Despliega el menú
Aragón

Transición justa

Endesa recolocará a 70 empleados de la central hasta junio e iniciará la formación a finales de marzo

Los cursos permitirán que los trabajadores de las subcontratas puedan incorporarse al desmantelamiento.

La térmica de Andorra, horas antes de detener su producción
La térmica de Andorra, horas antes de detener su producción
Javier Escriche

Endesa recolocará a otros 70 trabajadores de la central térmica de Andorra antes del 30 de junio e iniciará a finales de marzo o principios de abril dos cursos de formación dirigidos a empleados de las subcontratas. 

La eléctrica estima que, de cara al desmantelamiento de la planta, que detuvo el jueves por la noche su producción y reservó sus últimas 25.000 toneladas de carbón, necesitará a alrededor de 50 trabajadores propios. Actualmente son unos 130, por lo que el resto irá saliendo progresivamente conforme se vayan ofertando plazas. Pese no poder concretar cuántos podrán quedarse en el territorio, fuentes de la multinacional resaltaron que, salvo una persona que ha terminado en Melilla, los trabajadores que ya han salido han sido reubicados en «puntos próximos» a la central.

La mayor parte han ido a parar a Madrid, Cataluña u otras zonas de Aragón. La prioridad ahora, según coinciden UGT y CC. OO., es aclarar qué ocurrirá con las prejubilaciones. Los trabajadores también exigen más información acerca de los 138 puestos de trabajo que generarán los nuevos parques una vez construidos.

Endesa está a la espera de reunirse con el alcalde de Andorra, Antonio Amador, y representantes del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) para cerrar el calendario de los cursos –recogidos en su plan de acompañamiento–, y decidir dónde se desarrollarán. Se impartirán durante el segundo trimestre, un plazo con el que se pretende garantizar que no se perderá empleo.

Con la central ya desconectada de Red Eléctrica, los trabajadores se centrarán en tareas de mantenimiento, revisión y limpieza industrial. El desmantelamiento, previsto para el segundo semestre de este año, requerirá empresas especializadas y para asegurar el empleo del personal de las subcontratas, Endesa bonificará su contratación.

La compañía trabaja actualmente con dos escenarios: un desmantelamiento parcial y uno total. Todo dependerá de quién se haga con la capacidad de evacuación de la central, un proceso que el Ministerio para la Transición Ecológica de Teresa Ribera tiene todavía que poner en marcha. De recibir luz verde para su proyecto de renovables, que generaría hasta 4.014 empleos durante su fase de construcción, Endesa preservaría la zona de alternadores, necesaria para las mejoras tecnológicas introducidas en la revisión del plan.

Etiquetas
Comentarios