todavía”.

Algunas empresas especializadas en regalos de bodas dejan bien claro que ellos no reparten medicamentos. En la web ‘Oh my kit’, por ejemplo, especifican que no se hacen responsables “de que los clientes introduzcan algún tipo de fármaco” en sus kits.

La zaragozana Rebeca Tabernas, de la empresa organizadora de enlace +Bodas, afirma que ella recomienda “no poner medicamentos al libre albedrío”. “O se dan los kits en mano, o se ponen para que los adultos los puedan coger cuando ya no haya niños”, sugiere.

Con más de 360 enlaces organizados, Tabernas confirma que estos regalos son toda una tendencia, ya que estima que se reparten “en el 40%” de las bodas que prepara. “Ahora los novios te lo piden, se ponen por hacer la gracia”, asegura. Los precios van desde los 3 euros hasta los 15, dependiendo de los productos que incluyan. En Internet hay muchas empresas especializadas que los ofertan, así como cantidad de blogs que recomiendan cómo elaborarlos y personalizarlos. En muchos casos, con medicamentos de todo tipo en su interior.

Etiquetas
Comentarios