Despliega el menú
Aragón

automoción

Tres turnos de huelga en Opel PSA en pleno lanzamiento del Corsa eléctrico

Los sindicatos CGT y Stopel, que tienen diez de los 33 representantes del comité de empresa, llaman hoy, en una protesta, a parar contra la precariedad laboral mientras UGT y CC. OO. les acusan de "irresponsables"

Concentración de protesta el pasado año de trabajadores de Opel PSA.
Concentración de protesta el pasado año de trabajadores de Opel PSA.
Guillermo Mestre

En defensa de las condiciones de trabajo, por la conciliación y contra la precariedad del empleo, CGT y Stopel, que tienen 10 de 33 representantes en el comité de empresa (UGT tiene 12; CC. OO., 6; OSTA, 4 y CCP, 1), han convocado tres turnos de huelga en la planta zaragozana de Opel PSA. Serán dos sábados por la mañana, 22 y 29 de febrero, de 6.00 a 14.00 y un viernes por la noche, el del día 28, desde las 22.00 a las 6.00 del día siguiente. Para trasladar a la ciudadanía el malestar de parte de la plantilla y las causas de esta huelga, protagonizarán ya hoy una protesta en la plaza de España a las 11.30.

«En la aplicación de la distribución irregular de la jornada, en cuanto a la afectación individual, vemos que en muchas de las áreas no se comunica con la antelación necesaria. El Estatuto dice que el plazo de aviso ha de ser de cinco días mínimo y es el día de antes, muchas veces, cuando el supervisor le dice al operario que tiene que ir a trabajar sin que exista esa comunicación previa», denuncian desde CGT Aragón. «Nunca ha habido un aumento de la accidentalidad y el absentismo como hay ahora en la planta». Aseguran que tienen denunciada la situación ante Inspección de Trabajo y que convocan la huelga para forzar la búsqueda de soluciones. «Hay mucha gente que nos comenta que va a hacerla», indicó CGT. «Los trabajadores están por parar, pero hay mucha presión y coacciones para que no lo hagan», según el sindicato, que recordó que cuando convocaron los tres turnos de paro no sabían que iba a ser justo un día después del arranque del Corsa eléctrico.

Sin embargo, desde UGT Aragón les acusan de «irresponsables» y de esconder los verdaderos motivos de la huelga, que dicen, no son otros que «culpar de todos los males a la mayoría del comité de empresa, a los sindicatos que hemos luchado por el futuro». En una hoja dirigida a sus afiliados, UGT reconoce que «claro que las cosas tienen que mejorar» ya que «la vuelta de tuerca en las líneas de montaje ha sido excesiva y los cambios a los que se nos está sometiendo demasiado rápidos y sin periodos razonables de adaptación, pero son los nuevos sistemas de PSA y el marco sobre el que tenemos que negociar». En este sentido, acusa a CGT de «utilizar a la plantilla como ariete» cuando «no han querido solucionar problemas en las reuniones de las comisiones», añaden.

Asimismo, según CC. OO. Aragón, «la convocatoria de Stopel y CGT tergiversa los términos y objetivos de la huelga» ya que «cuando se promueve, si de verdad tiene como objetivo incidir en las condiciones laborales, lo que sigue es sentarse en una mesa para llegar a los acuerdos que plasmen esas mejoras». Por eso, Comisiones pide a CGT y Stopel, que votaron contra el convenio, lo cual, reconoce, es legítimo, «respetar la voluntad mayoritaria que se manifestó en el referéndum».

Desde CGT desmienten que no quieran negociar, aseguran haber pedido a la mayoría del comité de empresa que convocase un pleno a lo que UGT y CC. OO. se negaron, dicen, y cuestionan que ante la huelga solo pretendan «desmovilizar con la política del miedo». 

Etiquetas
Comentarios