Aragón
Suscríbete

Salud

Lumbalgias, gastroenteritis y procesos gripales, las bajas laborales más habituales en 2019

Los médicos tramitaron una media de 13.500 de incapacidades al mes, con una duración media de 38 días. Aragón es una de las pocas comunidades que no obliga a un modelo de bajas por tiempo.

Menos del 1% de la población admite que haya consumo heroína alguna vez en su vida.
Los médicos de Familia funcionan todavía con el sistema antiguo..
Freepik

Los médicos de Familia dieron la baja laboral a una media de más de 13.500 aragoneses cada mes, de los cuales más de 11.0000 viven en la provincia de Zaragoza. Aunque hay miles de enfermedades, ¿ cuáles fueron las dolencias más frecuentes por las que estos dejaron de trabajar temporalmente?

La lumbalgia aguda está un año más a la cabeza de las incapacidades temporales más habituales, con más de 7.300 procesos de incapacidad al año. En este dato, como en el resto de enfermedades de la tabla, no se contabiliza octubre al producirse ese mes un cambio en la codificación del sistema informático que distorsionaba el cómputo general.

La lumbalgia es una patología en la que no se registran picos estacionales y el número de procesos se mantiene más o menos constante a lo largo del año, con una media de unas 600 bajas cada mes. Esta enfermedad incapacita por el dolor agudo localizado en la parte inferior o baja de la espalda. Respecto a otras enfermedades musculoesqueléticas, se recogen otros procesos, con mucha menos incidencia, como los esguinces de tobillo, por los que tuvieron que coger la baja al menos 107 personas. O los más de 450 aragoneses que el dolor agudo del nervio ciático les incapacitó para ir a trabajar.

Tampoco extraña la segunda causa de baja laboral más frecuente: la gastroenteritis aguda (catalogada por los médicos como GEA). Generó el año pasado más de 5.700 bajas. Aunque se diagnostica durante todo el año, la realidad es que la tasa de incidencia de esta patología aumenta según el mes del año. Es más frecuente en otoño, con picos en noviembre y diciembre.

Un comportamiento estacional que se repite con las bajas por procesos gripales. Los datos solo recogen los dos últimos meses de la actual epidemia, cuya incidencia comenzó a subir realmente este mes de enero de 2020. El balance facilitado por Sanidad contempla los meses de enero y febrero de 2019, afectados por la campaña de gripe del año pasado, un virus que no fue especialmente virulento al contrario del de este año. En enero del año pasado, se contabilizaron 2.312 bajas y en febrero, 1.991.

Llama la atención que en la cuarta posición del ranking se encuentren las bajas por faringitis aguda, con la tramitación de más de 4.100 procesos de incapacidad temporal. Una dolencia que se caracteriza por la inflamación de la garganta, causada por bacterias o virus comunes. Además, aunque no es ni mucho menos una de las que más incapacitantes, la depresión se cuela entre el listado de patologías más frecuentes por las que los ciudadanos cogen la baja. Aunque el número de afectados es mucho mayor, hasta 250 aragoneses precisaron la baja laboral por este motivo.

El número de bajas mensuales, una media de 13.500, no resulta elevado si se tiene en cuenta que hay más de 570.000 aragoneses protegidos por el sistema, según datos de la Seguridad Social. Aunque el tiempo de duración de los procesos es muy variado, la Seguridad Social estima que la duración media de los procesos fue el año pasado, con 38,03 días, ligeramente por debajo de la media nacional que se sitúa en 38,49 días. Aragón es una de las pocas comunidades que todavía no aplica de manera obligatoria el modelo de bajas por estimación de tiempo de la enfermedad (muy corta, corta, media y larga) y funciona con el sistema antiguo. Sanidad asegura que por problemas en el sistema OMI no se ha podido implementar y confía en poder hacerlo este año.

Loading...

Respecto a la duración, el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria Semergen Aragón, Antonio Pablo Martínez Barseló, tiene claro que los aragoneses cogen la bajan «cuándo y lo que necesitan». En ese sentido, asegura que son muchos más los casos en los que intentan acortar el tiempo que alargar. «La gente no se intenta aprovecha», asegura el facultativo. Eso sí, reconoce que la duración se dispara al haber procesos, sobre todo los quirúrgicos, que requieren un tiempo de recuperación más amplio al estar pendientes de la cirugía.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión