Despliega el menú
Aragón

economía

Caladero y la empresa riojana Negril pujan por la factoría de pescado de Plaza

La DGA ha sacado a la venta por 4,85 millones la parcela y las instalaciones que levantó para la proveedora de Mercadona.

Trabajadores de la planta de Caladero en Plaza.
Trabajadores de la planta de Caladero en Plaza.
Aránzazu Navarro

El Gobierno de Aragón tiene dos ofertas encima de la mesa para desprenderse de la factoría de pescado que hizo a la medida de Caladero en la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) hace más de una década. La propia firma que tiene arrendadas las instalaciones, Caladero, y la compañía riojana Negril Gestión SL, perteneciente a la conocida familia Palacios, se disputan la adquisición de la parcela y la sociedad instrumental que constituyó la DGA para construir y arrendar las instalaciones, que salieron a licitación a finales del año pasado por 4,85 millones de euros.

El interés de Caladero, integrado en el grupo gallego Profand, es evidente, dado que ocupa las instalaciones, mientras Negril Gestión pretende ampliar sus activos. Esta compañía riojana pertenece a la familia Palacios, conocida por la fabricación de chorizos y que levantó un grupo empresarial de referencia en el sector de la alimentación, ahora en manos de fondos de inversión.

La operación de Caladero se fraguó entre 2008 y 2010 con el argumento de mantener en Aragón a la empresa proveedora de pescado de Mercadona, lo que llevó a construir una industria llave en mano a cambio de un alquiler a largo plazo, que expira en el año 2040.

La enajenación se ha decidido ahora porque el objetivo de asegurar una instalación importante para los intereses de la Comunidad está más que de sobra garantizada. Además, la venta de las 350 participaciones de Plaza Desarrollos Logísticos (PDL) supondrá liberarse de su abultada deuda, dos créditos por 57,6 millones que se contrajeron para hacer frente a la inversión y que computa en las cuentas de la Administración autonómica.

La parcela ocupa 99.714 metros cuadrados en el extremo noreste de Plaza, frente a los límites del aeropuerto, y sale por un precio de 4,5 millones. En el lote único se incluyen las participaciones de PDL por otros 350.000 euros. En estos precios no se incluyen el IVA u otros impuestos que puedan gravar la transmisión, según aclaró la propia DGA.

Plaza Desarrollos Logísticos carece de personal y medios técnicos propios, dado que se constituyó para dar forma al arrendamiento financiero con Caladero. La pretensión era recuperar los costes de construcción de las instalaciones. Los beneficios declarados rondan los 100.000 euros.

La pretensión del Ejecutivo autonómico es resolver la venta a lo largo de la primavera, ya que el plazo para abrir las ofertas económicas expira en un par de meses. Para facilitar la operación, se abrió la posibilidad de encargar una ‘due diligence’, una exhaustiva auditoría legal y financiera, para formular sus ofertas. Caladero y Negril Gestión tienen hasta finales de mes para estudiar la situación de PDL antes de presentar la cuantía económica por la que están dispuestos a quedarse la factoría de pescado.

Etiquetas
Comentarios